Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo | Giro hacia la sostenibilidad

CCOO echa en falta «un interés real» de la industria alojativa por virar al verde

El sindicato elabora un informe para impulsar el cambio de modelos alojativo y energético

CCOO echa en falta «un interés real» de la industria alojativa por virar al verde ED

El peso de la industria alojativa en Canarias provoca que la transformación «del sistema energético» pase sin remedio en las Islas por «un cambio en el modelo de turismo» imperante. Lo sostuvo ayer Pablo Moros, técnico de Istas-CCOO, durante la presentación del informe Propuestas en materia energética en un escenario de transición justa para el sector turístico en Canarias que él mismo firma. El problema es que, en su opinión, «se echa en falta un interés real» por parte de las grandes empresas hoteleras a la hora de girar el timón.

Como muestra, Moros expuso el desconocimiento que en la actualidad se tiene sobre la contribución que el turismo hace a la huella de carbono. «A estas alturas un plan piloto, y voluntario», destacó sobre la manera en que intenta medirse el impacto de la principal actividad económica. «No es suficiente; podría estar bien hace diez años, pero hoy urge», insistió.

Entre las medidas que pueden abordarse en el presente, el informe recoge la prolongación de las actuales estancias medias de los clientes. Una presencia de los visitantes durante más días en el destino implica una menor rotación y, por tanto, un menor número de desplazamientos. Evidentemente, también un menor volumen de huéspedes, puesto que las plazas estarían ocupadas durante más tiempo que en el presente.

«El capital es miedoso», expuso el autor del informe para explicar la resistencia de las grandes empresas a cambios como los que ahora se demandan con urgencia; «sobre todo si se quiere conseguir la completa descarbonización del Archipiélago en 2040», compromiso que se ha fijado el Gobierno autonómico y que recorta en diez años el marcado por la Unión Europea (UE) para los Veintisiete.

Como prueba de esa dificultad para variar el rumbo habitual, el técnico de Istas-CCOO, aludió a las decisiones adoptadas por las autoridades europeas ante los problemas de suministro energético que provoca el conflicto bélico desatado por Rusia en Ucrania. «Ahora el gas y el uranio son verdes», ironizó y lamentó a un tiempo. Es decir, si las circunstancias así lo obligan el blanco puede convertirse en negro y viceversa.

Ante bandazos de este tamaño, el autor del informe destacó la importancia de incidir en una «labor pedagógica» a todos los niveles. Dejar las cosas como están, sin marcarse retos y abordarlos desde todos los ámbitos políticos, sociales y económicos puede terminar por «matar a la gallina de los huevos de oro» en que se ha convertido la industria turística canaria durante las últimas décadas.

Dejar que Canarias se convierta en un destino sucio supondría el final del sostén económico

Es decir, no aparcar para siempre el actual modelo turístico para, a su vez, promover también el envío al olvido del modelo energético –«en simultáneo, porque la transición ecológica también puede convertirse en una palanca para transformar el sector turístico», explicó Moros– derivaría en una caída de la demanda, porque los viajeros cada vez están más concienciados con la sostenibilidad y con el respeto medioambiental de sus vacaciones. Dejar que Canarias se convierta en un destino sucio supondría el final del principal sostén de su economía.

En ese momento, siempre según el autor del informe, «los grandes inversores se retirarían» hacia productos más rentables –otros países o regiones– y el Archipiélago se quedaría «compuesto y sin novia». Para evitarlo, se hace necesario pensar de modo distinto y abandonar la idea de que solo la industria alojativa es capaz de absorber grandes cantidades de mano de obra. Alrededor de cuatro de cada diez empleos se fraguan directa o indirectamente en la actividad turística en el momento actual.

Formación y cualificación

Para paliar la contracción del mercado laboral que provocará la menor presencia de turistas, Pablo Moros marcó como irrenunciable la puesta en marcha inmediata de planes de formación que cualifiquen a los trabajadores para poder desempeñar funciones diferentes. «Tenemos que pensar según los esquemas de una economía circular para todo y contar no solo con quienes pueden construir e instalar aerogeneradores, sino también con quienes los desmontan y dan nuevos aprovechamientos a los materiales», señaló.

También la Administración mereció la atención del técnico de Istas-CCOO, pues debe ser capaz de ofrecer «plazos razonables» para la concreción de los proyectos. Sin embargo, se han «producido muchos recortes desde 2008» y hoy «no tiene el músculo suficiente».

Compartir el artículo

stats