Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impuestos

Los ‘súper’ inician la batalla contra el IVA

Los Supermercados piden reducir el impuesto de los alimentos para bajar los precios | La asociación que agrupa a Mercadona, Dia o Lidl, teme que el consumo, que cayó un 3,7 % hasta marzo, aún lo haga más

Los ‘súper’ inician la batalla contra el IVA. L-EMV

Mientras las marcas blancas ganan terreno a las de fabricantes en estos tiempos de coronavirus y de inflación por las nubes (la gente quiere comprar más barato), las grandes cadenas de supermercados aseguran que sus costes se han duplicado y la luz ya es su principal gasto. Por eso los supermercados han iniciado una batalla para que se rebaje el IVA de los alimentos y productos básicos "con el único fin de contrarrestar esa subida de los precios", explican los empresarios del sector. Asedas, la asociación que representa a ‘súpers’ como Lidl, Mercadona, Consum, Dia o Ahorra Más, exige al Gobierno que recorte el citado tributo indirecto a los productos de alimentación dada la situación de inflación y para que no se desplome el consumo. Lo recordaba recientemente el director general de Consum, Juan Luis Durich: "Nuestro servicio es de primera necesidad. Sería razonable que al consumidor se le bajara el IVA y, por tanto, disminuya el precio de los alimentos".

El IVA de la alimentación en España varía entre el tipo reducido (10%) y el superreducido (4%). La mayoría de los productos están sujetos al 10%, salvo aquellos que se consideran de primera necesidad como la leche, los huevos, las frutas y verduras, el pan o las legumbres, que se gravan con el tipo más bajo.

Las cadenas de la distribución sostienen que ante las tasas de inflación más altas registradas en las últimas tres décadas (en marzo en el 9,8% y abril en 8,4%, según datos del INE) son necesarias medidas urgentes que frenen las subidas de precios. Y es que, en el primer trimestre del año, el consumo de las familias se hundió un 3,7%, constatan los datos del INE. Y la situación podría ir a peor.

Ignacio García Magarzo, director general de Asedas, advierte que "el consumidor busca ya productos más baratos por la elevada inflación" y explica que los supermercados han percibido cambios de comportamiento en la compra durante las últimas semanas. En el caso de Consum, la subida ha afectado a 4.000 productos de unos 15.000, entre ellos, por ejemplo, el aceite. Su precio se ha incrementado en un 35%, aunque según Durich hay otros productos que han bajado.

La situación preocupa de lleno a todas las compañías del sector. Las asociaciones que representan al conjunto de la cadena de valor del gran consumo y la hostelería (Aces, Aecoc, Anged, Asedas, Fiab y Marcas de Restauración) y las organizaciones del tercer sector (World Vision) tienen al menos algo que celebrar: la aprobación, en el Congreso de los Diputados, de la disposición final 3ª de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que modifica el artículo 91 de la Ley 37/1992 del impuesto sobre el valor añadido. Este cambio de la normativa permite aplicar un IVA del 0% sobre las donaciones de productos a entidades sin fines lucrativos. Sea como fuere, la medida resulta insuficiente, si bien la eliminación del IVA aplicado a las donaciones de alimentos y productos no alimentarias sitúa a España en la misma senda de países de la Unión Europea como Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia o Polonia, y supone avanzar en la reducción de la generación de residuos y en la creación de un modelo de economía circular. Además, la modificación, según las citadas asociaciones, evitará que muchas empresas, en especial las de menor tamaño, tengan que renunciar a donar bienes por resultarles económicamente gravoso, ya que en la situación actual las donaciones tributan un IVA que no se recupera posteriormente.

La cesta de la compra

Lo que está claro es que hacer la compra es hoy un 10,1 % más caro que hace un año. Así lo certifica el Instituto Nacional de Estadística. Una cifra que además supera en casi dos puntos la inflación general del país. El informe facilitado esta semana por Efeagro revela hay alimentos de la cesta básica que se han encarecido hasta un 48,4 % en un año como es el caso de los aceites, mientras que los huevos han repuntado un 21,6%. Hay alimentos de la cesta básica que se han encarecido hasta un 48,4 % en un año.

Se trata de una situación que "va a mantenerse en el tiempo porque los factores que inciden en esta subida -aumento de costes de la energía, de las materias primas, así como el cambio climático y su afectación en la agricultura- no van a desaparecer", explica el consultor de IRI, José Luis Estruch.

"Va a mantenerse en el tiempo porque los factores que inciden en esta subida -aumento de costes de la energía, de las materias primas, así como el cambio climático y su afectación en la agricultura- no van a desaparecer". En ese sentido, los fabricantes siguen ajustando márgenes y sin repercutir todo el incremento de sus costes al consumidor. Por tanto, los fabricantes se ven "obligados a trabajar con subida de precios, contención de inversiones en innovación, por ejemplo y, por tanto, empobrecimiento de marca y mayor venta en surtido corto en marca de distribución con un precio más ajustado", resume.

Así las cosas, la marca blanca, tradicionalmente mucho más potente en España que en otros mercados, está ganando espacio. El último estudio de IRI con los datos acumulados a marzo refleja que el 55,3 % de las compras en alimentación se hace en productos de marca blanca, un registro que ha crecido un 6,5 % en valor en doce meses.

El 55,3 % de las compras en alimentación se hace en productos de enseña del distribuidor, un registro que ha crecido un 6,5 % en valor en doce meses. Para las bebidas, aunque la marca blanca ha avanzado un 2,7 % en un año, la de fabricante sigue copando más del 70 % de cuota de mercado. Parece que los consumidores quieren comprar más barato.

Compartir el artículo

stats