Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo propone bonificaciones a las aerolíneas para compensar la ‘tasa verde’

La propuesta de la Consejería evitaría que las compañías destinaran sus aviones más contaminantes a las rutas con las RUP al contrario que con una exención sin más

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, comparece en comisión parlamentaria. Miguel Barreto

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias plantea establecer un régimen de bonificaciones o incentivos para compensar a las aerolíneas por el sobrecoste que les acarreará el impuesto al queroseno a partir de 2024.

La propuesta del departamento dirigido por Yaiza Castilla para el encaje de las Islas en el plan verde europeo va un paso más allá de la mera exención del impuesto en los vuelos al Archipiélago. De momento, las Regiones Ultraperiféricas (RUP) –con Canarias a la cabeza– le han arrancado a la Comisión Europea el compromiso de librar de la tasa al queroseno a las rutas aéreas entre las RUP y el territorio continental de sus respectivos Estados, es decir, a las rutas entre la Comunidad Autónoma y la España peninsular. Además, el presidente Ángel Víctor Torres ha convencido a la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, de la importancia de que también los vuelos interinsulares estén exentos del impuesto verde. Ferreira incluso le dio a Torres su palabra de que de alguna manera ejercerá de lobby en favor de las Islas ante las autoridades comunitarias, para hacerlas entender que está en juego la movilidad interna de los canarios. Así pues, el escenario parece propicio para que las conexiones nacionales e interinsulares queden al margen del impuesto al queroseno, en definitiva para que los billetes no se disparen –a las aerolíneas no les quedaría más remedio que repercutir el tributo en los precios– y acaben siendo los ciudadanos de las RUP los que paguen el pato de la descarbonización europea. Sin embargo, está por ver qué sucede con los vuelos internacionales, que son los que traen a los millones de turistas extranjeros que alimentan la economía de las Islas. Es en este punto donde la Consejería de Turismo –que lleva años trabajando en esta cuestión– propone ir más allá de la disyuntiva entre la aplicación sin más del impuesto y la exención sin más del impuesto. «Quizás deberíamos plantearnos defender un sistema específico para Canarias o para las RUP, es decir, un sistema de incentivos o bonificaciones a las aerolíneas que permita compensarlas por ese gravamen verde en los vuelos a las Islas o a estos territorios», explica Castilla.

La propuesta evitaría dar una imagen contradictoria a los turistas

Yaiza Castilla - Consejera de Turismo

decoration

La consejera de Turismo puntualiza que sería un «logro» que Bruselas exceptuara al Archipiélago del impuesto al queroseno en las conexiones nacionales y entre islas: «Es de justicia». En esta línea, la representante de la Agrupación Socialista Gomera en el Consejo de Gobierno cree que es igualmente necesaria una «diferenciación» en el caso de las rutas internacionales. Una «diferenciación» que podría conseguirse, según el planteamiento de Turismo, con ese sistema de bonificaciones, compensaciones o incentivos a las compañías aéreas por el sobrecoste del impuesto verde en los vuelos a las Islas. De esta forma, Canarias no quedaría fuera sin más del territorio de aplicación de la tasa al queroseno; al contrario: estaría dentro, solo que por su condición de RUP y lo que esto supone –lejanía de la Europa continental, fragmentación del territorio, un mercado interior de pequeño tamaño...–, las aerolíneas tendrían bonificaciones o incentivos. En definitiva, se les compensaría el sobrecoste del nuevo gravamen y se evitaría así el encarecimiento de los billetes que pagan los alemanes, franceses o neerlandeses por venir a la región a disfrutar de sus vacaciones. En última instancia, el efecto sería el mismo que el de la mera exención del impuesto –en un caso no lo pagarían y en el otro se les compensaría con, por ejemplo, bonificaciones fiscales–, pero en este último caso se evitarían algunas consecuencias indeseables que preocupan en la Consejería.

De entrada, en el departamento de Yaiza Castilla temen que las compañías aéreas, al desentenderse del pago del impuesto en las rutas con Canarias, acaben por destinar sus aviones más contaminantes y más antiguos para los vuelos a las Islas. Un riesgo cierto toda vez que las aerolíneas no podrán sustituir toda su flota por aeronaves más sostenibles de un día para otro, algo que de hecho ya han advertido a la Comisión Europea. En esa transición, parece lógico que cualquier empresa agotaría la vida de sus aviones menos eficientes en aquellas conexiones donde no se las penalice por ello. Pero, además, en la Consejería también preocupa que los turistas, especialmente ese cada vez mayor número que tiene muy en cuenta la sostenibilidad del destino a la hora de decantarse por viajar a uno u otro lugar, perciban una imagen equivocada del Archipiélago.

Así pues, preocupa ese cierto «riesgo de que se vea afectada nuestra reputación como destino», ahonda Castilla. Con la propuesta de su departamento, la consejera cree que «se evitaría dar una imagen contradictoria a los turistas» y, en consecuencia, ese posible menoscabo a la imagen medioambiental de la región.

En cambio, el planteamiento de la Consejería es que esas bonificaciones o incentivos compensatorios –que se financiarían con fondos europeos– estén ligados a la sostenibilidad de la flota. Es decir, se bonificaría el impuesto al queroseno en los vuelos al Archipiélago siempre que la aerolínea esté caminando hacia una mayor sostenibilidad, no a cambio de nada. En línea con esta idea, el plan estratégico de conectividad de la Comunidad Autónoma, elaborado por los técnicos de Turismo desde mucho antes del debate sobre el impuesto verde, plantea la conveniencia de una convocatoria de subvenciones o incentivos en favor de las compañías aéreas que operen vuelos con origen y/o destino en Canarias en los que empleen combustibles ecológicos.

Compartir el artículo

stats