Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vino canario coge cuerpo y supera el negocio anterior al covid

Las Islas envían a la mayor feria vinícola de España a 15 bodegas con casi toda la producción de esta temporada ya vendida

La consejera Alicia Vanoostende junto al ministro Luis Planas y los bodegueros canarios en Fenavin. | | E. D.

El vino canario está de moda. La importancia histórica, el cultivo en suelo volcánico o el clima son solo algunas de las cuestiones que posibilitan que en las Islas se elaboren vinos de alta calidad y que cada vez sean más los interesados en los caldos elaborados en el Archipiélago. Tras dos años complicados como consecuencia de la pandemia y de las restricciones en la hostelería, el sector ha resurgido de "forma explosiva como el ave Fénix" superando las cifras de ventas de 2019. Así lo explica el director de las bodegas Viñátigo (Tenerife), Juan Jesús Méndez, quien asegura que la alta demanda ha provocado que muchos productores isleños se queden sin stock durante esta temporada. "Estamos viviendo una auténtica locura, la gente lleva dos años sin gastar y el vino es ahora un producto estrella", afirma.

Lo cierto es que las marcas canarias cada vez son más populares dentro y fuera de las Islas. Un ejemplo de ello es la participación de 15 bodegas canarias en Fenavin, la feria monográfica del vino más importante de España, que se celebra desde ayer en Ciudad Real y que se prolonga hasta mañana. Se trata de un punto de encuentro profesional entre productores y compradores que sirve para aumentar el reconocimiento de las bodegas isleñas. "Es una de las ferias que mejor nos viene a los vinos canarios porque los contactos que se hacen son sólidos", afirma el director y enólogo de la bodega Los Bermejos (Lanzarote), Ignacio Valdera, quien asegura que el sector ha sabido durante los últimos años "poner en valor la calidad de sus productos".

«Estamos en niveles de exportación nunca vistos», afirma el bodeguero Juan Jesús Méndez

decoration

El bodeguero lanzaroteño, al igual que Méndez, aprecia un incremento importante en la demanda y asegura que la gente tras el fin de las restricciones se "ha tirado a la bebida". Según Valdera, el incremento de la demanda unido a las "bajas cosechas de los últimos años" ha provocado que no haya existencias para cubrir tantas peticiones y asegura que uno de los factores que explican la reducción en las producciones es el cambio climático. "Con el paso de los años vemos como la uva en las zonas más cálidas no recibe las horas de frio suficiente y brotan mal", aclara. En 2020 -último año registrado- la producción de vino en Canarias alcanzó los 5,8 millones de litros con una cosecha de 7,6 toneladas de uva, siendo Tenerife la isla que más vino generó con 4,6 millones de litros. 

Esta circunstancia coincide, según palabras de Méndez, con que cada vez existe un mayor conocimiento de las "bondades" de los vinos canarios. "Los suelos volcánicos, los vientos alisios, la ausencia de filoxera y la cantidad de variedades de uva aportan singularidad al vino y provocan mayor interés", apunta el experto. Estas peculiaridades no solo atraen al mercado canario también despiertan la curiosidad de los foráneos. "Estamos ahora mismo en niveles de exportación que no habíamos conseguido nunca", asegura Méndez quien aclara de actualmente es un 15% la producción que se exporta desde el Archipiélago.

Los últimos datos de la campaña 2020-2021 reflejan que los productores isleños exportaron 173.100 litros de vino, la mayoría a EEUU, Canadá y Alemania. Pero, según los bodegueros, estos datos crecen a un ritmo "frenético" y cada vez son más los mercados que se interesan por los caldos canarios. Un ejemplo de ello es la bodega Viñátigo que hace diez año no exportaba ni un solo litro y ahora ya son 150.000 botellas al año. "La gente no se hace una idea de la cantidad de personas que conocen las Islas por los vinos, desde Japón hasta Australia", añade Valdera, cuya bodega exporta un 25% de su producción.

El cambio climático provoca la reducción de las producciones por el daño en los cultivos de uva

decoration

Según los expertos todavía queda mucho trabajo por hacer para que los isleños sean conscientes de la calidad que pueden alcanzar los productos de la tierra. Por ello tildan de "imprescindibles" las ferias y eventos nacionales e internacionales. "Cuando te valoran las cosas fuera es cuando se le da valor dentro y eso es lo que está pasando con los vinos", explica el director de la bodega Los Bermejos. La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, mostró ayer su apoyo a las 15 bodegas presentes en Fenavin y aseguró que desde el Gobierno de Canarias siguen "apostando por la formación del sector, la inversión para modernización y mejoras, tanto de viñedos como de bodegas, así como la promoción y divulgación de los vinos canarios".

Compartir el artículo

stats