Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado laboral | Paro registrado y afiliación a la Seguridad Social en abril

La Semana Santa baja las cifras del paro en Canarias a niveles no vistos desde 2008

Las Islas ‘pierden’ 2.772 desempleados en abril, con la hostelería como motor del aumento de los afiliados, y rompen la barrera de los 200.000 parados

La Semana Santa baja las cifras del paro a niveles no vistos desde 2008 E. D.

La Semana Santa brindó a Canarias no solo la tercera mejoría consecutiva de las cifras de paro registrado, sino también la posibilidad de descender por debajo de la barrera de los 200.000 desempleados, tal y como había venido avanzando el presidente regional, Ángel Víctor Torres. Es la primera vez desde noviembre de 2008 que eso ocurre. La hostelería fue la gran protagonista de la creación de empleo al aportar 2.289 nuevos afiliados a la Seguridad Social al incremento total de 5.225 empleos, cifra que consolida el récord ya alcanzado el Archipiélago en marzo. Todo en un contexto en el que España superó por primera vez la cota de los 20 millones de trabajadores en activo.

Los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Trabajo revelan que las Islas registraron al terminar abril 198.981 ciudadanos en busca de empleo; 3,02 millones en el conjunto del Estado. La cifra global mejora en 2.772 (-1,37%) la de un mes antes –86.260 en España (-2,77%)– y en 83.542 (-29,57%) la anotada en el cuarto mes del pasado año. La región se apunta así el segundo mayor descenso en términos relativos, por detrás de Baleares (-48,93%) y 6,8 puntos sobre la media estatal (-22,71%).

¿Cuál es el factor principal que erosiona el cariz globalmente positivo de los récords? La dependencia del sector público que el mercado laboral canario continúa mostrando. El sector alojativo se recupera –26.196 afiliados más desde abril de 2021– pero aún presenta un déficit de 4.271 puestos de trabajo con respecto al contexto prepandemia. Peor cara presenta el comercio, que solo aportó 109 puestos de trabajo en el cuarto mes, 6.645 en el último año y aún echa en falta a 5.352 efectivos que estaban operativos en febrero de 2020.

El sector público cobija a 21.698 trabajadores más que antes de estallar la pandemia

Sin embargo, la Sanidad –11.466 afiliados más que antes del confinamiento– la Educación –6.187 más– y los servicios generales de las administraciones públicas –4.045 que hace dos años y 1.300 más en abril– maquillan el margen de recuperación que aún presentan las empresas privadas.

El 1,2%, en ERTE

Buen dato es también que ya tan solo el 1,2% de los afiliados canarios –9.257 trabajadores– están afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). No obstante, las Islas son aún la comunidad autónoma con el porcentaje más elevado.

El sostén que continúa ofreciendo el ámbito público no pasó desapercibido para el presidente de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, para quien aún resta «trabajar mucho en la recuperación». El dirigente empresarial destacó la excesiva dependencia de la coyuntura –el tirón de la Semana Santa– y amenazas como «la inflación, el sobre coste y los problemas de aprovisionamiento» como motivos para estar preocupados de cara al futuro.

Más de la mitad de los contratos que se firman en el Archipiélago ya son indefinidos

También la Confederación Canaria de Empresarios puso el acento en los «20.908 trabajadores más que en febrero de 2020» dados de alta y el papel protagonista que juega en ello la Administración. Desde ese momento previo al primer estado de alarma, se ha producido «un repunte conjunto de 21.698 efectivos entre las ramas de Administración Pública, Educación y Sanidad». En ese mismo periodo, «otras actividades clave para el desarrollo económico de Canarias, como Hostelería, Comercio y Transportes, siguen en terreno negativo, anotando conjuntamente 10.512 afiliados menos», destacó la patronal de la provincia de Las Palmas.

Por otro lado, es todavía tiempo de comprobar los efectos que tiene la reforma laboral abordada este mismo año y los números no dejan mucho lugar a las dudas. Si se trataba de abordar el exceso de temporalidad tal y como Bruselas exigió al Gobierno de España, el resultado es positivo. De los 61.479 firmados en las Islas en abril, 32.635, más de la mitad (53%) tienen carácter indefinido.

«La temporalidad ha descendido a una cifra histórica», destacó el secretario de Organización de UGT-Canarias, Héctor Fajardo, y, según Torres, el cambio normativo ha servido para dar «dignidad a los acuerdos contractuales, algo que era imprescindible».

Todos los sectores económicos contribuyeron a la mejoría, con los servicios (-2.484) a la cabeza. Le siguieron, por este orden, construcción (-311), industria (-85) y agricultura (-55). Solo engordó el colectivo de quienes deciden acudir a las oficinas en busca de su primer empleo (163), una tendencia que suele aparecer cada vez que se abre una ventana de luz tras una etapa de crisis.

Compartir el artículo

stats