Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CEOE mantiene la previsión de crecimiento para Canarias pese al recorte nacional

La patronal considera que la estructura económica canaria puede ser la "tabla de salvación" para esquivar la estanflación

El economista José Miguel González y el presidente de CEOE-Tenerife Pedro Alfonso. Miguel Barreto

La patronal mantiene en el 6,3% la previsión de crecimiento para la economía canaria este año a pesar de que el Gobierno central ha recortado sus estimaciones sobre el incremento del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel nacional para 2022. La recuperación económica tras la pandemia se ve ahora amenazada por las consecuencias de la guerra de Ucrania y el importante incremento de los precios. Circunstancias que han obligado al Ejecutivo de Pedro Sánchez a dar un vuelco a sus optimistas perspectivas económicas. Sin embargo, CEOE-Tenerife considera que la estructura económica del Archipiélago podría ser en estas circunstancias su «tabla de salvación» al poder recuperarse mucho más rápido que el resto del estado. 

«Si seguimos con estas circunstancias lo más probable es que el Archipiélago pueda evitar la estanflación», recalcó el economista José Miguel González, director de Consultoría de Corporación 5 en la presentación del Informe de coyuntura del primer trimestre del año. El modelo económico canario, basado en el turismo y en la demanda exterior, puede hacer que las Islas eludan este escenario, en el que los precios no dejen de subir y al mismo tiempo se produzca un estancamiento económico, ya que se prevé que los niveles de crecimiento puedan ser más altos que a nivel nacional. 

Para el presidente de la patronal tinerfeña, Pedro Alfonso, la estructura económica de Canarias «es un modelo de riesgo para épocas de problemas de movilidad» como la que se ha producido por el estallido de la pandemia, pero por el contrario «es un modelo de éxito claro para la recuperación» porque esta puede ser «más rápida y robusta». Aunque advirtió que los pronósticos continúan rodeados de incertidumbre y dependen de que las actuales circunstancias se prolonguen en el tiempo. 

Lo cierto es que la mayoría de los datos económicos del primer trimestre presentaron una evolución positiva. La ocupación hotelera está ya por encima del 64% y la llegada de turistas extranjeros también está al alza. Así, indicadores adelantados como la matriculación de vehículos, el consumo de cemento o el consumo de electricidad están en el lado positivo, como también el índice de comercio al por menor, empujado por la llegada de turistas al Archipiélago.

Sin embargo, a pesar de que se mantiene la previsión de crecimiento de Canarias, los empresarios volvieron a retrasar la salida definitiva de la crisis. Si a principio de año la situaban a mediados de 2023, ahora la ubican como muy pronto a finales del próximo año, debido a las consecuencias que está provocando la guerra en Ucrania y la importante inflación, así como una bajada de la productividad que «hará mucho más difícil salir de esta situación», añadió Alfonso. 

La patronal situó la escalada de los precios como uno de los principales riesgos para la recuperación de la economía del Archipiélago. Una inflación que según detalló González está ahora vinculada a la oferta y no a la demanda como fue el caso a finales de 2021. «Con un manual de Economía en la mano, una inflación de oferta se corrige a través de una política fiscal expansiva», remarcó. 

Y es esto precisamente lo que demanda la patronal. Alfonso señaló que «ni las familias ni las empresas» están dispuestas a soportar una subida de la presión fiscal que considera ya por encima del esfuerzo que pueden hacer. Por eso, reclamó al Gobierno central una bajada fiscal. «Pedimos que se bajen los impuestos porque creemos que hay colchón para hacerlo», indicó. No solo porque asegura que el Gobierno está recaudando más como consecuencia de la inflación sino porque existen «60.000 millones de gasto público superfluo» que se podría recortar. 

La patronal indicó también que el aumento del déficit público y del coste financiero de la deuda por la pronosticada subida de los tipos de interés, pueden provocar recortes presupuestarios que podrían reducir la inversión pública.

 Además, el presidente de CEOE-Tenerife resaltó que solo uno de cada cuatro euros del programa europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, los conocidos como fondos Next Generation, está llegando a las empresas del país. «Difícilmente se va a asentar la recuperación si todo el dinero va a parar a la administración pública», sostuvo. Por lo que reclamó que comiencen a llegar a la «realidad económica» para que se pueda dinamizar. 

Compartir el artículo

stats