Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Errores

Un error de Naturgy en las facturas de gas carga a clientes de un pueblo de A Coruña hasta 3.742 euros por un día

La compañía achaca los desajustes a "un error en la lectura real" realizada en febrero en la localidad de Acea de Ama con el cambio de suministradora, contacta con vecinos y revisa contadores

Rita Rodríguez muestra su factura, junto a otros afectados, el sábado pasado, en Acea de Ama.

Naturgy ha detectado 33 clientes afectados en la localidad coruñesa de Acea de Ama por facturas erróneas, con importes de hasta 3.742 euros, y achaca la “incidencia” a un error en la lectura de los contadores realizada en febrero, cuando cambió la empresa suministradora, que pasó de Nedgia a Gas natural Redes GLP, ambas pertenecientes al Grupo Naturgy. La compañía pide disculpas a los afectados y asegura que contactará con cada uno de los perjudicados para resolver su situación particular, según una carta fechada y emitida este lunes, un día después de que este diario publicara las denuncias de afectados, que alertaron de las facturas “desorbitadas” emitidas y cargadas en cuenta a, al menos, una veintena de vecinos del paseo de Tierno Galván y que criticaron la mala atención y la falta de soluciones que les había ofrecido la compañía.

Vecinos aseguran que la empresa ha comenzado a llamar a algunos afectados por teléfono y a otros les ha mandado mensajes de texto. Afirman tener constancia, además, de que el lunes acudieron operarios a leer contadores. El error se produjo en una lectura de contadores realizada como una especie de ajuste y puesta a punto con el cambio de suministradora. Y los consumos registrados, desproporcionados, se corresponden, según esas lecturas, a un solo día: del 10 al 11 de febrero. La empresa asegura que “la incidencia se ha producido como consecuencia de un error en la lectura real facilitada en el mes de febrero, coincidiendo con el cese administrativo del cliente y el cambio de sociedad suministradora, dando ello lugar a un error en la facturación efectuada”, detalló en el escrito remitido este lunes a los afectados. En la carta, la energética traslada a los perjudicados sus “más sinceras disculpas” y les promete contactar “personalmente” en los días siguientes “con cada uno de ellos para resolver su situación”.

La empresa muestra también su agradecimiento por su “apoyo” y por “la comunicación con esta compañía con el fin de solucionar esta incidencia de una forma ágil”.

La ineficiencia de la comunicación fue, precisamente, la principal crítica de los afectados. Lamentaron que los agentes que les habían atendido por teléfono se habían limitado a indicarles que devolvieran las facturas, sin garantizarles que se fueran a revisar los datos de las lecturas y los consiguientes importes facturados. Otro vecino denunció, además, que los correos electrónicos llegaban devueltos de la dirección que se le había facilitado. El presidente de la Asociación de Vecinos Río Trabe aseguró, además, que a algunos afectados habían llegado a amenazarles con cortarles el suministro de gas ante sus quejas.

Una de las perjudicadas, Mónica Guerreiro, apuntó que en el vecindario “hay gente mayor y otra que no sabe o no tiene tiempo para intentar reclamar”. Explicó que, en su caso, avisó del error a la empresa el día 1 de abril, cuando recibió la factura, y de todos modos se le hizo el cargo a cuenta el día 13, de 491,67 euros. Rita Rodríguez, a quien cobraron 3.742,38 euros, afirmó que, días antes, un agente reconoció que era un error y aseguró que se revisaría la factura y se cargaría el importe correcto, pero no fue así.

Compartir el artículo

stats