Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cepsa no descarta un racionamiento del diésel en Europa si los flujos de Rusia se detienen

La compañía invertirá 8.000 millones para impulsar la transición energética y reconvertirá sus estaciones en tiendas

El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar Juan Olivares

El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, no descarta que pueda producirse un racionamiento del diésel en Europa si el suministro de fuel que procede de Rusia se detiene debido a las sanciones económicas por la guerra en Ucrania. “Si hay cierta ruptura del flujo de suministro de diésel será difícil mantener el equilibrio de mercado en Europa”, aseguró durante la presentación del nuevo plan estratégico de la compañía para la descarbonización y la reconversión de sus 1.500 gasolineras. 

Wetselaar recordó que por el momento el suministro procedentes de la Federación rusa continúa “pero no con el mismo ritmo que antes” por lo que se está recurriendo a la importación desde otras partes del mundo, con lo que el impacto fundamental por el momento es el aumento del precio. Si estos flujos se reducen “el redireccionamiento para conseguir compensar la caída llevará tiempo y en ese periodo el suministro de diésel será inadecuado para los niveles de consumo actuales”. Para tratar de reducir esta ruptura en el mercado, la compañía ha puesto a sus refinerías a trabajar “lo más rápido posible para que puedan asegurar que no queda comprometido nuestro suministro”. 

Bajo su punto de vista, la guerra en Ucrania ha incrementado la preocupación de Europa sobre su independencia y seguridad energética, algo que va a ser un motor que podría acelerar la transición hacia energías limpias. Pero Wetselaar advirtió que como contrapartida a esta mayor concienciación estará la menor disponibilidad económica de los gobiernos para invertir en esta materia, ya que habrán tenido que hacer frente a los efectos económicos provocados por este conflicto. “La prioridad será el cambio energético pero estará amenazado por la deuda pública”, recalcó. 

Estrategia de energías limpias

La compañía presentó este miércoles 30 de mayo su nueva Estrategia 2030 Positive Motion que incluye una inversión de entre 7000 y 8000 millones de euros en esta década para transformar su negocio hacia las energías limpias y convertirse en un referente para el sector. Su objetivo es que más de la mitad de su beneficio operativo provenga de negocios sostenibles antes de que acabe la década frente al 14% que supone actualmente.

Para desarrollar esta nueva estrategia, Cepsa quiere reconvertir sus refinerías en parques que produzcan energías limpias, así como impulsar la mayor red de recarga eléctrica ultrarrápida en carretera en la Península. 

Dentro de este plan se encuentra también la reconversión de su red de estaciones de servicio que se transformarán en espacios digitalizados que contarán con restauración, venta de alimentos frescos, parafarmacia, puntos de recogida de paquetería o servicios de lavado sostenible de vehículo, sin olvidar los servicios multienergía para el repostaje en carretera. 

Compartir el artículo

stats