Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gloria Rojas Rivero Catedrática de Derecho del Trabajo de la Universidad de La Laguna

«Los empresarios isleños han perdido el miedo a los contratos indefinidos»

Gloria Rojas Rivero, catedrática de Derecho del Trabajo de la Universidad de La Laguna (Tenerife).

Gloria Rojas Rivero (La Laguna, 1960), catedrática de Derecho del Trabajo, participó ayer en la conferencia ‘La reforma laboral. Apoyo a las empresas, protección del empleo y mejora de las condiciones de trabajo’ organizada por el Ejecutivo regional para facilitar a las compañías canarias su adaptación a las nuevas normas de contratación laboral que quedan reflejadas en la reforma laboral y que entran en vigor el jueves. 

¿Qué impacto tendrá la reforma laboral en Canarias?

Ya lo estamos viendo. Canarias lidera el incremento de firmas de contratos indefinidos en estos primeros meses del año. Y yo me alegro muchísimo porque las cifras de desempleo están por encima de la media nacional. Me alegra ver que los empresarios isleños han perdido el miedo al contrato indefinido porque genera menos problemas. Es muy buen síntoma para el tejido empresarial. Ya no se utilizará el contrato temporal para ir metiendo y sacando trabajadores de las empresas.

Precisamente uno de los objetivos de la reforma es la reducción de la temporalidad. ¿Cuáles serán los sectores más beneficiados?

En el sector de la construcción va a haber un cambio tremendo porque los contratos por obra o servicio suponían el 75% del total. Y ahora serán indefinidos adscritos a obra. Este retoque va a permitir que los trabajadores tengan esa sensación de contrato indefinido con la posibilidad más certera de poder trabajar en sucesivas obras que pueda tener la empresa contratista. En el sector servicios de Canarias, en hostelería, la temporalidad ha sido tremenda. El sector turístico canario no tiene por qué sufrir con el cambio, han superado dos crisis tremendas, se han mantenido y han tenido ingresos estupendos. Los contratos indefinidos van a beneficiar a las empresas a la larga aunque les supongan unos costes más elevados en principio.

¿Cuál es el cambio más positivo de la norma?

Me parece fundamental el reforzamiento de la negociación colectiva sectorial y el hecho de restar valor a la negociación colectiva de empresa. También son importantes los nuevos mecanismos de flexibilidad.

¿Quedó algo por revisar?

Dentro de los temas de contratación eché de menos la revisión del concepto de contrato a tiempo parcial. No me gusta que por definición sea aquel que tiene una jornada de trabajo por debajo del habitual. En la versión del estatuto del año 1980, eso tenía uno límites mínimos y máximos. También me hubiera gustado que fuera mas ambiciosa en negociación colectiva. Pero yo creo que ha sido la reforma posible en una mesa de concertación social. Si vas más allá, la patronal no hubiera querido participar y los sindicatos no hubieran accedido a menos. El punto justo.

¿Están las empresas preparadas para el cambio?

Tienen que ponerse la pilas y perder el miedo porque es una cuestión cultural. No pasa nada por hacer contratos indefinidos a la gente. Yo creo que están preparadas, aunque me quejo mucho de la cultura empresarial española, siempre digo que es un poco cutre si la comparas con otros países europeos. En Alemania existe la cogestión y los representantes de los trabajadores están en los consejos de administración de las empresas y todos lo ven como algo normal, aquí hay más miedos. Pero tengo confianza porque hay mucho empresario con el chip cambiado, con ganas de tener empresas distintas y negocios distintos.

«Los nuevos ERTE incluidos en la reforma laboral permitirán paliar los efectos de la guerra»

decoration

¿Hay espacio en la reforma para que las empresas busquen la trampa?

Eso no lo vamos a poder evitar y habrá quien lo haga. Ya hay asesorías y gestoras buscando (risas). La ley siempre deja margen para la picaresca, quien hizo la ley hizo la trampa, siempre lo hemos sabido.

La Inspección de Trabajo tendrá un papel fundamental para evitarlo...

Lo tendrá. Ya se están quejando de que necesitan más recursos porque son muchas empresas.

¿Cree que los nuevos ERTE lograrán proteger el empleo que se pierda de una posible crisis derivada de la guerra en el este de Europa?

El futuro es incierto, no puedo imaginar los efectos en nuestra economía. Es muy probable que toda esta situación en Ucrania genere una crisis económica que nos afecte e indudablemente impactará en el empleo. Algunas actividades empresariales saldrán perjudicadas, por eso es fundamental contar con el nuevo Mecanismo Red de los ERTE, que lo activa el Consejo de Ministro en crisis temporales. Esperemos que el conflicto en el este de Europa no dure eternamente. Lo que está claro es que las herramientas de la reforma nos permitirán paliar lo que ocurra en Canarias y en el resto de España.

Algunos transportistas siguen de huelga en la Península por la subida de los precios del combustible después de 15 días y tras recibir propuestas del Gobierno central. ¿Cree que el paro está justificado?

No está justificado. Pero es un sector muy particular constituido por muchos autónomos. Entiendo que en determinadas reivindicaciones tienen razón, pero el Gobierno intenta llegar a acuerdos y todavía hay un sector que no está conforme porque sus órganos de representación están desdibujados también porque son autónomos. Esto se puede relacionar con el problema que tiene la economía canaria y su tejido productivo, conformado en un 95% por trabajadores autónomos y microempresas. Eso no genera un tejido que cree valor añadido, competitividad y productividad.

Ahora las empresas de más de 50 trabajadores deben tener un Plan de Igualdad. ¿Qué importancia tiene esto?

Me parece fundamental que las empresas asuman que las oportunidades tienen que ser las mismas para mujeres y hombres y que el salario tiene que ser el mismo. Además se tratan otros asuntos importantes que tienen que ver con el acoso laboral. Me parece fundamental que vaya unido al convenio colectivo para que tenga eficacia y fuerza vinculante.

Compartir el artículo

stats