Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El Gobierno incumple algo más grave que el fuero al no prorrogar la RIC»

José Carlos Francisco gesticula con las manos en un instante de la entrevista con este diario. María Pisaca

José Carlos Francisco Díaz (Santa Cruz de Tenerife, 1960) preside desde 2010 la división tinerfeña de la patronal CEOE. Exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno regional, el empresario acaba de publicar ‘El gran problema: Canarias se aleja de Europa’, un trabajo en el que analiza la creciente brecha entre la renta media del conjunto de los españoles y la renta media de los canarios.

‘El gran problema’ es el título de su nuevo libro. ¿Cuál es el Gran Problema?

El gran problema es que desde principios de siglo, desde hace más de 20 años, el bienestar de los canarios va distanciándose de las medias española y europea. En términos económicos, cada vez somos menos españoles y menos europeos. Esto es síntoma de que algo pasa y señal de que hay que hacer algo para revertir la situación, para no seguir alejándonos no ya de los puestos de cabeza, sino de la media.

La renta per cápita de los canarios equivalía a alrededor del 80% de la media nacional, y la pandemia la ha hundido aún más, por debajo del 75%.

Pero es que a comienzos de siglo estábamos en el 99%, y hemos ido bajando poquito a poco hasta el 82%. Si quiere dejemos a un lado estos dos años, que han sido absolutamente atípicos, pero es que ya nos habíamos ido al 82%, y seguíamos bajando, con lo que en diez años podríamos estar en el 72%, que de hecho lo estamos, como digo, por el covid. Que los salarios sean aquí inferiores a la media se deriva de esto; que el desempleo sea mayor se deriva de esto; que el crecimiento de la demografía y de la inmigración sean mucho mayores se deriva de esto... Usted no se acordará porque es muy joven, pero en los años noventa decíamos que un problema era que íbamos a superar el 75% de la renta media europea y se iban a perder fondos de convergencia. Pues bueno, ahora no hay que preocuparse de eso.

Es una involución.

Exacto, una involución. Dicho en términos automovilísticos, es como si los europeos fueran a 120, los españoles, a 118 y nosotros fuéramos a 114. Ellos se alejan cada vez más. Creo que el objetivo de la política económica de cualquier gobierno tiene que ser revertir esta situación, volver a pegarnos, volver a unirnos a la media española. Ese debe ser el gran objetivo.

Ximo Puig decía que el gran problema de Canarias es también el gran problema de la Comunidad Valenciana, que también se aleja de la renta per cápita media nacional. Lo relacionaba con la infrafinanciación autonómica.

Cada uno está en su ámbito, y probablemente Ximo Puig piense que la financiación autonómica es trascendental, pero aquí es más bien un tema de la sociedad civil y del sector privado, que es el que tiene que revertir la situación. El sector público tiene que hacer un gasto eficiente. Gastar algo menos y gastar bien. Buscar nuevas actividades o hacer algo más en sectores tecnológicos le corresponde al sector privado. La labor del sector público es, sobre todo, dejar hacer.

‘Laissez faire’.

Sí. Una de las cosas que digo en el libro es que en Canarias se ha instaurado la idea de que el no es socialmente superior al sí.

«Es un error conceptual lo de vincular todos los incentivos del REF a la creación de empleo»

decoration

Bueno, más en unas islas que en otras, ¿no le parece?

También también, claro que sí. Pero ese no a todo proyecto, a toda idea y a toda innovación nos está dejando muy atrás. Hay que cambiar ese concepto... Mire, es que no es así: el sí es superior al no, lo que no quiere decir que haya que decir que sí a todo. A las barbaridades se les dice que no, pero con los proyectos que crean empleo, que aumentan la productividad y que suponen una mejora hay que hacer lo posible para que sean viables, no lo posible para cargárselos, porque si no, no vamos a ningún lado.

Mencionó el sector público. Le pide usted que se aplique el principio del ‘laissez faire’ y que gaste mejor. La plantilla de la Administración está en las Islas en máximos históricos.

De hecho, el empleo en Canarias está prácticamente en niveles de 2019, pero claro, cuando escarbas un poco te das cuenta de que esto se debe a que el sector público ha hecho un esfuerzo tremendo en contratar a más gente, a miles de nuevos trabajadores en la sanidad y en la educación. Cifras récord, sí, y esto es un asunto que no es conveniente. Cuando un sector público es muy muy grande, normalmente la economía es más bien pequeña. El riesgo es que el crecimiento del sector público, probablemente justificado por unas circunstancias excepcionales, deje de ser coyuntural para convertirse en permanente, porque estaríamos despilfarrando recursos.

Y me da que es lo que usted se teme.

Yo me lo temo, sí, me lo temo.

Los sucesivos incrementos del salario mínimo lo acercan en el Archipiélago al sueldo medio mucho más de lo que recomienda la ortodoxia económica, ¿no?

Las subidas del SMI [Salario Mínimo Interprofesional] nacen o se justifican porque la Unión Europea tiene una directiva que dice que los salarios mínimos deberían ser más o menos el 60% del salario medio. La propia Unión Europea dice que se debería ir hasta el 60%, pero es que nosotros lo pasamos con creces. Muy por encima del 60%. Comprendo que las personas que reciben mil euros por 14 pagas digan que es poco dinero, lo que ellos no saben es que realmente el salario mínimo, el coste para la empresa, son esos 14.000 euros al año más un 35%, de modo que tienes 18.000 o 19.000 euros al año de coste salarial. Y desgraciadamente hay determinados tipos de trabajo que no tienen un valor añadido muy superior a esos 19.000 euros. Cuando esto pasa, o bien hay más desempleo, porque el empleador no va a contratar a alguien que no produce lo que cuesta, o bien crece la economía sumergida.

Hay récord de personas a sueldo del sector público pero Canarias es la única Comunidad Autónoma que sigue sin recuperar el empleo privado que tenía antes de la pandemia. El empleo productivo, vamos.

Todavía nos falta recuperar el sector turístico al 100%, y luego es probable que la crisis pase factura en algunas empresas, que aunque siguen abiertas están un poco zombis y acabarán cerrando. Fíjese que nuestras previsiones son que el PIB estará en niveles de 2019 en el año 2023.

«En términos económicos, los canarios cada vez somos menos europeos y menos españoles»

decoration

No habrá entonces plena recuperación este año. Menos tras la invasión de Ucrania.

No no. Pensamos que en 2023, en el primer o segundo trimestre, equipararemos la producción a la de 2019. Pero claro, ahora hay que tener en cuenta las nuevas incertidumbres, porque la guerra de Ucrania no estaba prevista, y probablemente, sobre todo en términos de inflación, pues pueda tener consecuencias preocupantes.

La inflación cada vez parece menos coyuntural.

Tenemos una inflación recurrente, y la inflación recurrente es muy grave, pues desajusta mucho. Una inflación con cifras superiores al 3-4% crea desajustes importantes, sobre todo porque los tipos de interés, con casi toda seguridad, van a subir.

La última vez que lo entrevisté decía que había que esperar a que pasaran los efectos de la anestesia para comprobar la dimensión real de la crisis.

Dentro de lo que cabe, para lo que podría haber ocurrido, la crisis se ha capeado más o menos bien, pero una manera de capearla fueron los ICO [los préstamos del Instituto de Crédito Oficial] y los ERTE. Los ERTE se han acabado, bueno, hay unos ERTE especiales pero en general se han acabado, y los ICO hay que empezarlos a devolver, y hay empresas que tendrán problemas para hacer frente a la devolución.

¿Se imagina a María Jesús Montero negándole a la Generalitat la flexibilización de una hipotética reserva para inversiones en Cataluña? Al Gobierno regional no le ha hecho caso con la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC).

Mire, yo me remito a lo que le dije a la ministra hace un año y a lo que le dije hace unos meses a Pedro Sánchez: es incomprensible. En 2021, las empresas canarias estuvieron hasta prácticamente agosto, sobre todo las del sector turístico, sin saber qué iba a pasar: si seguirían cerradas, si no, si la demanda seguiría siendo tan bajita... Nadie tenía ni dinero ni expectativas para invertir. Cuando la cosa se empezó a aclarar hacia agosto o septiembre, ya no había tiempo para ejecutar las inversiones, y no olvide que la RIC no es solo invertir, es tener las inversiones acabadas y en funcionamiento. Parecía entonces de lógica, de justicia, ampliar el plazo. Es muy mal asunto, porque son muchos cientos, probablemente mil millones o más, que no se van a invertir ni se van a pagar los impuestos correspondientes.

«El Ministerio de Hacienda no atendió a principios generales que están por encima del REF»

decoration

En el último pleno del Parlamento la discusión era si esto significaba o no un incumplimiento del Régimen Económico y Fiscal (REF). No lo es en sentido estricto, pero...

... Pero es que se está incumpliendo algo mucho más importante. Vamos a ver, no es un incumplimiento de la letra del REF, pero es un incumplimiento del principio de proporcionalidad e incluso del principio de que cada cual pague según sus posibilidades, y está claro que los años 2020 y 2021 nos dejaron sin posibilidades. El Ministerio de Hacienda, el Gobierno, no atendió a principios generales que están por encima del REF, porque el REF es específico para Canarias, pero los principios generales de la Hacienda pública y del Derecho están por encima. Esos son los que no atendió el Gobierno, de modo que es mucho más grave que el incumplimiento del REF. Se obliga a pagar a quien no puede pagar; es más, a quien cuya razón para no pagar está más que justificada. Entonces esa discusión me parece un poco banal. ¿El REF se está incumpliendo? No, pero es que está incumpliéndose algo mucho más importante, que son los principios generales que debe atender una Hacienda pública.

Pues el PSOE dice que fue histórico cuando el Gobierno de Sánchez prorrogó el plazo de la RIC el año pasado y que esto parece no tenerse en cuenta; que no se había conseguido nunca.

Bueno, es que nunca habíamos tenido las empresas cerradas durante 18 meses. Es que nunca había ocurrido eso, ni en la guerra.

«En Canarias se ha instaurado la idea de que el ‘no’ es socialmente superior al ‘sí’»

decoration

También en el último pleno de la Cámara autonómica dijo el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, que hay que orientar «todos» los incentivos del REF a la creación de empleo.

Creo que eso es un error conceptual. La economía canaria necesita ser más productiva y especializarse más en sectores de valor añadido. Pero esos sectores no son intensivos en mano de obra, son sectores intensivos en conocimiento y si acaso en capital, pero no en mano de obra. Si vinculas los incentivos del REF solo o fundamentalmente a la creación de empleo, te vas a encontrar con que las empresas serán empresas de servicios, esas de las que ya tenemos, que son muy intensivas en mano de obra, cuando lo que necesitamos es justo lo contrario: empresas que atraigan conocimiento. Pero no en masa, sino, entre comillas, en calidad, en conocimiento. Creo que hay que darle una vuelta a lo que están pensando en el Gobierno. Además, el problema de nuestra economía no es tanto la falta de creación de empleo, que lo crea, como que no crea empleo de valor añadido, que es la vía para subir el salario medio, para subir el PIB per cápita...

Compartir el artículo

stats