Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Raymond Torres Director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas

"Las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania serán graves"

El experto alerta de que la etapa de inflación elevada se extenderá en el tiempo por el encaremiento del gas y de la electricidad

Raymond Torres.

El director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas participó el pasado lunes en un webinar sobre los retos de 2030 organizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE). Torres ha trabajado tanto para la Organización Internacional del Trabajo como para la OCDE. El encuentro se centró esta vez en la recuperación tras la covid, endeudamiento y inflación. La entrevista fue efectuada el lunes, antes, por tanto, de la invasión de Ucrania.

Pese a los obstáculos, España se está recuperando con vigor y rápidamente de la pandemia. ¿Por qué?

Efectivamente, se recupera. Hay tres factores que se conjugan: el consumo de los hogares por el sobreahorro: 70.000 millones solo en cuentas bancarias que están a la espera de gastarse. El segundo tiene que ver con el rebote del turismo, donde el margen de aumento es aún mayor, porque estamos en el 45 % del turismo que entra en un año normal. Hay mucho que recuperar. El tercero tiene que ver con los fondos europeos, que se van a acelerar durante 2022 y serán un estímulo.

Una de las consecuencias más indeseadas de esta crisis ha sido la inflación, en niveles desconocidos. ¿Cómo cree que va a evolucionar en los próximos meses?

Todavía va a seguir en niveles elevados hasta la primavera por dos fenómenos. Uno de ellos es los cuellos de botella en sectores como los automóviles por los microchips, o la industria del metal. Esto crea cuellos de botella para otras actividades como la construcción. El otro factor es la energía, que no espero que se controle hasta abril. Es nuestro escenario, pero el riesgo geopolítico hace que haya mucha incertidumbre al respecto y que el episodio dure más tiempo. Si la escalada siguiera más allá de abril durante mucho tiempo, veremos efectos de segunda ronda porque afectará a los salarios y los trabajadores querrán recuperar poder adquisitivo y eso te lleva a más inflación.

¿Cuál es su pronóstico sobre los tipos de interés en Europa?

Van a subir. Más bien llegar a una normalización. Pueden subir el euríbor entre medio punto y un punto y los bonos del Tesoro también subirán algo, pero en ambos casos se tratará de porcentajes asumibles por la economía española. Será en 2022 cuando el BCE eleve los tipos.

La otra gran amenaza es la crisis de Ucrania. ¿Puede poner fin a la recuperación económica en Occidente?.

Si es un conflicto localizado en una parte de Ucrania, es posible que no altere de manera fundamental la economía internacional aunque tendrá efectos negativos en el gas y el petróleo, con lo que ambos llevan aparejados. Si es una invasión del conjunto de Ucrania, las consecuencias pueden ser mucho más graves. Puede provocar un encarecimiento aún mayor del gas y la electricidad, puede provocar una inflación aún más alta más allá de la primavera.

En todo cataclismo cunden las voces desaforadas. En 2008, había quien pedía refundar el capitalismo. Ahora se ha hablado de un repliegue en la producción a escala global para controlar los suministros. ¿Cree que se producirá esto último?

Lo que creo que se produce ahora es un cambio en la globalización. Estamos asistiendo a una mayor regionalización en el sentido de aumentar los intercambios dentro de una región o gran área geográfica. Los países europeos entre ellos, los asiáticos entre ellos. Estábamos acostumbrados a cadenas de valor muy lejanas y creo que se van acortando. Conlleva fenómenos de relocalización de la producción y cambia la dinámica de la económía global. No hablaría de desglobalización, sino de un cambio de naturaleza en la globalización. Otro cambio estructural es un mayor papel del Estado respecto del mercado.

¿Ha ido demasiado rápido en la digitalización la banca, como afirmaba el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar? Lo pregunto por la polémica sobre la atención a los mayores.

La digitalización es imparable en todos los sectores. El que no se adapte pierde competitividad y desaparece. Ahora bien, otra cosa es que una empresa determinada quiera hacer esfuerzos para atender a sus clientes. Creo que son compatibles ambas políticas.

Existía mucho temor a las repercusiones para la morosidad bancaria de los créditos ICO covid. De momento, no está habiendo problemas. ¿Podemos estar tranquilos?

Un repunte de la morosidad es probable, pero va a ser moderado y esto se debe a los tipos de interés y a que las ayudas a las empresas se retiran. No estamos ante un riesgo. Es asumible.

¿La fenomenal deuda que ha generado la covid en España es una losa para la recuperación?

Creo que no. Claramente tendrá un peso, sobre todo con la subida de tipos de interes. Si se destina a gasto corriente será dificil de asumir, pero si se destina para inversión productiva a la postre es bueno para la marcha de la economía.

Compartir el artículo

stats