Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fragilidad del consumo ‘congela’ los ingresos por el IGIC en cifras de crisis

La recaudación por el principal impuesto del REF experimenta una leve subida en 2021 pero se queda casi 300 millones por debajo de los niveles prepandemia

Román Rodríguez habla con la diputada Nira Fierro en el Parlamento. Andrés Gutiérrez

La debilidad del consumo de las familias y de la inversión de las empresas impide recuperar los ingresos públicos por el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). La recaudación por el principal tributo del Régimen Económico y Fiscal (REF) se quedó en 2021 muy por debajo de las cifras de 2019, el último año antes del estallido de la crisis del coronavirus. Es verdad que los ingresos por el IGIC experimentaron una leve subida en comparación con los números de 2020, el año I de la pandemia, pero no es menos cierto que se trata de una subida casi cosmética. De hecho, la Agencia Tributaria Canaria cobró en 2021 en concepto de IGIC –el principal impuesto al consumo en la Comunidad Autónoma– casi 300 millones de euros menos que en 2019.

El tímido repunte turístico de fin de año al menos permite mejorar los números de 2020

decoration

Según los datos suministrados por la Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias –datos aún provisionales, con lo que pueden variar ligeramente al alza o a la baja una vez se conozcan los números definitivos–, la recaudación por el IGIC ascendió en 2021 a 1.297,9 millones de euros. ¿Mucho o poco? Más bien poco, lo que es hasta cierto punto normal si se tiene en cuenta que la economía regional todavía está lejos de la recuperación. Mejora pero no se ha restablecido del todo, lo que no ocurrirá hasta que se recupere a su vez el volumen de turistas de antes de la covid. No obstante, esos prácticamente 1.298 millones son un 5,2% más que en 2020, es decir, la Hacienda autonómica ingresó por el IGIC en el año II de la pandemia un 5,2% más que en el año I. Un pequeño logro si se considera que los ingresos estuvieron durante la mayor parte del pasado ejercicio por debajo de las cifras de 2020. Hasta el 31 de octubre, la Agencia Tributaria Canaria había percibido por el IGIC un total de 1.067,9 millones de euros, 17,2 millones menos que en los diez primeros meses de 2020. Fue así en noviembre y diciembre cuando la tímida reactivación de la industria turística –lastrada por las restricciones impuestas por el Gobierno de Pedro Sánchez al turismo británico– hizo posible que los ingresos por el impuesto repuntaran hasta, al menos, superar los bajísimos guarismos de 2020.

En cualquier caso, la suma recaudada el año pasado es un 18,1% inferior a la de 2019. Para volver a cifras prepandemia, los ingresos públicos por el principal tributo del Bloque de Financiación Canario o Bloque del REF deben incrementarse en 2022 en 287,6 millones de euros. Y eso, cabe insistir, para recuperar los números de 2019, que a su vez fueron sensiblemente inferiores a los de 2018. En 2019 se recaudaron por IGIC 1.585,5 millones de euros, 117 millones menos que un año antes.

Los casi 1.298 millones recaudados por el IGIC en 2021 devuelven las Islas a niveles de 2014

decoration

El REF incluye tanto el IGIC –el gemelo del Impuesto sobre el Valor Añadido, el IVA peninsular– como el Impuesto de Matriculación y el polémico Arbitrio sobre las Importaciones y Entregas de Mercancías (AIEM). Además, Canarias, como el resto de Comunidades Autónomas, gestiona una serie de tributos cedidos por el Estado y tiene sus impuestos propios al margen del REF. Por eso es compatible que el IGIC siga congelado en cifras más propias de la crisis que de la recuperación con el hecho de que la recaudación tributaria global haya subido.

Subida global

Según la Consejería de Hacienda, los ingresos tributarios totales llegaron en 2021 a 2.291,8 millones, un 12% más que en 2020. De ese total, 789,4 millones de euros corresponden a la recaudación por los impuestos propios y cedidos por el Estado, mientras los restantes 1.502,4 millones de euros corresponden a los tres tributos del Bloque del REF. En el caso de los impuestos propios y cedidos, el montante recaudado solamente es un 7,8% inferior al de 2019. En cuanto al Bloque de Financiación Canario, los ingresos están alrededor de un 14% por debajo de los del último ejercicio precrisis. En definitiva, el IGIC está más lejos de los números prepandemia –el susodicho -18%– que el Bloque del REF y los tributos propios y cedidos. Algo a tener en cuenta no solo porque el IGIC es la principal fuente de financiación tributaria de la Comunidad Autónoma, sino también, y sobre todo, porque este impuesto es uno de los mejores termómetros para medir la salud del consumo familiar y la inversión empresarial. Es decir, para medir la capacidad de gasto y la confianza de los sectores residentes –hogares y empresas–.

Los 1.297,9 millones de euros recaudados por el IGIC el año pasado suponen que los ingresos están en mínimos –exceptuando 2020– desde 2014, cuando se recaudaron 1.237,6 millones.

1.298

Millones en 2021

  • La recaudación por el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) ascendió en 2021 a 1.297,9 millones de euros, según los datos provisionales que maneja la Consejería de Hacienda.

1.585

Millones en 2019

  • En 2019, el último ejercicio antes del estallido de la pandemia de coronavirus, los ingresos por el IGIC, el principal tributo del ‘Bloque del REF’, sumaron 1.585,5 millones de euros.

-287,6

Diferencia 2021-2019

  • La recaudación por el IGIC, el principal impuesto al consumo en el Archipiélago, se quedó en 2021 muy por debajo de la de 2019. Se ingresaron 287,6 millones menos que entonces.

+5,2%

Diferencia 2021-2020

  • Aunque las cifras siguen muy lejos de las de antes de la crisis, la recaudación por el IGIC en 2021 al menos superó en un 5,2% a la de 2020. Se ingresaron 63,8 millones más.


Compartir el artículo

stats