Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cae la confianza empresarial

El índice disminuye un 2,5% con respecto a los tres últimos meses del año anterior, la primera bajada desde el inicio de la pandemia

La variante ómicron está afectando a los niveles de confianza de los empresarios de cara al primer trimestre del año. Los índices han caído un 2,5% con respecto a los tres últimos meses de 2021, un dato que refleja la primera bajada desde que comenzara la pandemia y rompe una racha de cinco meses al alza. 

Los niveles de confianza de los empresarios de cara al primer trimestre de 2022 han caído un 2,5% con respecto a los tres últimos meses del año anterior, en lo que supone su primera bajada desde que comenzara la pandemia de covid-19 y rompe una racha de cinco trimestres consecutivos al alza. Así lo refleja el índice de confianza empresarial armonizado (ICEA) publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que desde el desplome del segundo trimestre de 2020 –cuando se derrumbó un 26,9%– no había empeorado en ningún momento. La confianza para este primer trimestre baja en todos los sectores de actividad, pero la caída es más pronunciada en transporte y hostelería con un descenso del 6,9%, seguida por la registrada en comercio (-3,2%), construcción (-2,8%), industria (-1,6%) y otros servicios (-0,9%).

En Canarias la irrupción de la variante ómicron afecta de manera especial a las actividades de restauración y comercio. En el Archipiélago un 10% de los asalariados esté de baja por la covid-19. Unas 20.000 personas, según los cálculos de la patronal, a las que se suman 15.000 autónomos, con lo que son unos 35.000 los trabajadores a los que la ómicron ha confinado en sus casas.

En el tercer trimestre del 2020 el índice de confianza empresarial se mantuvo inalterado y desde entonces solo había crecido: un 10,5% en el cuarto trimestre de 2020, un 3,6% en el primero de 2021, un 5% en el segundo, un 12,3% en el tercero y un 1,1% en el cuarto. El balance de expectativas –es decir, la diferencia entre el porcentaje de empresarios con previsiones favorables y desfavorables– se situó en 12,8 puntos negativos, cinco veces peor que el dato registrado en los tres meses anteriores (2,6 puntos negativos). Concretamente, el 14,7% de los gestores de establecimientos empresariales se mostró optimista de cara al período enero-marzo de 2022, lo que supone 4,2 puntos menos que en el último trimestre. Por el contrario, un 27,5% se declaró pesimista, seis puntos por encima del anterior precedente. El 57,8% restante tenía unas expectativas «normales» para este arranque de año, 1,8 puntos por debajo de la cifra del trimestre anterior.

Entre las 17 comunidades autónomas solo aumentó la confianza empresarial en Madrid y Aragón, con incrementos del 3,1 y del 2,1%, respectivamente. En el extremo contrario se situó Asturias, con un desplome del 9,7%, seguida por Baleares (-6,6%), Navarra (-5,6%), Castilla y León (-5,5%), Comunidad Valenciana (-4,6%) y Canarias (-4,1%).

Compartir el artículo

stats