Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marruecos localiza una «importante» reserva de gas frente a sus costas

La petrolera británica Chariot anuncia el descubrimiento a 85 kilómetros de Tánger

Plataforma de perforación ‘Stena Don’ que utiliza la empresa británica Chariot junto a las costas de Marruecos.

Marruecos obtiene frutos de su búsqueda de hidrocarburos. La petrolera Chariot Limited anunció ayer que ha dado con una «importante» bolsa de gas natural en alta mar a 85 kilómetros de Tánger, en Atlántico. La compañía, dueña del 75% de la explotación, señala en un comunicado que «los primeros datos confirman la presencia de importantes acumulaciones de gas en el pozo Anchois-2», un descubrimiento que ha superado «sustancialmente», señala, sus expectativas. El otro 25% de la explotación situada frente a Larache, una ciudad portuaria localizada en el noroeste de Marruecos, se lo queda el Estado marroquí a través de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (Onhym) .

La compañía británica asegura en su nota que el proceso de perforación se llevó a cabo de manera segura y eficiente a una profundidad total de 2.512 metros por la plataforma Stena Don en 381 metros de agua. En el mismo texto se explica que la interpretación preliminar de los datos confirma la presencia de acumulaciones de gas significativas en el pozo con un valor neto de gas calculado de «más de 100 metros» y se precisa que «en todas las arenas gaseosas se han encontrado reservorios de alta calidad».

Los reservorios encontrados por la firma inglesa en las aguas marroquíes son de «alta calidad»

decoration

«El proyecto Anchois está acercándose a su objetivo de proporcionar combustible limpio de transición para apoyar a Marruecos en su crecimiento industrial y económico», añade Adonis Pouroulis, director ejecutivo de Chariot. A comienzos de marzo trascendía que Chariot Oil & Gas, el Ministerio de Industria marroquí y la Onhym firmaron un documento de entendimiento para acelerar la explotación de este yacimiento. «Marruecos está volcado en la diversificación de sus fuentes de energía. El desarrollo del proyecto Anchois le permitirá lograrlo», aseguraba entonces el CEO de Chariot. Fue en septiembre cuando la empresa británica firmó el contrato con Stena Drilling, uno de los principales contratistas de perforaciones del mundo.

Gasoducto

Marruecos pretende que en una primera etapa el gas sirva para satisfacer las necesidades domésticas, pero quiere que, más adelante, el hidrocarburo viaje a Europa, según informa el digital marroquí Le360. Esta circunstancia coincide con los cambios que sufre la distribución del gas en España como consecuencias de la clausura del gasoducto Magreb-Europa entre Marruecos y Tarifa por el conflicto que mantiene este país con su vecino Argelia, quien dejó de suministrar gas natural a Rabat el pasado 31 de octubre.

España importa el gas natural que consume desde el exterior mediante una infraestructura de gasoductos y puertos que conectan el país con las fuentes de suministro del extranjero. Según el último boletín estadístico del gestor del sistema, Enagás, el gas natural licuado (GNL) –transportado en grandes buques denominados metaneros o gaseros– que entró en el mercado español en diciembre pasado supuso casi un 70% (el 68,8%) del total, frente al 52,4% del mismo mes de 2020. Por el contrario, el gas natural (GN), sin licuar ni regasificar, transportado por tubo, representó en diciembre último un 31,2%, frente al 52,4% del mismo mes de 2020.

La situación pone de manifiesto la vulnerabilidad energética española, que depende en exceso de Argelia, principal proveedor de gas desde hace casi quince años. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en el periodo entre enero y junio del 2021 el país norteafricano suministró a España el 47,7% del gas utilizado en el país.

Marruecos también ha cerrado en los últimos años acuerdos con otras empresas internacionales como la compañía israelí Ratio Petroleum Partnership para la exploración de potenciales bolsas de petróleo y gas en el bloque oceánico denominado Dajla Atlantique, con un área de 109.000 kilómetros cuadrados que abarca aguas del Sáhara Occidental y del sur del Archipiélago. 

Compartir el artículo

stats