Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘Black Friday’ dispara las ventas del comercio canario a máximos del país

Las ofertas, el repunte del turismo y el temor a quedarse sin regalos por la crisis del transporte dan un respiro a las tiendas con un noviembre histórico

Dos personas revisan las camisetas en un comercio textil. Juan Carlos Castro

Las primeras compras navideñas, el incremento de los turistas, el temor a que la crisis global del transporte deje a los más pequeños de la casa sin el juguete deseado y el Black Friday –sobre todo el Black Friday– han disparado las ventas del comercio isleño como en ninguna otra Comunidad Autónoma. Las tiendas de la región facturaron el mes pasado un 9,7% más que en noviembre de 2020, una sensible subida que cobra más relevancia al tener en cuenta que las ventas crecieron en el conjunto del Estado un 5,9%, cerca de cuatro puntos menos que en el Archipiélago. Es más, los comercios de Canarias –los comercios minoristas, es decir, los que le venden al consumidor final– nunca habían tenido un noviembre con un alza de la facturación tan notable. El mejor noviembre hasta la fecha era el de 2015, hace ya seis años, cuando las ventas se incrementaron un 7,5%. Es verdad que en la extraordinaria mejora experimentada por el sector el mes pasado subyace que 2020, el año I de la pandemia, fue especialmente malo, pero no es menos cierto que esto vale para todas las regiones y que en ninguna crece la facturación tanto como en las Islas. En segundo lugar del ranking está Andalucía, donde las ventas del comercio aumentan un 8,6%.

Los empresarios detectan cierta ralentización de la actividad por la irrupción de ómicron

decoration

Abbas Moujir, presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), la organización que armoniza los intereses de las zonas comerciales de la región, explicó ayer que la razón principal –que no la única– del repunte de las ventas el mes pasado fue el Black Friday. No en vano, el viernes negro –que este año cayó el 26 de noviembre y que se llama así porque era el día en que los comerciantes estadounidenses convertían los números rojos de sus cuentas en números negros gracias a la jornada de ofertas– ha acabado por convertirse en una semana negra. Una semana de descuentos y promociones que en esta ocasión arrancó el lunes 22 de noviembre y que les ha dado un notable empujón a las tiendas del Archipiélago. Pero, además, hay un segundo gran factor que ha contribuido a sanear la contabilidad de muchos comercios: el regreso de los turistas.

Aunque sin llegar a las cifras de los años anteriores a la aparición del coronavirus, noviembre fue un buen mes para la industria turística regional. Tanto que la sexta ola de la covid-19 irrumpió cuando los hoteles habían iniciado las maniobras para el despegue definitivo de la actividad. Todos los principales indicadores del negocio hotelero estaban en máximos desde el inicio de la crisis y las cifras de ocupación se acercaban a los niveles prepandemia. En otras palabras: había más turistas en los hoteles, había más turistas en los paseos y zonas comerciales y había más turistas comprando en las tiendas. Para hacerse una idea de hasta qué punto influyen los visitantes en las ventas del comercio canario basta con recordar lo ocurrido hace un año, en noviembre de 2020, cuando la facturación del sector cayó un 14,7% –la mayor caída de todas las Comunidades Autónomas– por las restricciones de los viajes en Alemania y el confinamiento nacional en el Reino Unido.

La facturación sube en el sector comercial isleño casi al doble de ritmo que en el resto del país

decoration

Otros dos factores al margen del turismo y el Black Friday han contribuido a las buenas cifras del mes pasado. Por un lado, las tradicionales compras navideñas, que cada año se hacen con más antelación; y, por otro, el miedo al desabastecimiento de determinadas mercancías –sobre todo los juguetes– por la crisis mundial del transporte marítimo. Ha habido más prisas que nunca por comprar, no sea que a última hora no se encuentre el regalo que se busca.

La mayor subida del empleo en dos años

El repunte de las ventas en los comercios de la región se ha visto reflejado en las contrataciones, que por otra parte se disparan en los dos últimos meses del año para atender la demanda creciente del período navideño. La ocupación en las tiendas del Archipiélago se incrementó el mes pasado un 1,8% en relación con octubre, un aumento notable si se tiene en cuenta que la subida en el conjunto del país es del 0,7%. Es más, hay que remontarse a noviembre de 2019, justo dos años atrás y aún en tiempos prepandemia, para dar con el último mes en que la cifra de ocupados en el sector comercial de la Comunidad Autónoma creció más de ese 1,8%. Hay que precisar, eso sí, que la subida del empleo en términos interanuales es más modesta. Las tiendas de las Islas tenían en noviembre en plantilla a un 0,6% más de trabajadores que en el mismo mes de 2020, el segundo menor aumento del país solo por detrás del experimentado por el sector comercial del Principado de Asturias -0,5%-. La recuperación del empleo en la actividad es así incipiente y estaba en línea con la progresiva mejora del turismo, amenazada ahora por la irrupción de la variante ómicron. El presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, expuso al respecto que este mes ya se ha notado cierto frenazo en la actividad, sobre todo en la segunda y tercera semanas de diciembre. En los últimos días el ritmo parece repuntar de nuevo.

Compartir el artículo

stats