Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consumo

La carne arrincona al marisco y el pescado en las comidas de Navidad

El aumento de los precios en la recta final del año cambia la tendencia en los menús en las familias respecto a otras épocas

Compradores en el mercado de Sant Antoni de Barcelona, este viernes.

La subida generalizada de precios va a marcar las comidas de Navidad de este año. También el número de comensales, que este año (al menos de momento) no va a estar sujeto a las restricciones que el año pasado impuso la pandemia del coronavirus. Los productos que habitualmente reinan en las mesas navideñas, sobre todo el pescado y el marisco, están más caros que nunca y ya hace semanas que vendedores y consumidores lo están notando. Esto está provocando un cambio en la tendencia de los menús navideños, donde se prevé más protagonismo de la carne y un retroceso del pescado y el marisco en los ágapes familiares. 

La incertidumbre por los precios y el abastecimiento de los productos de esta Navidad está provocando revuelo en la calle. Algunos consumidores ya están empezando a hacer las compras para estas fiestas y otros optan por comprar más tarde pero la mayoría de ellos admiten que harán cambios en su menú habitual. Destaca la intención de cambiar el pescado y el marisco, dos de los productos estrella de estas fechas, por las aves, como el pollo o el pavo, y los embutidos.

Robert y Cristina tienen una parada de aves en el Mercat de Sant Antoni, en Barcelona. Ellos ya están notando el incremento de precios en sus productos y las tendencias en los usuarios. "La cosa está todavía tranquila, las ventas de producto de cara a Navidad se van haciendo aún a cuentagotas, pero ya notamos un incremento de ventas superior a otros años. Las personas están cambiando este año el pescado y el marisco por la carne. Estamos vendiendo más pollo, más gallina y más pulardas que otras veces. Esto también se debe a que los más pequeños prefieren la carne al pescado y es más sencillo hacer un menú que guste a toda la familia que un menú para los adultos y otro para los niños. Pollos rellenos, pavos rellenos o redondos de pollo son algunos de los platos más repetidos en los últimos días. De todas maneras aún es pronto para hacer previsiones exactas pero la tendencia que estamos viendo es esta. El año se presenta como mínimo igual que el año pasado pero sí tenemos una previsión de aumentar ventas en los productos estrella de las fiestas como el pollo de corral, el pavo o la pularda", comentan.

En el sector del pescado y el marisco es donde más se están incrementando los precios esta temporada. Eduard Elie, propietario de una parada de pescado y marisco en el mismo mercado, avisa del cambio de consumo que les está generando. "Hay productos como la gamba o el langostino que son imprescindibles en los aperitivos de Navidad y hay otros como el bogavante o la langosta que tradicionalmente han formado parte del menú principal. Creemos que la gente seguirá apostando por estos alimentos tan típicos de la temporada pero si los precios suben mucho se venderán menos que otros años. Es muy pronto aún para hablar de previsiones y de si se comerá más pescado y marisco o menos que otros años, pero por el incremento de los precios y la huelga de transportes sí que se prevé que este año tendremos menos productos, de menor calidad y, a pesar de que las comidas y las cenas sean más multitudinarias, no será muy diferente al año pasado", explica.

Comprar antes

Muchos consumidores, por estos motivos, ya están empezando a hacer las compras para las fiestas y se puede observar un cambio de tendencias respecto a los menús de los días más señalados. Más carne y menos marisco como menú principal y picoteos con más embutidos y canapés que sustituyen a un plato principal más elaborado. Laura González, vecina del barrio y clienta habitual, explica que está notando que este año la gente está empezando a comprar antes y que esto la va a condicionar para adelantar sus compras y poder hacer su menú habitual. “Yo siempre he sido de comprar en el último momento pero visto el panorama de este año, voy a comprar antes para no quedarme sin nada porque estoy viendo mucho más movimiento que el resto de años. Además se está notando el incremento de precios. Nosotros en casa lo tenemos claro, comemos siempre pavo. Este año compraremos gambas y langostinos solo para el aperitivo. Los platos principales serán el pavo y los canelones y para el día 25 aún no lo tenemos claro, pero también tengo en cuenta que los niños prefieren la carne y no quiero cocinar por partida doble”.

Irene Neira, compradora habitual del Mercat de Sant Antoni, cuenta que ha adelantado sus compras para asegurar su menú. "Ya hemos hecho todas las compras de Navidad porque así vamos más tranquilos y no nos quedamos sin nada. No vamos a comer pescado y marisco, vamos a apostar por un menú distinto porque el pescado y marisco además de que no se puede comprar, tenemos todo el año para comerlo. Este año haremos un pica-pica más elaborado, con queso, jamón y diferentes tipos de canapés, y otros platos típicos, como la sopa de galets, el pavo relleno, el cabrito o los canelones. La comida en general está mucho más cara que otros años, y eso que para estas fiestas siempre sube, pero este año es escandaloso", explica.

Más gente en las mesas familiares

En la misma línea Ana María Pluvins explica cómo va a cambiar su mesa este año. "Lo que más sube es la comida, y en estas fiestas, que las comidas son lo más importante, que estén subiendo tanto es un crimen. El pollo y el cocido ya han subido mucho y lo estoy comprando ya para congelarlo y tenerlo listo para la cena. Este año compraremos más que el año pasado porque seremos más, pero compraremos menos marisco y tiraremos más por diferentes embutidos, patés, canapés y carnes", apunta.

A pesar de todo, sigue habiendo consumidores de última hora que apuntan a adaptar los menús en función de cómo estén los precios antes de las fiestas. "Empezaremos a comprar a mediados de mes. Nosotros de momento no hemos pensado que vamos a comer pero sí que tenemos claro que nos ajustaremos en función de los precios. Por el momento estamos pensando en hacer un aperitivo consistente, con diferentes entrantes que encargaremos unos días antes de las fiestas", decía Manel Gonzalez, también comprador habitual del mercado.

Las subidas de precios, la huelga de transportes y la temporada están marcando un cambio significativo en la tendencia de las comidas y las cenas de las fiestas. Jamón, queso, patés, canapés y gambas siguen reinando entre los aperitivos mientras que el pollo o el pavo le ganan el terreno este año al marisco, el rey indiscutible de las mesas en esta época del año. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) los precios de los alimentos en esta Navidad se han incrementado un 8%, lo que supone un récord histórico.

Compartir el artículo

stats