Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias roza el millón de turistas en octubre por primera vez tras la pandemia

Buenos datos en la antesala de la temporada de invierno, que se frena por el alza de la covid

Llegada de turistas extranjeros a Canarias. Andrés Cruz

Las cifras de los turistas internacionales que llegaron a Canarias el pasado mes de octubre comenzaron a parecerse a las que registraba el Archipiélago antes de la pandemia. Por primera vez desde la irrupción del coronavirus y en la antesala del arranque de la temporada de invierno, el número de visitantes extranjeros rozó el millón en las Islas. En concreto, en esas semanas llegaron 994.249 viajeros, que suponen un 626% más que los que recibieron en el mismo mes de 2020, pero que todavía están un 13% por debajo de los turistas que vinieron a pasar sus vacaciones en octubre de 2019.

Aun así, Canarias logró recuperar casi nueve de cada diez turistas perdidos a raíz de la crisis sanitaria. Algo aparejado a la retirada de las restricciones, al aumento de la colectividad aérea y sobre todo a la apertura turística de Reino Unido, país del que proceden la mayoría de los turistas extranjeros que vienen a Canarias y que desde el pasado julio eliminó la cuarentena para los viajeros procedentes del Archipiélago. Tras esta medida, su número se duplicó en solo un mes, y en octubre ya vinieron de vacaciones a las Islas 325.796 británicos, según los datos aportados por la Estadística de Movimientos Turísticos de Frontera (Frontur).

Canarias logró recuperar así más turistas en octubre que la media del territorio nacional, a pesar de que el sector se decidió a alargar la temporada turística de verano para tratar de mejorar las cifras. Algo más de cinco millones de visitantes extranjeros vinieron a España en esas semanas, lo que supone un 67% de los que lo hicieron en el último octubre antes del estallido de la pandemia.

Sin embargo, el saldo turístico de los primeros diez meses del año continúa siendo negativo en las Islas. Entre enero y octubre el número de turistas fue un 2,2% inferior al de 2020, como consecuencias de una de las temporadas de invierno más catastróficas que se recuerdan en Canarias, con los principales mercados cerrados y una incidencia epidemiológica al alza.

El Archipiélago recibió hasta octubre 3,3 millones de turistas extranjeros frente a los 3,4 millones de los diez primeros meses de 2020. Pero el gasto que realizan los visitantes sí que se ha visto incrementado en un 5%, alcanzando los 4.578 millones de euros. De ellos, 1.253 se desembolsaron solo en el mes de octubre, lo que supone un incremento de más del 693%.

Gasto turístico en Canarias

El Archipiélago ingresó uno de cada cinco euros que desembolsaron los turistas, un 22,4%, convirtiéndose en la región con mayor volumen de gasto respecto al total nacional, a pesar de no ser la comunidad autónoma que alojó a un mayor número de visitantes extranjeros, ya que Baleares se situó a la cabeza con cifras que superaron por poco el millón de visitantes internacionales.

De media, cada turista gastó en su viaje a las Islas 1.260 euros, un 9,2% más, lo que supone unos 151 euros al día, en unos viajes que se extienden algo más de ocho días, lo que supone una bajada del 2,8%, tal y como expone la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur).

Canarias tenía puestas todas sus esperanzas en esta temporada de invierno, para que se convirtiese en el despegue definitivo de la industria turística, después de año y medio funcionando bajo mínimos. Las perspectivas eran buenas. La baja incidencia del coronavirus había permitido la apertura de fronteras y la relajación de los requisitos para viajar. El Archipiélago se veía como un destino «imbatible» de cara a esta campaña, sobre todo en el mercado británico, que había comenzado a recuperarse de forma muy importante. Pero las buenas previsiones han vuelto tornarse en incertidumbre. Las circunstancias parecen haberse vuelto a confabular en contra de la reactivación turística y el sector en Canarias contiene nuevamente la respiración.

La sexta ola de la covid-19 sacude Europa y ya son muchos los países que han dado pasos atrás respecto a las restricciones. Uno de ellos, el Reino Unido, donde los viajeros que retornen al país deben aportar una PCR a los dos días de su llegada y hacer cuarentena hasta que se reciba el resultado, independientemente de si están vacunados o no.

La expansión de la nueva variante ómicron tiene mucho que ver en la implantación de nuevas restricciones, para evitar la propagación de una cepa sobre la que todavía existen muchas incertidumbres. Con este objetivo, España ha comenzado a aplicar nuevas restricciones a los viajeros británicos. Desde el pasado 1 de enero, solo les permite la entrada aportando un certificado de vacunación, que se exige también a los menores, y las pruebas PCR han dejado de ser válidas.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ya ha alertado de que Canarias será uno de los destinos que más sufrirá estas restricciones, ya que es líder en la temporada de invierno, mientras los hoteles isleños están comenzando a recibir las primeras cancelaciones de las reservas.

Compartir el artículo

stats