Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza de cuotas ahoga a los autónomos canarios después de dos años «al límite»

Estos profesionales se sienten castigados y abandonados por el Gobierno, que ha decidido aumentar las cotizaciones el próximo año sin escuchar primero al sector

El alza de cuotas ahoga a los autónomos canarios después de dos años «al límite» El Día

«Estoy indignada con la subida de cuotas, parece que quieran hundir todavía más los negocios». Emilia García tiene 34 años y regenta la cafetería TTouss en la capital tinerfeña desde hace seis años. Si antes de la pandemia contaba con tres empleados más, los estragos de la crisis provocada por el coronavirus la han obligado a sacar ella sola el negocio adelante. «Estoy en el local desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche, he hecho todo lo que he podido para salvarlo pero cada vez lo ponen más difícil», lamenta, ya que al incremento de las cuotas hay que sumarle otro gastos que también se han disparado en los últimos meses como la luz, el alquiler o la gasolina.

Por eso, García asegura que no podía salir de su asombro cuando se enteró de que el Gobierno de Pedro Sánchez, a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), había previsto un incremento tanto de la base como del tipo de cotización para los trabajadores autónomos. De esta manera, si se aprueba el proyecto de ley cada pequeño autónomo de las Islas, es decir aquellos que cotizan por la base mínima, deberá desembolsar 96 euros más al año para poder mantener su actividad. Una cantidad que puede parecer que no es muy importante, pero que para muchos de ellos supone pedirles un esfuerzo más para poder cuadrar unas cuentas ya de por si muy ajustadas.

La cultura de ser autónoma. María Valido lleva más de dos décadas trabajando como autónoma en el sector cultural. Además de ser representante artístico, gestiona proyectos culturales y una escuela de música en Lanzarote. Asegura sentirse abandonada como profesional, ya que aunque aporta a las arcas públicas incluso más que un trabajador por cuenta ajena no tiene los mismos derechos respecto a las bajas, las prestaciones por desempleo o la jubilación. Tras pasar los peores meses debido a la pandemia, ahora los gastos no paran de crecer a pesar de que es muy difícil repercutirlos en el precio de los servicios que presta. El Día

El lenguaje de la experiencia. Haydee García tiene 18 años de experiencia como autónoma en el sector de la logopedia. Responsable del Centro Multidisciplinar Haydee García de Paz en La Cuesta, asegura estar todavía enfrentando las consecuencias de la crisis que redujo la facturación hasta en un 50% en los peores momentos. Como ella muchos autónomos han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias sobrevenidas por la pandemia, que suponen nuevos gastos, que es difícil repercutir. Para García la subida de las cuotas suponen un freno para los pequeños negocios de las Islas en un momento en el que deberían recibir más apoyo. El Día

«Puede ser que para algunos no signifique nada pero para los que como yo hemos sobrevivido recogiendo migajas es mucho», apunta esta tinerfeña, que también tiene claro que no piensa desistir ahora que parece que ha pasado lo peor de la crisis. «Es muy duro llevo dos años abriendo y cerrando pero pienso resistir pase lo que pase», recalca. García, farmacéutica de profesión, decidió hacerse cargo de su actual negocio a través de un traspaso por el que pagó 65.000 euros «y no me puedo permitir cerrar, tengo que luchar por algo que costó su dinero».

Y todo esto sin grandes ayudas que compensen las pérdidas que sufrió sobre todo durante el confinamiento, pero también después. «De todas las que pedí solo me dieron una en la que me descontaban un porcentaje de la cuota, pero nada más», indica.

Que 2022 no parece ser el momento para esta subida de la aportación de los autónomos es una opinión unánime en el sector que ya han denunciado las asociaciones de profesionales. Tanto la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) como la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) han criticado que el Gobierno central tomara la decisión de manera unilateral sin sentarse a negociar con el colectivo.

«Están explotando a un sector que ya está bastante ahogado», expone María Valido, autónoma desde hace más de veinte años en el sector cultural y que gestiona la escuela Tocoyma Musical en Lanzarote. «Estamos absolutamente abandonados, pero no de ahora, desde siempre», opina, ya que asegura que se trata de profesionales que «cuando hay dificultades lo notan muchísimo más».

Bajo su punto de vista, existe la falsa creencia de que «los autónomos somos multimillonarios que nos llevamos el dinero a paraísos fiscales, que somos ladrones en potencia». Un prejuicio en el que se está metiendo «al 90% del tejido empresarial del Archipiélago que somos autónomos y pymes».

Lo cierto es que el incremento de las cuotas que quiere llevar a cabo el Ejecutivo nacional en Canarias impactará sobre todo en los pequeños autónomos, es decir, en mecánicos, restauradores, fontaneros, taxistas y otros perfiles que cotizan por la base mínima porque disponen, en teoría, de menos ingresos. Este tipo de profesional que trabaja por cuenta propia son una abrumadora mayoría en las Islas. Representan a más del 90% de los autónomos, un porcentaje que supera al de la media nacional. En concreto, 82.973 trabajadores a los que esta subida de cotizaciones en 2022 costará ocho millones de euros en su conjunto.

Una hostelera superviviente. Emilia García ha sacado adelante su cafetería TTouss en la céntrica calle San José de Santa Cruz de Tenerife ella sola durante toda la pandemia. La merma de los ingresos hizo imposible seguir contando con ayuda y esta joven de 34 años se echó a su espalda todo el peso del negocio. Asegura que el aumento de las cuotas previsto para 2022 supone un golpe más para ella, que se suma al de la factura de la luz, que ya alcanza los 800 euros mensuales. Sin embargo, tiene claro que no se dará por vencida y sigue atendiendo con la misma amabilidad de siempre a sus clientes. En la imagen posa justo delante de su local. El Día

Unas aportaciones que muchos consideran que no tienen unas contraprestaciones a la altura de lo que aportan. «No tienes los mismos derechos que el empleado por cuenta ajena pagando incluso más que ellos», sostiene Valido, a pesar de ser «trabajadores que nos esforzamos cada día, no nos sentamos en nuestra casa a esperar un beneficio».

Asegura que estas prestaciones incluso han empeorado en las dos décadas que ella ha trabajado como autónoma. «No me puedo poner enferma, si cojo la baja lo que me dan es lo mismo que lo que tengo que seguir pagando de cuota para mantener la actividad» y además se tienen que seguir pagando el resto de los gastos fijos del negocio.

El colectivo coincide en que «no era el momento» de aumentar sus aportaciones

Los autónomos del Archipiélago todavía están soportando las consecuencias de la paralización de la actividad que produjo la pandemia. «No era el momento de una subida, la recuperación económica no llega cuando las grandes empresas facturan más sino cuando el pequeño tejido económico está solvente y estable», expone Haydee García, logopeda autónoma que gestiona un centro multidisciplinar en La Laguna.

Tal y como le ocurrió a la gran mayoría de los negocios, el confinamiento provocó una merma de ingresos en el centro que tuvo que adaptarse a las nuevas formas de trabajo online y a las medidas sanitarias «realizando inversiones para poder dar el mejor servicio a nuestros pacientes». Unos sobrecostes que ahora se unen al alza de las cotizaciones y que es difícil repercutir en el precio de los tratamientos.

Bajo su punto de vista, el Gobierno con esta decisión «está cortando las alas a muchos negocios» que de otra manera podrían contratar y generar más actividad económica, en un momento en el que Canarias lo necesita más que nunca. «Los autónomos no queremos recortar gastos ni despedir eso va en contra de nuestro propio crecimiento», asume, por lo que cree que la subida «deberían aplazarla hasta que la situación económica fuera mejor».

Compartir el artículo

stats