Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda anima el parque público con subvenciones a promotores privados

La convocatoria busca incrementar el número de inmuebles destinados al alquiler social para paliar la emergencia habitacional que existe en el Archipiélago

Construcción de edificios para nuevas viviendas en Canarias. Yaiza Socorro

El Gobierno de Canarias quiere animar a los promotores a construir vivienda pública en régimen de alquiler y para ello ha sacado una convocatoria en la que ofrecerá subvenciones a aquellas empresas del sector de la construcción que se decidan a impulsar el parque público. La convocatoria, publicada ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), cuenta con 2,9 millones de inversión y su objetivo es tratar de paliar el déficit de viviendas que existe en el Archipiélago y que se ha convertido en uno de los principales problemas para las familias canarias.

Con el precio de los alquileres en aumento y la escasez de promociones privadas, acceder a una vivienda se ha convertido en misión imposible para muchos ciudadanos, no solo en las Islas, sino en todo el país. De hecho, recientemente el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que impulsará una Ley de Vivienda a través de la que limitará o congelará el precio de los alquileres en las zonas tensionadas.

En Canarias, el Gobierno regional a través de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda desde el inicio de la legislatura desarrolló un Plan de Vivienda, para tratar de paliar la falta de alternativas habitacionales en el Archipiélago. La convocatoria publicada ayer se enmarca dentro de esta estrategia en la que el Ejecutivo canario incluyó también al sector privado a través de los acuerdos suscritos con las dos patronales del sector de la construcción.

El consejero, Sebastián Franquis, explica que «esta subvención responde a la política que se ha puesto en marcha desde este Gobierno para incrementar el parque de viviendas de las Islas como mejor medida para abaratar los precios del alquiler”, señaló Franquis, “es fundamental que la iniciativa privada se incorpore y participe de forma activa en la ejecución del Plan para, junto a la iniciativa puramente pública, alcanzar el objetivo de combatir la emergencia habitacional que sufre el Archipiélago por la falta de vivienda pública desde hace años”.

Franquis apunta que “para nosotros es fundamental la cogobernanza en la gestión del Plan, en colaboración con los cabildos y los ayuntamientos, y el otro elemento imprescindible es la colaboración con la iniciativa privada» y destacó que «es fundamental que la iniciativa privada se incorpore y participe de forma activa en la ejecución del mismo, fundamentalmente para ampliar el parque de viviendas en alquiler, pero también para generar más empleo en el sector”.

Estas subvenciones, dirigidas a fomentar la promoción privada de construcción de viviendas protegidas, buscan incentivar la incorporación al mercado inmobiliario de viviendas a precios de renta asequible. Con esta iniciativa, la Consejería espera ampliar el parque de viviendas de alquiler para que puedan ser habitadas por aquellas personas que no pueden afrontar los precios de una vivienda en el mercado libre.

Las promociones de vivienda que se acojan a estas subvenciones deben permanecer en régimen de alquiler entre diez y 25 años y podrán solicitarse tanto para promociones de nueva construcción como para obras que se hubieran quedado paralizadas y se finalice su construcción.

Compartir el artículo

stats