Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de turistas atenúa en Canarias el alza de precios que soporta España

El ‘rally’ del coste energético eleva el IPC estatal el 4% en un año y el 3,2% en las Islas | Diferencias históricas entre la inflación subyacente y la general

Turistas en la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife. Andrés Gutiérrez

El continuo incremento del precio de la energía situó la inflación que soporta España durante los últimos doce meses en el 4%. Al terminar septiembre, Canarias es la comunidad autónoma en la que el alza del IPC (Índice de Precios de Consumo) es menor. Las ocho décimas que separan al Archipiélago de la media nacional se explican porque el turismo está aún lejos de recuperar el esplendor prepandemia, lo que reduce la presión de la demanda.

Un sencillo ejercicio revela la responsabilidad de los productos energéticos, y de los combustibles y carburantes en el incremento de los precios. Los primeros son un 26,3% más caros en el Archipiélago (28,8% en todo el país) que al cierre del tercer trimestre del año pasado; los segundos, un 17,6% (21,2% estatal).

De tal modo que la evolución interanual de la inflación subyacente, la que prescinde del comportamiento de los precios de la energía y los alimentos frescos, fue del 0,9% en la comunidad autónoma y del 1% en el conjunto del país. Los tres puntos que separan este último valor del general (4%) es la mayor diferencia desde el inicio de la serie en 1986.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, recomendó «ser cuidadosos en el análisis del dato», porque «lo que está incrementando el dato global es el coste energético», informa Europa Press. De ahí que el Gobierno central, por boca de la ministra, mantenga para 2022 un crecimiento del IPC del 2%. «Creemos que no va a ser un lastre para la recuperación económica», añadió Montero.

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) expuso que la inflación podría cerrar diciembre en el 4,8%. En un escenario peor, aunque no menos realista, en el que aún queda lejos el punto de inflexión en la escalada del precio del gas –por tanto también de la electricidad hasta el final del primer trimestre de 2022– la variación del IPC llegaría hasta el 5,3% en el último mes del año.

La patronal aseguró que las empresas apenas están trasladando a los precios finales el incremento de los costes energéticos. De ahí la enorme diferencia entre la inflación subyacente y la general. Eso sí, CEOE advirtió de que la lógica reducción de los márgenes empresariales se produce en un momento delicado para muchas de ellas, tras meses de crisis y restricciones a la actividad.

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna (ULL), José Ángel Rodríguez, alude al 4,1% que ha crecido el IPC de Alemania en el último año. «Es muy significativo», subrayó, por la especial atención que los germanos ponen a la evolución de esta variable. A ello añadió el 5,4% que acumula ya el de Estados Unidos y las tensiones inflacionistas que también padecen países tradicionalmente alejados de estos problemas como Japón. En todo caso, Rodríguez estima que los efectos sobre el conjunto de la economía española serán manejables «hasta que se alcance el 5%».

Desde el inicio de mes, el barril de petróleo Brent se ha instalado por encima de la barrera de los 80 dólares. Ayer creció, por vez primera en tres días, un 0,65% hasta los 83,72 dólares. «El conjunto de los países productores están presionando a Arabia Saudí y ya han pasado las elecciones de Irán», subraya el catedrático de la ULL. Todo ello suma para incrementar la oferta de crudo, lo que llevaría a los mercados de futuros a negociar precios más moderados.

«El componente geopolítico es muy fuerte», detalla José Ángel Rodríguez para explicar el rally alcista del precio de la energía. Y en eso juega un papel fundamental el gas, gran protagonista en la generación de electricidad en España. Argelia es el gran proveedor de la Península y una parte llega a través de Marruecos, con lo que puede generar un efecto positivo el que las relaciones con el país vecino parezcan «haber entrado en una mejor perspectiva».

También las sequías padecidas por grandes suministradores de oleaginosas como Australia, Estados Unidos, Canadá, Brasil o Argentina han provocado grandes incrementos interanuales del precio de los aceites y grasas: 18,7% en las Islas y 23,5% en todo el país.

Compartir el artículo

stats