Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El caos marítimo amenaza con dejar a las Islas sin muchos regalos navideños

El comercio avisa de que puede ser difícil encontrar los juguetes y productos más demandados y recomienda anticipar las compras

Escaparate navideño en un comercio de las Islas.

El atasco del tráfico portuario internacional puede convertir en misión casi imposible conseguir algunos de los regalos más demandados esta Navidad en Canarias. Adquirir el juguete de moda, artículos de electrónica o el videojuego más esperado será cada vez más difícil a medida que se acerquen las fiestas. ¿La razón? Los retrasos en la llegada de los pedidos de mercancía desde Asia, lugar desde el que se importan la gran mayoría de los productos, debido al caos marítimo que sacude el globo desde meses.

Las Islas tienen a su vez un problema añadido, los 2.000 kilómetros que separan al Archipiélago del continente, y que hacen que las mercancías deban pasar una etapa de tránsito más antes de ponerse a la venta. “La situación va a ser muy complicada”, confirma Abbas Moujir, presidente de la Federación de Áreas Urbanas (Fauca), ya que los comerciantes de las Islas suelen realizar los pedidos con mucha antelación y, ahora una vez se agoten los que ya están aquí, no dará tiempo a que una nueva remesa llegue a tiempo antes de las fechas señaladas. El escenario se ve tan complejo que algunos negocios se plantean incluso reducir los descuentos destinados al Black Friday para limitar las ventas y tratar de reservar mercancía para las semanas posteriores. “El problema es que ahora si se pone de moda algún tipo de prenda o un juguete determinado habrá que ver si el proveedor tiene o no stock”, explica, ya que si los almacenes están vacíos no daría tiempo a importarlos desde Asia. 

Algunos de los artículos que se van a ver más afectados por la situación actual son los juguetes, los reyes absolutos de los regalos navideños. El encarecimiento de las materias primas y del transporte hará, no solo que llegado el momento muchos no puedan encontrarse, sino que su precio suba, debido al sobrecoste que supone para los fabricantes. Este es al menos el cálculo que realiza la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes. Su responsable de Promoción Exterior, Oliver Giner, asegura que hasta el mes de julio las empresas del sector han soportado una subida media en los costes de entre el 20 y el 40%, debido al alza de materiales como los polímeros que han doblado su precio, el pwc que ha subido un 35%, los poliésteres que se han disparado un 90% o los tubos de hierro para la fabricación de bicicletas que se han elevado un 30%.

Algo que hace que el incremento de los precios de venta al público sea “inevitable”, a pesar de que la asociación advierte de que los jugueteros de España “han tratado de anticiparse” a estos problemas adquiriendo materias primas desde el pasado mes de enero.

Para Alfredo Medina, secretario general de la Asociación de Medianas y Grandes Empresas de Distribución Comercial en Canarias (Asodiscan), el atasco marítimo internacional ha sacado a la luz “algunas debilidades que tiene este modelo de tener toda la producción centrada en Asia”. Medina quiso dejar claro que los retrasos en la llegada de suministros afectan a estos grandes centros de producción orientales pero no a la llegada de productos de alimentación, ya que este tipo de tráfico es eminentemente nacional y respecto a él “no está habiendo ningún problema, ni lo va a haber”.

Los fabricantes de juguetes ven «inevitable» una subida de precios debido al sobrecoste

Medina sí reconoce que el aumento de los plazos de entrega de lo que se importa desde Asia puede hacer que esta Navidad “veamos que falta mercancía en algunos establecimientos”, como por ejemplo en juguetería, ya que el 70% de estos productos infantiles se produce en estos países. 

Pero, ¿cuál es el motivo de que se estén produciendo estos retrasos en la llegada de mercancía? En un lado de la ecuación, se debe colocar el atasco en el tráfico marítimo debido a la falta de contenedores suficientes para hacer frente a una demanda del comercio internacional que se ha recuperado tras la pandemia, los desorbitados precios de los fletes, -que se han incrementado hasta en un 500%- y la ralentización de la actividad en puertos clave para el comercio mundial. En el otro, el alza del precio de las materias primas y la escasez de microchip que a su vez han obligado a bajar la marcha de los grandes centros de producción, que no dan a basto para fabricar todo lo que reclama una demanda creciente. Un cóctel que amenaza con aguar las compras navideñas de muchos, no solo en Canarias, sino en otras muchas parte del mundo.

¿Qué se recomienda para tratar de sortear esta situación? “Anticipar las compras siempre ha sido un buen consejo y este año cobra un valor especial”, recalca Medina. De esta manera sugiere que “quien busque el juguete de moda que se de prisa” o si no se corre el riesgo de que muchas cartas a los Reyes Magos sean respondidas con un socorrido “vale por…”.

El aumento de los plazos de entrega hace imposible que mucha mercancía llegue desde Asia

Sin embargo, el sector señala que en Canarias no se va a producir una situación de desabastecimiento generalizado pero sí puede existir problemas en ciertos productos con gran demanda. “Si no nos damos prisa correremos el riesgo de no encontrar lo que vayamos a buscar”, sentencia Abbas Moujir, ya que la actual situación no hará sino potenciar lo que ya se producía años anteriores cuando determinados productos se agotaban antes de la llegada de la Navidad.

A pesar de este escenario, el sector espera que esta campaña navideña sea por fin la de la reactivación definitiva. “La mejora de los datos pandémicos y la recuperación gradual del turismo nos anima a pensar en unas navidades mejores, que puedan ser parecidas a las que teníamos antes”, señala Medina, mientras que Moujir confía en que esta sea una buena campaña “sin restricciones y que la gente disfrute y salga a comprar”.

Compartir el artículo

stats