Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara continúa formando a mayores de 45 años para fomentar su inserción laboral

Junto al Programa Integral de Cualificación y Empeo (PICE), la Cámara ofrece formación y fomenta la inserción laboral de los colectivos más afectados por el desempleo

Alumnado durante una sesión formativa del Programa 45 +.

Desde el pasado mes de julio, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y el Cabildo de Tenerife, puso en marcha el Programa 45+ dirigido a personas que se encuentren en situación de desempleo y que tengan entre 45 y 60 años (ambas inclusive). La finalidad de este programa formativo es ofrecer una acción directa que se adecúe a las necesidades de este colectivo, especialmente castigado por el desempleo, y brindarles la posibilidad de obtener la formación y cualificación necesarias para facilitar su inserción laboral. Todo ello, además, realizando una sesión de orientación laboral previa que permite detectar los puntos fuertes a potenciar y puntos flacos a reforzar de cada uno de los participantes del programa.

Según fuentes del Observatorio de Empleo de Canarias (OBECAN) y el Instituto Canario de Estadística (ISTAC), de la suma total de población en situación de desempleo en el Archipiélago, 55.815 personas se encuentran englobadas en este colectivo, lo que representa más de la mitad (el 54,7%) de la cifra global. Desde el año 2019 esta cifra ha ido en continuo crecimiento hasta superar la media centena en la actualidad.

Como solución, el programa propone un conjunto de acciones diseñadas como un itinerario formativo que acerque a cada participante al empleo, partiendo de un diagnóstico centrado en analizar el punto de partida de la persona participante, con una formación en competencias digitales ajustada a su perfil y que finaliza con un análisis personalizado sobre las oportunidades que el participante tiene en el mercado de trabajo actual.

Actualmente, la Cámara ha ejecutado el 80% de las orientaciones previstas, conociendo de primera mano el perfil profesional de los participantes, especialmente en lo relativo las competencias digitales, ya que el programa se centra, sobrte todo, en garantizar un conocimiento básico en materia digital para facilitar su inserción en el mercado laboral. Así, por ejemplo, en el mes de septiembre los participantes han adquirido o reforzado sus conocimientos en competencias digitales, haber realizado formación específica que les ha permitido trabajar su marca personal. Adicionalmente, han podido realizar un simulacro de entrevista laboral, cuyo objetivo es fomentar la autorreflexión y conocimiento de sí mismos, analizar y mejorar sus habilidades comunicativas, fijar objetivos y metas que sean reales y alcanzables, así como saber destacar sus puntos fuertes tanto personales como profesionales de cara a una posible inserción laboral. De esta forma, se conseguirá identificar y comunicar las características que hace al participante destacar, ser diferente y visible en un entorno sociolaboral homogéneo, competitivo y cambiante.

Por su parte, aquellas personas que ya han pasado por el programa destacan que, tras pasar por las diferentes fases, han sido capaces de actualizar sus competencias digitales y adaptarlas a las exigencias actuales del mercado de trabajo. También afirman que han sido capaces de optimizar su estrategia de búsqueda de empleo tanto online como offline, ampliado al mismo tiempo su red de contactos. Por último, también consideran que gracias al Programa 45+ han mejorado su carrera profesional y su CV, pudiendo aportar mayores competencias y experiencias al mundo laboral y sintiéndose más preparados a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo.

Compartir el artículo

stats