Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias tiene ya abiertos más del 80% de los hoteles en espera del invierno

El porcentaje de reaperturas es aún mayor en las islas periféricas

Una pareja de turistas observa el estado de una playa desde una terraza.

Una pareja de turistas observa el estado de una playa desde una terraza. Andrés Cruz

Más del 80% de los hoteles de Canarias –alrededor de ocho de cada diez– ya tienen las puertas abiertas y las habitaciones listas de cara a la inminente temporada de invierno, la tradicional temporada alta en el Archipiélago. El porcentaje de establecimientos que han vuelto a la actividad tras lo peor de la crisis del coronavirus es incluso más alto en las islas periféricas. Y no menos relevante es que la mayoría de los que continúan cerrados, la mayoría de ese 20% que todavía no ha reabierto, está en obras o remodelándose, con lo que su supervivencia no solo está garantizada, sino que, además, ganará calidad y mejorará su servicio, lo que a su vez redundará en beneficio del destino en su conjunto.

«La mayor parte de los hoteles que aún no están abiertos en la isla es porque está en reformas», explicó el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Hormiga. El representante de la patronal insular está convencido –«es mi deseo pero también mi percepción», puntualizó– de que la temporada alta de invierno será «espectacular». Hormiga recordó que las compañías aéreas tienen previsto ofertar en la inminente temporada alta un 12% más de plazas para volar a las Islas que en el período invernal 2019-2020, el último que las aerolíneas programaron antes del estallido de la pandemia en marzo del año pasado. En el caso de Fuerteventura, que junto con Lanzarote es la isla más eminentemente turística de la región, la oferta de plazas aéreas para la temporada de invierno –de octubre a marzo– se ha incrementado en relación con la última temporada alta prepandemia incluso más que en el conjunto del Archipiélago, hasta un 30%. Es verdad, precisa el empresario, que ahora habrá que llenar los aviones de turistas, pero detrás de la masiva reapertura de hoteles en la isla majorera, y en Canarias en general, está la seguridad de que los visitantes van a responder. «¿Dónde van a ir si no?», se pregunta el presidente de Asofuer: «¿A Egipto, con la inseguridad que existe?».

Hormiga calcula que en Fuerteventura está ya abierto entre el 80 y el 90% de la planta hotelera, con lo que el porcentaje es prácticamente el mismo que en la vecina Lanzarote. En la isla de los volcanes ha vuelto a la actividad entre el 80 y el 85% de los establecimientos, según los últimos datos de la Asociación Insular de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote (Asolan). No obstante, lo más positivo para el sector turístico no es tanto el elevado porcentaje de reaperturas, que también, como que la ocupación media osciló en agosto entre el 60 y el 67%, es decir, que más de seis de cada diez camas ofertadas estuvieron ocupadas. En un año normal, ese 60-67% sería casi un fracaso, pero en las actuales circunstancias, tras un año y medio de profunda crisis, es una tasa de ocupación más que aceptable y que, sobre todo, permite mantener la actividad.

Además, la presidenta de Asolan, Susana Pérez, que también es miembro del comité ejecutivo de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), señaló que las reaperturas no han dejado de producirse desde finales de julio. Hasta ese momento, en Lanzarote solo estaba abierto el 60% de los hoteles, pero a partir de entonces, la inestabilidad y los vaivenes a lo largo y ancho de Europa han dado paso a una mayor confianza en la recuperación y en que lo peor de la crisis sanitaria ha quedado atrás. De este modo, y en poco más de un mes, Lanzarote ha pasado de tener solamente seis de cada diez establecimientos abiertos a tener más de ocho de cada diez, y en cifras similares se ha movido el sector en las demás islas.

Los últimos cálculos de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) muestran que el porcentaje de reaperturas en Tenerife también roza el 80%. En concreto, la isla del Teide cerró agosto con un 78% de los establecimientos en servicio, lo que supone seis puntos más de lo previsto por Ashotel a finales de julio.

No en vano, muchos empresarios adelantaron la fecha de reapertura al calor de esa incipiente estabilización en los países emisores de turistas. Y a tenor de la ocupación media en agosto, de entre un 65 y un 75% según el tipo y la categoría del establecimiento, la decisión no fue ni mucho menos mala, al menos en general. Es verdad que tampoco este sería un buen nivel de ocupación en tiempos de normalidad, pero tal como están las cosas –Ashotel recordó que el Instituto Canario de Estadística había vaticinado para agosto un exiguo 45%–, se trata de porcentajes más que aceptables. La patronal hotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que preside el también presidente de la Cehat, Jorge Marichal, prevé que septiembre termine con más del 82% de los establecimientos recibiendo huéspedes, un porcentaje que será muy similar en Gran Canaria.

De hecho, en la otra isla capitalina, según indicó el vicepresidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de la provincia de Las Palmas, Tom Smulders, también está ya abierto alrededor del 80% de los alojamientos. Y ello sin olvidar que en las islas verdes –La Palma, La Gomera y El Hierro– todos los hoteles y apartamentos llevan abiertos desde junio –al menos los asociados a Ashotel, que son la mayoría– con niveles de ocupación media de entre el 90 y el 78%.

Eso sí, Susana Pérez recordó que una cosa son las reaperturas y el aumento del número de visitantes y otra es la recuperación económica. Y esta última llevará más tiempo tras tantos meses de crisis, cierres y turismo cero.

Compartir el artículo

stats