Ikea Francia ha sido multada con un millón de euros por espiar a sus trabajadores. El antiguo director general galo de Ikea en Francia, Jean-Louis Baillot, fue condenado a dos años de prisión y a una multa de 50.000 euros. El caso se remonta a un período en el que la empresa recolectó entre 2009 y 2012 datos personales de cientos de sus trabajadores «por medios fraudulentos, desleales, ilícitos, de forma habitual», señala la sentencia. |