Mercadona acaba de repartir 366 millones de euros entre sus trabajadores en concepto de prima por objetivos, destinados a reconocer los méritos realizados por los empleados, que quedan reflejados en los beneficios anuales de la empresa. Esta cantidad, unida a los otros 43 millones distribuidos para agradecer el esfuerzo de la plantilla en los primeros momentos de pandemia, suman 409 millones de euros.

Patricia Cortizas, directora general de Recursos Humanos y Relaciones Externas, ha destacado el implacable trabajo del personal y ha agradecido el compromiso, sin el cual no hubiese sido posible “garantizar la apertura de los más de 1.600 supermercados repartidos en España y Portugal durante la cuarentena”.

Desde que se declaró el estado de alarma, la empresa ha gastado más de 200 millones de euros en la adquisición de equipos de protección individual, desinfección, limpieza y adecuación de medidas de seguridad, destinados a proteger la salud de los empleados, los clientes y los proveedores. A pesar de todo, Cortizas ha informado que, en 2020, Mercadona ha conseguido la mejor gestión de su historia. En total, desde el año pasado, la compañía de supermercados ha repartido 409 millones de euros entre sus más de 90.000 empleados.

Una empresa comprometida

El compromiso de la cadena con sus trabajadores se reforzó en agosto de 2020 cuando aprobó la jornada laboral de cinco días para el personal de supermercados, con la intención de mejorar las medidas de conciliación laboral y familiar. Este objetivo se puso en marcha hace más de 25 años, cuando inició el proceso para convertir a toda la plantilla en empleados fijos, apostando, de esta forma, por un empleo estable y de calidad.

Fue en 2001 cuando se tomó la decisión de compartir con el personal el beneficio generado. Durante los 20 años que han pasado desde entonces, los accionistas de la compañía han repartido más de 4.200 millones de euros. Cualquier miembro del personal de la empresa recibe una mensualidad extra desde el primer año si cumple con los objetivos establecidos. Esta cifra aumenta a dos mensualidades cuando el trabajador tiene más de cinco años de antigüedad. Este dato sitúa el sueldo neto medio de los empleados base de la empresa en 1.800 euros al mes, incluyendo las pagas extra y las primas por objetivos. Estas iniciativas posicionan a la empresa española como una de las pioneras en materia de conciliación, formación y desarrollo personal y profesional.