El capital canario en Sacyr ata amarras. Tanto el consejero delegado de la energética Disa, José Carceller, como el Grupo Satocan, dirigido por Juan Miguel Sanjuán, han renovado por diez años más el acuerdo de sindicación que firmaron en 2011 con la finalidad de no perder representación en el consejo de administración de la constructora. Según informaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la nueva fecha en la que expirará el acuerdo será el 21 de febrero de 2031, manteniendo Disa el 50,01% de los derechos de las acciones sindicadas y, Satocan, el restante 49,99%.

En la última notificación al mercado, la acción concertada controlaba el 14,5% del capital de Sacyr, siendo esta participación la mayor de todo el accionariado, por delante de Beta Asociados, Grupo Fuertes o Norges Bank, entre otros. Dentro del pacto sindicado, a septiembre de 2018, Disa contaba con casi 70 millones de títulos representativos del 12,5% del capital, aupándose como principal accionista, mientras que Satocan mantenía 10,5 millones, es decir, el 1,9% del capital.

En el consejo de administración de Sacyr, presidido por Manuel Manrique Cecilia, Demetrio Carceller ocupa precisamente la vicepresidencia y Sanjuan el primer vocal de once. Sacyr desarrolla en la actualidad su actividad en más de veinte países de los cinco continentes. La construcción de la ampliación del Canal de Panamá en 2016 es una de sus obras de ingeniería más destacadas, pero la diversificación de sus intereses pasan también por el negocio industrial con proyectos de regasificación y petroquímica, plantas de tratamiento de agua o la restauración o la minería.

Mayor operador independiente

El grupo Disa, empresa de origen canario, es el mayor operador independiente en la distribución de combustible en España. Gestiona la cuarta red de estaciones de gasolina más amplia del país, con combustibles tradicionales y con generación y comercialización de electricidad de origen 100% renovable, así como otras energías alternativas como el Auto Gas y el Gas Natural. Durante este año, el grupo ha realizado un avance en su estrategia de expansión internacional con la adquisición de negocios energéticos en Portugal y Uruguay.

Grupo Satocan, por su parte, está formado por un conjunto de empresas radicada su mayor parte en Canarias, cuyo ámbito de actuación cubre un variado espectro de la actividad económica de las Islas, y con participación en sociedades como Binter, Vidrieras Canarias, Haricana o San Roque Hospital Universitario. Y es que siendo su origen la actividad de construcción, tanto residencial como turística, el grupo se ha diversificado en los últimos años hacia los sectores industrial, energético y turístico, tanto en el conjunto de España como en el Caribe.