La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, avala la iniciativa de que, a partir de mañana, la Comisión Europea dé luz verde a la posibilidad de imponer aranceles a productos estadounidenses si la Administración de Donald Trump sigue manteniendo los gravámenes a determinados productos europeos, que están vigentes desde hace un año.

En una entrevista en Radio Castilla-La Mancha, Maroto recalcó que desde las instituciones europeas se habla con Estados Unidos para volver a negociar, pero siempre con una "línea roja" que pasa por el levantamiento de los aranceles americanos, "que tan dañinos están siendo". A falta de acuerdo, mañana se aprobará que puedan establecerse sanciones desde este lado del Atlántico a productos del país norteamericano. En todo caso, incidió en que desde España se sigue "tendiendo la mano" para evitar una "guerra comercial". A partir del día 26 ya estarán vigentes los instrumentos "para poner en marcha la aprobación e imposición de aranceles".

Pese a que esta posibilidad se abre a apenas 10 días de las elecciones en Estados Unidos, asegura la ministra que la intención no es interferir en el proceso electoral. "Eso es algo que tenemos claro, pero nos vamos a regir por el procedimiento -que aprobará la Comisión Europea-, que es lo más objetivo para no tomar una decisión sobre la base de un hecho como las elecciones", dijo. Insiste por tanto en que si el acuerdo finalmente no es posible, lo que hará Europa, y España por extensión, es "lo que ya ha hecho Estados Unidos"; es decir, establecer aranceles.