26 de septiembre de 2020
26.09.2020

Canarias no tira la toalla y destina 11,2 millones para atraer a turistas en invierno

La oposición echa en cara al Gobierno regional que siga sin realizar los PCR a los visitantes

26.09.2020 | 00:11
La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ayer durante la comisión parlamentaria.

El Gobierno de Canarias no tira la toalla, al menos oficialmente, y sigue confiado en salvar parte de la temporada turística de invierno, siempre que el omnipresente coronavirus lo permita. La Consejería de Turismo invertirá 11,2 millones de euros este año para atraer visitantes a un Archipiélago donde sigue sin hacer acto de presencia la frialdad invernal, pero donde la incidencia de contagios continúa siendo demasiado alta -53,22 por cada 100.000 habitantes- como para que los países emisores den su brazo a torcer y levanten las restricciones para viajar a las Islas -Alemania exige que la tasa sea inferior a 50 y Reino Unido, menos de 20-. Para que el sector esté preparado cuando esto ocurra, la consejera Yaiza Castilla explicó ayer en comisión parlamentaria que los establecimientos alojativos dispondrán de 4,5 millones en subvenciones directas para adaptar los espacios a los protocolos sanitarios.

A este dinero se sumará el programa de planes de sostenibilidad en destinos turísticos maduros y rurales, promovido por el Estado y dotado de tres millones de euros; el Programa de Infraestructuras Turísticas del Ejecutivo autonómico, con 1,6 millones; el Laboratorio de Protocolos Turísticos, con 1,1 millones; y un fondo de desarrollo de vuelos específico para recuperar la conectividad previa a la pandemia, con un millón. El objetivo que en diciembre se recupere el 60% del movimiento turístico que había antes de que el coronavirus lo frenara en seco y llegar hasta el 80% en marzo, justo un año después de que la pandemia llegara al pico más alto y se decretara el estado de alarma.

Si se mantiene la evolución favorable en el control de la pandemia y se resuelven los problemas para implantar test de coronavirus en origen y destino que permitan los corredores seguros, Canarias puede tener "una gran temporada turística de invierno", aseguró Castilla. Cuando los países levanten sus restricciones de viaje, se llevará a cabo una "potente" campaña de promoción internacional ya que los turoperadores "están deseando empezar sus programaciones".

Duras críticas a la gestión


Precisamente, la oposición echó en cara a Castilla y sus compañeros del pacto de las flores que no hayan logrado realizar todavía los PCR a los visitantes que llegan a las Islas. "Usted está secuestrada por Román Rodríguez, que decía que los test en origen eran caros; está secuestrada por Podemos, que cree que el turismo es el malo de la película; y está secuestrada por el PSOE, que en vez de exigir al Gobierno de España seguridad, se dedica a regalar timples", le espetó el diputado de CC-PNC, Oswaldo Betancort. Muy duro se mostró también el parlamentario popular Carlos Ester, que tras asegurar que el presidente Pedro Sánchez "se ríe" en la cara de los canarios y que toma a las Islas "por el pito del sereno", exigió medidas contundentes al Gobierno canario para no perder la temporada de invierno.

Una pérdida que el parlamentario de Ciudadanos, Ricardo Fernández de la Puente, da casi por segura. "No es suficiente lo que están haciendo", criticó, a la par que exigió a Castilla que señale al culpable de que en "Canarias no se hagan los test" como sí se realizan en otros destinos como Madeira. Unas acusaciones que la consejera recibió con sorpresa, recordando en primer lugar que fue su área la que solicitó desde un primer momento que se hicieran las pruebas a los turistas en origen, una petición que aunque fue apoyada por el presidente canario, Ángel Víctor Torres, no obtuvo el apoyo ni del Estado ni de la Unión Europea. Una circunstancia adversa que previsiblemente cambiará este lunes tras la reunión de los responsables de Turismo europeos.

En defensa de su compañera de partido salió el portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, Jesús Ramos Chinea, que ironizó sobre las exigencias planteadas a la consejera, "a quien prácticamente se le está pidiendo que vaya a los países emisores a traer a los turistas de la mano, cuando lo que estos países están haciendo, al igual que lo hace Canarias, es solicitar a sus ciudadanos que practiquen el turismo interior para que el dinero se quede en casa". También el portavoz de Sí Podemos Canarias, Francisco Déniz, se mostró en contra de quienes quieren recuperar el turismo porque sí. "No hay gente para tanta cama", aseguró el parlamentario morado, que además criticó que durante años se haya apostado por "un modelo económico totalmente dependiente del exterior y que exige un cambio profundo que hay que repensar entre todos ".

Suscríbase a El Día para tener acceso completo a todas nuestras noticias y siga leyendo esta información en nuestro Kiosco Digital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook