23 de septiembre de 2020
23.09.2020

Fondos temáticos para diferenciarse de la competencia

El vino, los océanos o el agua merecen la atención de Banca March a la hora de conformar su cartera de inversiones

22.09.2020 | 23:10
Javier Galarraga, director territorial en Canarias de Banca March, afirma que "El mundo está cambiando y los inversores que no tengan voluntad de adaptarse a este nuevo tiempo se quedarán mirando desde la barrera".

Gestoras y asesores hay muchos en el mercado inversor. La competencia es grande y se impone la diferenciación para merecer la atención de los clientes. En esa estrategia, Banca March exhibe sus fondos temáticos, vehículos que, según el presidente ejecutivo de March A. M. -gestora de Banca March fundada en 2000-, Juan Manuel Soto, constituyen una de sus grandes señas de identidad.

Esas herramientas permiten a los ahorradores estar presentes en proyectos muy determinados. Soto destacó el Family Business Fund, que muestra "un comportamiento positivo por prudencia" y está dirigido a quienes buscan un "enfoque a largo plazo". Se trata de un fondo de inversión compuesto por una cartera de activos de compañías familiares cotizadas a nivel global, y es solo un ejemplo.

También es posible explorar las buenas noticias en forma de rentabilidad que aporta la industria vinícola. Lo hace posible Vini Catena, primer fondo de inversión sobre la cadena de valor del vino y otra de las posibilidades puestas sobre la mesa ayer por Soto durante la celebración del foro Oportunidades de inversión para el ahorrado en la recuperación post Covid, organizado por Banca March en colaboración con EL DÍA y La Provincia .

En el porfolio que se coloca ante los ojos de los ahorradores tampoco faltan las oportunidades de colaborar con la sostenibilidad del planeta. Así, Mediterranean Fund "busca invertir en dos tendencias con gran potencial: por un lado, los océanos como fuente de riqueza y, por otro, el agua como bien escaso e imprescindible", detalló Juan Manuel Soto. En este caso, la pandemia sí ha afectado y este vehículo transita en negativo por el nefasto 2020, "pero acumula una rentabilidad del 4%" durante el año de vida con que cuenta. En decir, en condiciones normales ha mostrado sobrada capacidad de generar rentabilidad.

De estas cuestiones puramente económicas surgen otras relacionadas con el medio ambiente. Por ejemplo, la colaboración con una entidad sin ánimo de lucro como Oceana para arrojar más luz sobre el negativo impacto que tienen los plásticos en el medio marino. Esta organización no gubernamental tiene como fin influir en las decisiones políticas que adopta cada país para evitar daños y recuperar los océanos.

Soto señaló que March A. M. gestiona en la actualidad más de 5.000 millones de euros y ocupa el cuarto puesto en el segmento de las sicav (sociedades de inversión de capital variable), con 2.200 millones de euros. Entre estas, Torrenova, que cuenta con más de un cuarto de siglo de existencia y que, con 600 millones de euros, "es la mayor entre las no institucionales".

Para el director en el Archipiélago de Banca March, Javier Galarraga, "lo que más tranquilidad puede dar a un cliente en el contexto actual es un banco solvente con una trayectoria casi centenaria". A ello añadió "la mejor oferta de productos de banca privada".

En una somera enumeración del reparto de activos de inversión por su naturaleza, el director de Coinversión de Banca March, José Cloquell, expuso que el 70% está en "capital riesgo de compañías no cotizadas", no solo españolas, también extranjeras, y vehiculizado a través de Artá Capital.

De hecho, la hoja de ruta recoge que el año se cerrará con la entrada en "seis presas (hidráulicas) que están en marcha, ya producen, y han sido portada de la prensa internacional", detalló Cloquell. A sus socios en esa iniciativa los definió como "líderes en su ámbito. Y como los activos son productivos, nos aportan caja desde el primer momento". Es solo un ejemplo de la atención que merecen en los últimos tiempo las infraestructuras que tienen como objetivo contribuir a la transición energética. Alrededor de otro 10% se dedica al mercado inmobiliario.

Es el dibujo con trazo grueso, porque lo cierto es que no faltan oportunidades de girar el volante a cada paso para situarse en la senda de la rentabilidad. De ahí la participación este año "en compañías de entre cinco y 25 millones de euros de Ebitda", acotó el director de Coinversión de Banca March, "junto a Oquendo, líder en financiación alternativa española. Es la parte que tenemos a caballo entre la generación de fondos bancarios y lo empresarial, para seguir creciendo". Es el cuarto vehículo que tienen en común y la relación suma ya 50 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook