18 de agosto de 2020
18.08.2020

Un 'Plan Marshall' para el sector del ocio

Fecao reclama la exención de los pagos a la Seguridad Social y reducir el IGIC cuatro puntos | La patronal advierte de la pérdida de 6.300 empresas en las Islas

17.08.2020 | 23:08
Un 'Plan Marshall' para el sector del ocio

Los empresarios canarios del ocio han reaccionado ante el cierre de sus negocios al que han obligado los rebrotes de Covid-19 y han remitido a los gobiernos central y canario un plan para evitar la desaparición de "6.300 empresas". Entre las iniciativas que contempla incluye la exención de los pagos a la Seguridad Social y los alquileres y una rebaja de hasta cuatro puntos (del 7% al 3%) en el IGIC para la restauración.

La Federación Empresarial Canaria del Ocio (Fecao), que equipara su iniciativa al Plan Marshall puesto en marcha por Estados Unidos para la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial, advierte de que es absolutamente necesario prorrogar la vigencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta final de año. Al menos para los negocios "cuya facturación no supere el 50%" de la que tenían antes de decretarse el estado de alarma; la práctica totalidad padece hoy esas circunstancias.

En su reciente visita a las Islas, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se comprometió a prolongar la duración de esos ERTE. El acuerdo lo adoptarán de manera conjunta Gobierno de España, empresarios y sindicatos en una próxima reunión de la comisión tripartita que conforman.

En el plan también se contempla que esas mismas empresas que han visto contraerse a la mitad el volumen de negocio podrán solicitar ayudas directas de Estado. La cuantía de estas las determinarán, entre otros factores, el tamaño y número de empleados que tenga cada una.

La presidenta de Fecao, Bárbara Cabrera, se sumó ayer a las voces que han advertido durante todos estos meses del riesgo que corre la economía canaria por el impacto de las restricciones sanitarias sobre el turismo, sector sobre el que descansa más de un tercio del producto interior bruto (PIB) de las Islas.

En el comunicado, emitido ayer por la federación empresarial se destaca que el aludido Plan Marshall provocó "una disminución de las barreras burocráticas, una menor regulación de los negocios y alentó un aumento de la productividad". Evidentemente, toda vez que se superó el tiempo primero en que fue el dinero público entregado de manera ordenada el que propició que las economías se mantuvieran a flote.

Además de las ayudas públicas, la aminoración de la imposición indirecta o la exención de las cuotas a la Seguridad Social que las empresas pagan por cada empleado, Fecao baja también a la arena de las subvenciones directas capaces de dinamizar el consumo en los establecimientos de los empresarios adscritos a la organización.

Por ejemplo, mediante un bono denominado Canario, degusta los productos de tu tierra y que distribuiría el Gobierno de Canarias. "Bonos oficiales canjeables en hoteles, parques temáticos, restaurantes y cualquier actividad económica dada de alta de forma legal", detalla el documento que la presidenta de Fecao aseguró que hace semanas hizo llegar a los grupos políticos con presencia en el Parlamento de Canarias y los consejeros de Hacienda, Román Rodríguez, y Sanidad, Blas Trujillo. Hasta el momento no ha recibido respuesta.

Otro de los capítulos en los que incide Fecao es el del juego, altamente dependiente, según sostiene la patronal del sector del ocio, del turismo y la gastronomía. Solicitan la reducción a la mitad durante seis meses de la tasa fija mensual que grava esta actividad siempre que los establecimientos que mantienen abiertas sus puertas mientras ven cómo su facturación se desploma la falta de visitantes.

Fecao también demanda campañas de promoción, "al estilo de los planes Marshall", vuelven a reseñar, "para la reactivación" de la gastronomía y el turismo. Y más descuentos, como el propuesto del 75% en los atraques de las embarcaciones que se dedican al ocio marítimo.

En cuanto a los problemas de liquidez que se derivan de la actual situación, Fecao insta a la Administración a anticipar pagos y, en cualquier caso, pagar, como tarde, en 30 días. En resumen, "un rescate a todas las pymes" desde todos los ángulos. ¿Qué dan estas a cambio? Su compromiso "de mantener los puestos de trabajos y buscar la supervivencia de las empresas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook