La Mesa Técnica de Hostelería aprobó ayer los criterios orientativos en prevención de riesgos laborales frente a la Covid-19 en el sector hotelero de Canarias, un documento dirigido a las pymes del sector del alojamiento turístico, en el que quedan "flecos" como los protocolos en los bufés de los hoteles o las mascarillas de las camareras de piso.

El texto ofrece orientación, tanto a empresas como a personas trabajadoras, sobre la prevención y protección frente a la Covid-19, así como sobre seguridad y salud de los trabajadores en la nueva normalidad. La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, explicó que los criterios "han sido consensuados desde el diálogo social".

Los criterios de prevención han sido elaborados por las organizaciones empresariales sectoriales FEHT, Ashotel, Asolan y Asofuer, CCOO y UGT; la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno de España y, por parte del Gobierno de Canarias, la Consejería de Economía Conocimiento y Empleo; la Consejería de Turismo, Industria y Comercio y la Consejería de Sanidad. "Resulta fundamental que las empresas del sector mantengan actualizados sus planes de prevención de riesgos de laborales durante la crisis", dijo Máñez. "Este documento pretende ayudarlas a que establezcan sus protocolos de actuación, medidas de carácter organizativo en los centros de trabajo y a saber cómo actuar ante un contagio, con el objetivo principal de proteger la salud".

Los portavoces sindicales han valorado el documento como "positivo", dijo el responsable de hostelería de UGT Canarias, Paco González aunque "faltan aún algunos flecos para adaptarlo a los centros de trabajo". Estos flecos, como el uso de los diferentes tipos de mascarillas para las camareras de piso, o el criterio de organización de los bufés, ha citado como ejemplo, se trabajan "buscando una mezcla de seguridad y salud como prioridad" y adaptándolos "al coste y economía" para alcanzar "un equilibrio desde la concienciación y responsabilidad".

Tal y como ha recordado, se han convocado "asambleas con los trabajadores" de los hoteles que han reabierto sus puertas. González ha indicado que a los trabajadores les preocupa especialmente "llegar al cumplimiento de las cargas de trabajo en una situación en la que los tiempos y la atención al detalle es clave", ya que "hay que ir más despacio y con cuidado, desinfectando y priorizando la seguridad y la salud". Esto podría suponer que "no se llegue a las mismas cargas de trabajo en el mismo tiempo que antes del 14 de marzo". Del mismo modo, les preocupa "los criterios de adaptación según la vulnerabilidad de los empleados".

El secretario general de Servicios de CCOO en Canarias, Ignacio López, hizo "un balance positivo" de la guía, por ser "fruto del consenso".Y dijo que existen nuevas cargas de trabajo importantes "como es el control de aforo o desinfección", que viene a sumarse con el trabajo de atención al cliente y de explicación de las medidas. Los clientes, ha detallado, "el primer día son asiduos a cumplir con las recomendaciones pero ya el segundo día se relajan y no cumplen", por lo que hay que trabajar para poder "disfrutar de un hotel con garantías".

Los sindicatos han hecho un "llamamiento a los trabajadores y a los empresarios" para que cumplan con los protocolos, que no escatimen en personal y rescaten a empleados de los ERTEs y que "no hagan horas extras ni se trabaje en días libres y se cumplan las vacaciones" a pesar de las dificultades, recalcó el representante de CCOO.