27 de junio de 2020
27.06.2020
Foro de Mercados La entidad financiera analiza las expectativas económicas

Banco Santander prevé un despegue económico rápido para finales de 2021

Los expertos aplauden las medidas de estímulo | La entidad ve esencial apoyar a las empresas

27.06.2020 | 00:04
De izquierda a derecha Beatriz Tejero, Enrique Tiestos y Gerardo Puerta en el Foro de Mercados del Banco Santander.

La recuperación económica por la crisis del Covid-19 será más rápida que en el caso de la recesión de 2008, aunque la salida no será homogénea desde el punto de vista sectorial. La remontada que ya se está produciendo en la actividad volverá a los niveles de 2019 a partir del tercer o cuarto trimestre de 2021 en función de la intensidad de los rebrotes que se puedan producir de la pandemia y su control por parte de Sanidad, para evitar que la economía se vuelva a paralizar como ocurrió con el confinamiento.

Las medidas de estímulo económico que se están poniendo sobre la mesa y la rápida respuesta en materia de política monetaria y fiscal por parte de la Comisión Europea y de los gobiernos nacionales marcan la diferencia en comparación con la anterior crisis, por lo que si se mantienen servirán para darle el "empujón" que necesitan las empresas para reactivarse y volver a la senda de la normalidad antes de lo que vaticinan algunas previsiones, siempre dentro del margen de incertidumbre que existe debido a que se trata de una crisis sanitaria y no por motivos estrictamente económicos.

Los expertos del Banco Santander analizaron en el Foro de Mercados la situación económica que ha dejado la crisis del coronavirus y las perspectivas que se abren a corto y medio plazo para las empresas y la actividad económica, además de analizar la visión de los mercados y los productos financieros que ofrece y gestiona la entidad para rentabilizar el capital y las expectativas de inversión. El foro, organizado por La Provincia/DLP y presentado por su director, Antonio Cacereño -del mismo grupo editorial, Prensa Ibérica, que EL DÍA-, contó con la participación del consejero delegado (CEO) de Santander España, Rami Aboukhair; la directora territorial de la entidad financiera en Canarias, Beatriz Martínez; la economista del Santander Beatriz Tejero; Gerardo Puerta, director de Research de Asset Allocation de Banco Santander, y Enrique Tiestos, responsable de C&CB Sales Canarias de la entidad.

Beatriz Tejero aseguró que la gran diferencia con la recesión que se inició en 2007 en EEUU y en 2008 en Europa es que ahora la estructura de la economía es mucho más sólida que en ese momento y los balances de las empresas, las familias y la banca están mucho más consolidados y limpios de activos ineficientes. También recordó Tejero que esta crisis no responde a parámetros tradicionales y los analistas se han visto obligados a realizar previsiones semanales y no trimestrales como era lo usual: "Estamos con modelos del PIB semanales porque todo depende del cierre o apertura de actividad de los sectores o de las comunidades autónomas, todo va muy rápido", añade.

La analista vaticina que la caída media del Producto Interior Bruto puede estar este año entre el 6 y el 7%, pero para el próximo año la "remontada" puede ser superior al 7%, de tal forma que los niveles de 2019 no se alcanzarían hasta el tercer o cuarto trimestre de 2021. Aquí son clave las políticas monetarias, financieras y fiscales que se han puesto en marcha.

En este sentido, Gerardo Puerta indicó que los mercados "suelen ir por delante de las realidades económicas" y actualmente "sorprende" la recuperación tan rápida que se está produciendo cuando se ha partido de una caída brusca de la actividad provocada por el cierre de buena parte de la economía y el confinamiento que paró abruptamente el consumo. Según Puerta, aunque los mercados ya están pensando en una tercera fase con fuertes rebrotes en otoño, también se prevé la opción menos pesimista ya que ahora "estamos más protegidos y prevenidos, los contagios parecen que son menos agresivos y que la vacuna no está tan lejos". El analista del Santander cree que los mercados están reaccionando positivamente a la actuación monetaria y fiscal "que ha sido intensa, fuerte y bien dirigida" dotando de liquidez a los mercados, algo que no sucedió en la recesión de 2008.

¿Están yendo los mercados muy rápido en la caída y recuperación? Gerardo Puerta hace una comparativa con las crisis y recesiones económicas habidas desde 1949 y la reacción no es tan diferente a anteriores etapas. Ahora el posicionamiento de los inversores es "muy prudente" pero hay espacio para el optimismo porque, aunque seguirán las incertidumbres, el control sobre la pandemia es mucho mayor que en febrero y la capacidad de respuesta y reacción es más sólida tanto desde el punto de vista sanitario como económico.

Escuchar a los empresarios

El consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, aseguró en el Foro de Mercados que la salida a la crisis pasa por apoyar a las empresas "porque son las que pueden mantener el empleo y, por tanto, proteger a las familias. Sin las empresas no hay salida". Por ello apostó por la necesidad del diálogo social: "escuchar a los empresarios de todos los sectores porque son los mejores que conocen las herramientas y resortes de la recuperación". La apuesta de Aboukhair es la de cerrar un acuerdo para prorrogar los expedientes de regulación de empleo (ERTE) para salvar los puestos de trabajo afectados por esta situación -acuerdo al que se llegó el jueves y que se aprobó ayer en el Consejo de Ministros-, asimismo demanda al Gobierno estudiar nuevos estímulos para las empresas, los autónomos y las pymes. Otra petición lanzada por Aboukhair es la generación de un marco atractivo para la inversión que produzca confianza, elimine incertidumbres y establezca unas reglas del juego muy claras.

El directivo considera que la principal característica de esta crisis es la incertidumbre que la rodea porque no hay precedentes y porque el mayor o menor despegue de la actividad depende de la situación sanitaria y los posibles escenarios de rebrotes que puedan surgir. Las previsiones de contracción para este año son especialmente negativas a tenor de lo que apuntan el Banco de España y los organismos internacionales, pero la recuperación en 2021 puede ser muy importante si no se toman medidas drásticas desde el punto de vista sanitario.

Aboukhair dio algunas cifras para destacar las dimensiones de lo que ha supuesto el confinamiento y el cierre de la mayor parte de los sectores. Las importaciones y exportaciones han caído entre un 25 y un 30% cuando en 2019 se había alcanzado un récord de exportaciones por valor de 290.000 millones de euros. La volatilidad de los mercados también ha marcado esta etapa y un dato sintomático lo refleja el hecho de que en la crisis de 2008 la bolsa llegó a caer hasta un 60% en dos años, mientras que ahora ha caído hasta un 40% en solo un mes.

En este contexto, el CEO de Santander España significó que los bancos juegan un papel esencial en la recuperación y desde el primer momento han formado parte de la solución dotando de liquidez y crédito a empresas y familias. El papel del Banco Santander desde que se inició el estado de alarma ha sido el de tener contacto directo con los clientes y poniendo en sus cuentas 45.000 millones de euros de financiación para los autónomos, micropymes, pequeñas y medianas empresas y grupos empresariales. También se ha protegido a 200.000 hogares a través del plan de ayuda a las familias con moratorias hipotecarias o anticipos de las prestaciones. Asimismo, desde el punto de vista solidario, los empleados de la entidad crearon un fondo con aportaciones de toda la plantilla que empezó por 25 millones que, a día de hoy, alcanza los 54 millones. En total, Santander va a destinar 100 millones de euros en todo el mundo a iniciativas solidarias para luchar contra el coronavirus. Además, el Santander ha puesto a disposición de las autoridades su conocimiento y carácter global para ayudar a la compra de material en los mercados asiáticos.

Asesoramiento financiero

Los analistas del Santander explicaron algunas propuestas dirigidas a inversores y empresarios de cara a esta nueva etapa de incipiente recuperación. Gerardo Puerta asegura que si "ahora una compañía necesita financiación los costes no son tan elevados como en 2008 gracias a la actuación temprana dirigida por Europa, dotando de liquidez y evitando así los problemas de solvencia que caracterizaron los inicios de la anterior recesión". Puerta también destacó que ahora es difícil saber los beneficios que se pueden tener a corto plazo: "hay que valorar más los beneficios a largo plazo que los de corto, los precios que teníamos en 2019 son razonables y los mercados volverán a ellos poco a poco si no hay más incertidumbres en la situación sanitaria", subrayó.

Puerta remarcó que los principales riesgos para los mercados vendrán de las difíciles relaciones entre Estados Unidos y China y las elecciones norteamericanas, donde ahora el escenario está abierto y no es tan seguro que vuelva a ganar el presidente Trump.

Enrique Tiestos, responsable de C&CB Sales Canarias del Santander, tuvo la intervención más práctica de la jornada y fijó la atención en "cómo convertir la incertidumbre desde el Área de Mercados en una certidumbre, tanto para las inversiones en el corto, medio y largo plazo, como para el riesgo de tipo de interés y tipo de cambio". Tiestos avanzó que los tipos de interés a largo plazo siguen estando bajos pero, por el contrario, el euribor ha subido en estas últimas semanas. "Los tipos de interés a largo plazo son bajos aún; pero, no tanto como los vividos el año pasado", detalló. Ante esta previsión, ahondó en la necesidad de fijar el euribor en términos muy próximos a cero. Igual de importante consideró favorecer la certidumbre en el largo plazo, así como reducir los costes en el corto plazo.

Apartado de liquidez

En el apartado dedicado a la liquidez, Tiestos señaló que desde el Área de Mercados pueden ofrecer rentabilidad con preservación del capital, basándose en tres premisas: la certidumbre (riesgo limitado), la rentabilidad (cupones atractivos) y con la garantía del Banco Santander. Finalmente, en el apartado dedicado a la divisa, destacó que uno de los principales impactos que ha supuesto la crisis sanitaria del coronavirus ha sido el aumento de la volatilidad. "Las divisas Latam se han depreciado en este ejercicio; esto crea una oportunidad para los importadores", aseguró, para puntualizar que con el peso mexicano han podido cubrir el riesgo de tipo de cambio a niveles que nunca había cotizado contra el euro.

En el lado contrario, "la depreciación de las divisas Latam para aquellas compañías que han tenido que repatriar fondos desde estos países les ha supuesto un fuerte impacto en la cuenta de resultados. Esta volatilidad nos permite alcanzar niveles interesantes para los exportadores en el momento actual", añadió el experto del Santander y responsable de C&CB Sales Canarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook