11 de junio de 2020
11.06.2020
Crisis del coronavirus

El final de las restricciones en las Islas dispara la oferta de vuelos

Binter ofrecerá 84 conexiones diarias desde el próximo lunes y un centenar desde el 1 de julio, cuando volverá a volar Canaryfly

10.06.2020 | 23:03
Pasajeros esperan para el embarque en el aeropuerto Tenerife Norte.

Canarias va recuperando poco a poco la conectividad aérea entre las islas, que se redujo a lo estrictamente necesario para evitar la propagación del coronavirus. Para que la oferta de vuelos despegara definitivamente era necesario que el Gobierno central levantara las restricciones a las conexiones que operan bajo Obligación de Servicio Público (OSP), que es justamente la fórmula que rige en las rutas entre las islas. Con el fin de estas restricciones, decretado ayer por la Dirección General de Aviación Civil, la aerolínea Binter, la líder en el mercado interior, y la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, han programado un nuevo incremento de la oferta de vuelos interinsulares que se llevará a cabo en dos fases: la primera este lunes, cuando Binter ofrecerá ya 84 conexiones diarias, y la segunda el 1 de julio, cuando esos 84 vuelos se incrementarán hasta el centenar.

Por orden del Gobierno central, las compañías aéreas en Baleares y Canarias tuvieron que reducir al menos un 70% su oferta de vuelos comerciales sometidos a las condiciones de las OSP. Las Obligaciones de Servicio Público son una herramienta de los Estados Miembros de la Unión Europea que les permite compensar a las aerolíneas por el déficit que les acarrea una determinada conexión que, sin embargo, no puede dejarse de ofrecer porque afectaría gravemente a la movilidad de los ciudadanos. Es el caso de las rutas entre islas, que tuvieron así que reducirse drásticamente para frenar la propagación del coronavirus y que ya pueden ofertarse de nuevo únicamente en función de la demanda. Y máxime en una Comunidad Autónoma, como destacó Aviación Civil, "con unos indicadores sanitarios positivos en relación con la Covid-19".

Así pues, y siguiendo el consejo del organismo dependiente de Fomento, que apuesta por un aumento "paulatino" de la oferta, la Consejería de Transportes y Binter Canarias llevan días trabajando para que la desescalada sea también realidad en términos de movilidad aérea. No hay que olvidar que Binter es aquí actor protagonista como la principal empresa en el mercado interior. Y, además, Canaryfly, la otra firma que opera en el segmento de los vuelos interinsulares, no reanudará su actividad hasta el próximo día 1.

Fue precisamente ayer cuando Binter incrementó su oferta en 22 conexiones, para un total de 62 vuelos diarios que serán 84 desde este próximo lunes. Para ello, la compañía arrancará de nuevo los motores de otras dos aeronaves, con lo que serán ya ocho las que sobrevuelen los cielos del Archipiélago. La firma recuperará así conexiones que tuvieron que quedar obligatoriamente fuera de servicio por la pandemia, como la que une La Gomera con el aeropuerto de Tenerife Norte o la directa entre Gran Canaria y Tenerife Sur. Y tan solo 15 días después, el 1 de julio, otros dos aviones ATR se incorporarán a la flota en activo para cubrir el centenar de vuelos diarios que Binter ofrecerá desde ese momento. A partir de entonces, los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Norte contarán de media con 20 enlaces diarios, cuatro en el caso de Tenerife Sur. Entre Gran Canaria y Lanzarote habrá cada día una media de 16 vuelos; 15 con Fuerteventura; cuatro con La Palma; y cuatro con La Gomera. Entre el aeropuerto de Tenerife Norte y el de La Palma se realizarán de media 16 vuelos diarios; ocho con Lanzarote; seis con Fuerteventura; cuatro con La Gomera; y cuatro con El Hierro.

"Todo el Archipiélago progresa ya de forma coordinada hacia la nueva normalidad y por eso es fundamental ir recuperando prestaciones y servicios que se vieron afectados durante la crisis sanitaria por las restricciones a la movilidad", ahondó Franquis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook