Finalmente, la Comunidad de Madrid incorporará plátano canario a los menús que sirve a los escolares con pocos recursos que no pueden acceder a los comedores de los centros educativos como consecuencia del estado de alarma decretado en el país. Una de las empresas que provee estas comidas, Viena Capellanes, se ha ofrecido a recoger en Mercamadrid las 36.000 piezas de fruta donadas por los productores isleños, agrupados en la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan). Lo ha hecho después de que las otras dos -Telepizza y la cadena de sandwicherías Rodilla- hubiesen declinado hacerlo argumentando dificultades logísticas.

Tal y como publicó El País el pasado miércoles, Asprocan se dirigió al Gobierno de Madrid -al igual que a los de otras comunidades autónomas- para donar varias toneladas de plátano con las que enriquecer las dietas de los alumnos más vulnerables durante el confinamiento forzado por la epidemia de Covid-19. El Ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso comunicó a las empresas que prestan el servicio el ofrecimiento de los productores del Archipiélago. Telepizza y Rodilla alegaron problemas a la hora de organizar la recogida en Mercamadrid -entidad con la que operan los plataneros para distribuir el producto en la región- y de repartir la fruta. La tercera empresa, Viena Capellanes, asegura que ni siquiera llegó a conocer la situación. Cuando la ha sabido, a través de los medios de comunicación, se ha mostrado dispuesta a llevar esos 36.000 plátanos a los menús de los escolares

La Comunidad rectifica

Este episodio se produce en el contexto de la polémica que ha envuelto durante los últimos días la calidad nutricional de los menús que ofrece Madrid a los alumnos más vulnerables socialmente, que son elaborados por firmas que, como Telepizza y Rodilla, se dedican a la comida rápida. Las críticas a la actitud del Gobierno madrileño y de su presidenta -"juraría que al cien por cien de los niños les encanta", llegó a decir Díaz Ayuso- han conseguido su efecto. El Ejecutivo rectificó el miércoles y anunció que desde el 18 de mayo serán las empresas que habitualmente elaboran los menús escolares, y que están homologadas para ello, las que se encarguen de elaborar los menús. En un principio, Madrid había aducido que problemas de distribución y la falta de colaboración de algunos ayuntamientos impedían que fueran estos catering los que asumiesen el servicio.