30 de abril de 2020
30.04.2020
Crisis del coronavirus

Cepsa extrema las medidas para celebrar el Día de la Seguridad y la Salud

La seguridad de personas e instalaciones, prioridad para la compañía energética

29.04.2020 | 22:47
Simulacro para garantizar la seguridad en las instalaciones de Cepsa Canarias.

Cepsa conmemoró el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo que cada 28 de abril coordina la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este año se celebra bajo el lema Detengamos la pandemia: la seguridad y salud en el trabajo puede salvar vidas, con el objetivo de sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo para que todas las personas desempeñen su labor en un ambiente sano y seguro.

Y lo hace en medio del estado de alarma provocado por la crisis sanitaria, una situación que ha llevado a la compañía, cuya actividad es esencial, a incorporar medidas que favorezcan el distanciamiento social y extremen la higiene en sus centros operativos, puntos de venta y distribución. La prevención forma parte innata de la cultura de trabajo de todos los profesionales de Cepsa y se trabaja día a día para inculcar también esta visión en las empresas auxiliares, proveedores, distribuidores y clientes.

En Canarias, Cepsa cuenta, además de con la Refinería de Santa Cruz de Tenerife, centro industrial de alto perfil tecnológico, con otras 13 instalaciones operativas repartidas por las Islas para sus actividades de suministro de combustibles a aviones y barcos. En todas ellas, las políticas de prevención son prioritarias. Desde el inicio de la crisis sanitaria, Cepsa ha implantado el trabajo en remoto a gran escala, además de incrementar la jornada diaria de los trabajadores a turnos que, por las condiciones de su puesto no se han podido sumar al teletrabajo, quienes desempeñan su actividad a 12 horas para minimizar el número de personas que coinciden al mismo tiempo en cada centro de trabajo. Además, ha aumentado el número y la intensidad de las medidas higiénicas y sanitarias, se han cerrado zonas comunes para evitar contagios, se ha potenciado el distanciamiento social o el uso de EPI en los casos en los que no es posible mantener esos dos metros de distancia en los trabajos, y se han instalado cámaras termográficas en los accesos a los principales centros industriales, como la Refinería Tenerife, para medir la temperatura antes de cualquier acceso a la planta, con el fin de evitar contagios.

El objetivo prioritario es "cero accidentes", para lo que la búsqueda continua de la excelencia preventiva es fundamental. Las plantas de Cepsa tienen establecido un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud certificable de acuerdo con la norma OHSAS 18001. En el año 2020, estas certificaciones se actualizarán acorde a la nueva norma ISO 45001. Además, Cepsa tiene implantado un Sistema de Gestión de Seguridad de Procesos con el objetivo de tener un marco común que permita ejercer un mayor control sobre los procesos productivos en todo momento, de acuerdo a las directrices del Energy Institute.

Y, como la seguridad para Cepsa se extiende también a sus productos, el área de Tutela de Productos evalúa todo su ciclo de vida. Gracias a ello, la actividad se lleva a cabo bajo un estándar de excelencia que engloba la protección ambiental y la eficiencia energética. La Compañía lleva también a cabo una evaluación de los riesgos y determina las opciones para reducirlos. Se realiza identificando los riesgos específicos de cada área y puesto de trabajo, así como el factor humano. Cepsa elabora cada año un Plan de Observaciones Preventivas de Seguridad de los trabajos para corregir acciones inseguras. En 2019, se realizaron 42.392 Observaciones en toda la Compañía, de las que 2.129 fueron en Canarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook