La CEOE de Santa Cruz de Tenerife ha reclamado la moratoria o incluso la anulación de determinados impuestos entre las medidas de apoyo a las empresas canarias porque, ha recordado, el archipiélago será "sin duda" la Comunidad Autónoma más perjudicada por la crisis.

En declaraciones facilitadas a EFE el secretario general de la CEOE de Santa Cruz de Tenerife, Eduardo Bezares, ha indicado que por un lado la buena noticia es que la próxima semana "se va a liberar un poco" el confinamiento con la reanudación de la actividad para industrias no esenciales.

Pero por otro lado, ha indicado, la previsión del descenso del PIB regional es superior a un 20 por ciento para el Gobierno canario y de un 9 por ciento según la CEOE nacional, y "Canarias sin duda va a ser la Comunidad Autónoma más perjudicada por este problema".

Por ello la CEOE plantea que como solución se implementen medidas dirigidas a facilitar la adaptación de las empresas al otorgar más flexibilidad y apoyar la liquidez, además de permitir una moratoria o anulación de determinados impuestos semejante a la aplicada en el resto de países del entorno, ha asegurado Eduardo Bezares.