27 de marzo de 2020
27.03.2020
Crisis del coronavirus

Piden ampliar el plazo para los 81.000 canarios que hacen la renta en oficinas

Son sobre todo personas mayores, cerca de dos millones en todo el país, que no pueden presentar la declaración por Internet | La campaña comienza el próximo día 1

27.03.2020 | 00:52
Una oficina de la Agencia Tributaria en el primer día de la declaración de la renta de años anteriores.

El plazo para presentar la declaración de la renta es una de las pocas cosas que se mantienen inalterables pese a la irrupción del coronavirus en la vida social y económica del país. Los canarios, como el resto de los españoles, tienen de margen entre el 1 de abril y el 30 de junio para liquidar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Eso sí, desde un día antes, es decir, desde este próximo martes (31 de marzo), ya se podrá solicitar la inclusión en el plan Le llamamos, que permite hacer todas las gestiones por teléfono. Sin embargo, no todas las personas saben o pueden presentar la declaración por vía telemática, esto es, por Internet; es más, en muchos casos ni siquiera pueden hacerlo por teléfono, ya sea por desconocimiento o por incapacidad. Son sobre todo personas mayores, unas 81.000 en el Archipiélago, que necesitan ir a la oficina más cercana de la Agencia Tributaria para poder liquidar el IRPF. Y las oficinas están cerradas para contener la pandemia de Covid-19, de ahí que parezca lógico ampliar el plazo de presentación, tal como argumentan los propios técnicos del Ministerio de Hacienda.

El sindicato que representa los intereses de este colectivo de empleados públicos, Gestha, pidió ayer al Ministerio que dirige María Jesús Montero que prolongue tres meses el plazo de presentación, con lo que los contribuyentes tendrían tiempo hasta el 30 de septiembre para cumplir su obligación con el fisco. El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, explicó que el principal objetivo de la propuesta es evitar que los alrededor de 1,8 millones de personas que presentan presencialmente la renta en las oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) tengan de facto menos tiempo para llevar a cabo el trámite.

No en vano, aún no se sabe con exactitud cuándo volverán a abrir sus puertas al público las sucursales de la AEAT (como tampoco miles de empresas y demás organismos públicos), de modo que el plazo para quienes no tengan más remedio que ir a una oficina puede reducirse sobremanera. Ni los peores escenarios prevén que la paralización de la actividad vaya más allá de junio, con lo que incluso en esa situación extrema, y siempre que finalmente el Ministerio acceda a la petición de los técnicos, los contribuyentes todavía tendrían tres meses para liquidar el IRPF.

Pero, además, la idea de Gestha es que la ampliación del plazo (que ya han aprobado las Haciendas forales de Álava y Guipúzcoa) facilitaría su labor a los asesores fiscales. Mollinedo detalló que al margen de esos 1,8 millones de personas (81.000 en el Archipiélago) que presentan la declaración presencialmente, hay otros 3,1 millones de contribuyentes en el conjunto del país que también tienen que salir de casa para hacer la renta, aunque no necesariamente para dirigirse a una oficina de la AEAT. Son quienes deben verse con sus asesores fiscales para recoger la documentación necesaria para hacer la declaración. Un grupo que mayoritariamente integran los trabajadores autónomos y en el que también se encuentran los contribuyentes con rentas altas. En muchos casos, las asesorías (sobre todo las pequeñas) no disponen de servicios telemáticos para despachar los documentos, por lo que también a esos 3,1 millones de ciudadanos puede echárseles el tiempo encima.

En cualquier caso, y en tanto que la ministra Montero no recoja el guante de los técnicos del fisco, los 850.000 canarios que están obligados a hacer la renta han de atenerse a las fechas ya fijadas por la Agencia Tributaria. Y hay que recordar que aunque la campaña arranca el 1 de abril, en realidad lo hace para quienes presentan la declaración por Internet o por teléfono, en este último caso si antes han solicitado entrar en el plan Le llamamos.

Citas previas, el 7 de mayo

No será hasta el 7 de mayo, más de un mes después, cuando la AEAT comenzará a dar cita previa para sus oficinas, que en todo caso no se dará para antes del día 13 del mismo mes, cuando se iniciará la atención presencial. Y no hay que olvidar que el 25 de mayo es la fecha límite para domiciliar el pago, si es el caso.

Mollinedo quiso resaltar la labor que los técnicos de Hacienda han hecho en los últimos días (la mayoría por medio del teletrabajo) para que la campaña pueda comenzar el 1 de abril y las personas puedan así cobrar las devoluciones (el 70% de las declaraciones sale a devolver) cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook