14 de marzo de 2020
14.03.2020
CORONAVIRUS: REPERCUSIONES EN CONSUMO Y TRABAJO

No habrá escasez, no acapare, un mensaje que se repite en Canarias

Las imágenes de estanterías vacías responden a la ralentización de las reposiciones por las compras "masivas" de algunos clientes v Los almacenes están llenos

13.03.2020 | 23:28
No habrá escasez, no acapare, un mensaje que se repite en Canarias
Siguen las colas ante los supermercados de Canarias (14/3/2020)
Sigue la afluencia masiva de personas a supermercados en Tenerife (14-03-2020)

Las imágenes de estanterías vacías que han podido verse estos días en los supermercados de las Islas obedecen a "un problema de acaparamiento, no de abastecimiento". Las patronales de la gran distribución (Asodiscan) y los supermercados (Asuican) lanzaron ayer, junto a la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno canario, Yaiza Castilla, un mensaje de tranquilidad a la población. Los almacenes están llenos, en las tiendas no faltan productos -salvo algún caso "anecdótico"- y el transporte, los puertos y las cadenas de distribución hacen su trabajo con normalidad, una normalidad que, en cambio, se echa de menos en los comportamientos de algunos consumidores que, al comprar de forma "masiva", ralentizan las tareas de reposición. "No va a haber un problema de escasez", garantizó el secretario general de Asodiscan, Alfredo Medina.

Pese a que no es una de las regiones del país más afectadas, Canarias encabeza el aumento del gasto en productos de gran consumo por temor a los efectos del nuevo coronavirus. Según datos de la consultora Kantar, hasta el pasado miércoles -antes de la suspensión de las clases en el Archipiélago- las compras habían crecido un 223%, mientras que la media nacional fue del 180% y de la Comunidad de Madrid, una de las que más acusa el impacto del brote, ascendió a un 176% en el área metropolitana y a un 201% en el resto de la región.

Mientras se desarrollaba la reunión entre Castilla y los representantes del sector de los supermercados y la distribución -Medina, por Asodiscan; Tomás Barreto y Alonso Fernández, por Asuican; la directora de Mercadona para Canarias y Baleares, Paqui Planells; el director regional de Carrefour, Jesús López; y el gerente de expansión e inmuebles de LIDL en Canarias, Daniel Picazo-, se conocía la noticia de que el Gobierno central declarará hoy el estado de alarma en España. Aunque los efectos concretos de esta situación -prevista en la Constitución para casos como catástrofes naturales, calamidades o crisis sanitarias y que permite limitar algunos derechos fundamentales- están aún por determinar, el Ejecutivo autonómico y los empresarios creen que no afectará al transporte de productos de alimentación, que en el real decreto que detalle las medidas "gozará de especiales garantías", confió Alfredo Medina.

"Hay que comprar con total tranquilidad", aconsejó la consejera autonómica de Turismo, Industria y Comercio, que anunció que tanto la Administración como las organizaciones empresariales harán un "esfuerzo presupuestario" para lanzar, mediante un "refuerzo promocional", "un mensaje de calma" a los consumidores, a quienes transmitirán que "el suministro está garantizado" y, por lo tanto, no hay razones para la "avalancha" de compradores a los supermercados que se ha registrado en los últimos días. Castilla precisó que el stock con el que cuenta el sector en la actualidad es superior en más del doble al habitual. A juicio de la titular del departamento, las empresas de la distribución y los supermercados han hecho "un magnífico trabajo, anticipándose a la situación" y realizando nuevos pedidos. Aun así, ambas partes acordaron ayer constituir una mesa de trabajo "para tratar al momento cualquier cosa que pase", reveló Yaiza Castilla.

La explicación al inusual comportamiento de los clientes responde -según el análisis compartido por el Gobierno y las patronales- al "efecto del miedo", el mismo que ha cundido entre el sector turístico, que vive momentos delicados debido a la cancelación de buena parte de las reservas para los próximos meses. A estos temores avivados por la omnipresencia de la epidemia en los medios de comunicación y por los "bulos" que circulan en las redes sociales, se suma la suspensión de la actividad lectiva decretada el jueves en Canarias -y en la mayoría del país-, que ha actuado como "detonante" para provocar un "repunte" de las compras.

Pedidos en marcha

Tomás Barreto, presidente de Asuican, constató que la capacidad actual para suministrar alimentos y otros productos básicos a la población es de "al menos un mes" y que ya se han hecho nuevos pedidos, algunos de los cuales "vienen navegando" en estos momentos. En este sentido, los empresarios han pedido al Gobierno que intermedie para agilizar los despachos en las aduanas y evitar así retrasos en las entregas de las mercancías. "Todos estamos más que comprometidos. Si hacemos bien los deberes, esto será pasajero y celebraremos pronto el trabajo bien hecho", expuso el dirigente empresarial.

"Puede que en algún momento falte algún producto en concreto, pero las familias de productos funcionan perfectamente", añadió el representante de Asodiscan. Los vacíos que se pueden observar en los establecimientos al final de la jornada, apuntó, se resuelven durante la noche y al día siguiente las estanterías vuelven a estar llenas.

Productos locales o nacionales

La mayoría de los productos de los que se abastece Canarias son locales o nacionales, mientras que los procedentes del extranjero son "anecdóticos", lo que hace más sencillo asegurar el suministro y dificulta eventuales problemas en esta materia. Ayuda también a que los ciudadanos estén tranquilos la amplia red de supermercados y tiendas, que en España -incluida Canarias- es de las más tupidas de Europa. Hay un supermercado por cada 2.000 habitantes, mientras que si se suman las tiendas pequeñas la ratio es de un establecimiento por cada 800 habitantes, detalló Alfredo Medina.

Además de los recursos y posibilidades de los que dispone el sector, el optimismo de los empresarios se fundamenta en la convicción de que la fiebre de consumo que se ha vivido estos últimos días remita. "Prevemos que este pico de demanda baje -indicó Medina-, porque el que ya ha acaparado dejará de comprar tanto".

Según el estudio de Kantar, a Canarias y Madrid las ha seguido en el incremento del gasto en supermercados la Comunidad Valenciana y Murcia (+194%), Galicia, Asturias y Castilla y León (+183%) y el área metropolitana de Barcelona (+175%). A tenor de los datos del sondeo, el grupo de personas muy preocupadas por el brote de coronavirus muestra un aumento del gasto en productos de gran consumo superior a la media. Por categorías, destacan el gasto en jabón de manos, con un crecimiento del 250% en la población y un 324% entre los muy preocupados; celulosa del hogar -papel higiénico-, con un alza del 129% en total y del 145% entre los muy preocupados, y lejía con detergentes, cuyo gasto se dispara un 153% en general y un 154% entre los muy preocupados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook