Canarias sufre debido a los casos de coronavirus "importantes" cancelaciones hoteleras y paradas en ventas que, en algunos casos, llegan al 40 por ciento, ha informado este jueves la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

El presidente de CEHAT, Jorge Marichal, ha hecho estas declaraciones tras reunirse con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para hacer balance de las medidas tomadas ante la declaración de seis casos de coronavirus en un hotel del sur de Tenerife.

Jorge Marichal ha señalado que aunque "a día de hoy" no disponen de una cifra exacta de cancelaciones, "sí son importantes, sobre todo para estos días".

No obstante, ha admitido que lo que más le preocupa no son las cancelaciones sino la parada en ventas con respecto a los meses que vienen, que en algunos casos alcanzan el 40 por ciento.

Las cancelaciones oscilan entre el 20 y el 30 por ciento, si bien en algunos casos, dependiendo del tamaño del alojamiento hotelero y de la isla, llegan al 40 por ciento, ha precisado.

Dar información a los turistas

Según el presidente de CEHAT, es importante dar a los turistas una información "veraz, real y de confianza"

para que vean que el episodio de coronavirus está controlado y se ha gestionado de manera profesional.

Por ello, ha puesto en valor la eficacia de un sistema sanitario "robusto" como es el español y ha felicitado al Gobierno de Canarias porque "ha hecho las cosas como se tenían que hacer" para que ahora haya menos casos de coronavirus que la semana pasada.

Sin embargo, ha admitido que el impacto en el sector turístico es "claro" aunque "dentro de la normalidad", al tiempo que se ha mostrado comprensivo con que los turistas llamen a los alojamientos para informarse de "posibles riesgos".

"Es normal que la gente cambie las fechas de sus vacaciones, las posponga o incluso las cancele", ha manifestado Marichal, quien espera que esto se vaya asimilando y que "poco a poco" la gente vuelva otra vez a confiar y a perder el miedo y las reservas empiecen a llegar.

Jorge Marichal: Hay un descenso importante de reservas turísticas en Canarias por el coronavirus

En caso de que se prolonguen "las malas noticias" podría verse afectado el empleo en el sector turístico, ha advertido el presidente de CEHAT, quien ha opinado que la repercusión dependerá de la gestión que realicen el Gobierno canario, los hoteleros y los medios de comunicación.

"Las reservas volverán otra vez a empezar a llegar porque los clientes cuando sepan lo que está pasando seguirán confiando en nosotros", ha manifestado.

Asimismo, ha destacado la profesionalidad de los empleados del hotel H10 Costa Adeje, donde permanecen personas en cuarentena por el coronavirus, que ha asumido el coste de esta situación hasta que "se depuren responsabilidades".

Estudian ayudas y colaboraciones del sector público

Mientras tanto, ha avanzado que la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos estudia la posibilidad de que el sector público ofrezca ayudas y colaboraciones para esta cadena hotelera, que es la que "lo está pasando peor".

"Seríamos insolidarios si no le echáramos una mano" a esta empresa, ha opinado Marichal, mientras que el presidente de Canarias ha anunciado que se arbitrarán "todas las líneas y ayudas" que sean precisas para que el coronavirus tenga "el menor efecto posible en la economía".

Ángel Víctor Torres ha insistido en que Canarias es un lugar seguro, tiene una magnífica sanidad, infraestructuras hoteleras y grandes profesionales de la sanidad y el turismo.

Por este motivo espera que las cancelaciones hoteleras que se han producido sean temporales y se pueda recuperar pronto la normalidad, una vez se han "contenido" los positivos por coronavirus en las islas.

Preguntado por la decisión de cerrar un hotel en Tenerife con personas de 25 nacionalidades por riesgo de contagio por coronavirus, ha reiterado que, en principio, no se volverá a repetir.

Aunque ha defendido la importancia de aislar a todos los clientes del hotel para hacerles las pruebas por coronavirus tras detectar un caso positivo, el presidente ha indicado que han pasado los días, han cambiado los protocolos y hay otras posibilidades que no llevarían consigo cerrar un hotel.

En cualquier caso, ha continuado, hay que esperar a las circunstancias que se den, si bien ha insistido en que se tomarían "otras medidas" para aislar a los posibles infectados.

"Tuvimos que tomar medidas inmediatas porque lo que había que hacer era impedir un contagio masivo", ha afirmado Torres, quien cree que ha "sido un éxito" la gestión para frenar la propagación del virus en el hotel.