03 de marzo de 2020
03.03.2020

La plantilla de Los Compadres lleva doce días en huelga por el impago de salarios

La medida responde al incumplimiento del compromiso de abonar los sueldos, según UGT. La dirección afirma que la empresa tiene futuro y achaca la demora a los juzgados

02.03.2020 | 20:08

Los trabajadores de Panadería Los Compadres cumple hoy doce días en huelga indefinida, una medida con la que tratan de hacer presión para que se cumpla con el abono de los salarios atrasados, que acumula un retraso que oscila entre los tres y los siete meses. La empresa -una histórica de la industria agroalimentaria en Canarias, con más de medio siglo de existencia- lleva unos años atravesando por serias dificultades financieras que, por el momento, no han amainado ni siquiera con la llegada de unos nuevos responsables, aunque estos mantienen que la firma "tiene futuro" y piden unos meses para poder resolver la delicada situación que vive. Las cuentas de Los Compadres se encuentran bajo la supervisión de un administrador judicial, nombrado por un juzgado, desde hace más de tres meses.

Antes del desembarco de la nueva propiedad -en mayo de 2019- la plantilla había protagonizado también paros -cuatro días hace un año- por las demoras en el pago de los sueldos. Con el cambio al frente de la sociedad se alcanzó un acuerdo para poner al día las nóminas. Se trataba -recuerda el presidente del comité de empresa, Andrés Morales, de UGT- de "ir pagando paulatinamente los atrasos". El representante de los trabajadores sostiene que los términos del pacto eran muy razonables y, de hecho, "favorables a la empresa", que "lo firmó en veinte minutos pero lo ha incumplido de arriba abajo".

Morales relata que a la huelga indefinida se ha llegado después de que la plantilla concediese diversos plazos a la dirección para que hiciese efectivos sus compromisos. El último venció el 13 de febrero sin que se hubiesen materializados los ingreso, con lo que el paro -respaldado por unanimidad en asamblea, resalta el presidente del comité- se convirtió en realidad cuatro días después.

El último motivo de descontento para los representantes del personal es que en días pasados la empresa ha pagado una parte del salario solo a los empleados que no se han sumado a la huelga, un hecho del que el comité de empresa ha dado conocimiento a la Inspección de Trabajo, al juzgado y al administrador concursal. Entre tanto, los trabajadores viven una situación dramática, según Morales, que dice que ha tenido que firmar certificaciones de los impagos que pudieran esgrimir para acudir a los servicios sociales municipales en busca de ayuda.

La plantilla de Panadería Los Compadres está compuesta en la actualidad por 77 trabajadores, aunque llegó a tener alrededor de 170. Muchos de los que ya no están han optado por reclamar la extinción de sus contratos ante los acuciantes problemas en el cobro. Estas resoluciones de contrato han obligado a pagar unos 3,5 millones de euros en concepto de indemnizaciones y ha acarreado varios embargos, lo que -según el actual gerente de la empresa, Ruymán Hernández- supone una pérdida de liquidez que compromete las posibilidades de la empresa de cumplir con el plan de pago a los trabajadores.

De hecho, y como parte del procedimiento concursal en que se halla inmersa, Los Compadres espera la transferencia desde los juzgados de las cantidades necesarias para afrontar el abono de las retribuciones pendientes. El problema es que este proceso lleva también un cierto retraso. Hernández afirma, en este sentido, que "ya está entrando algo de dinero, pero no el total". "Yo también estoy dispuesto a manifestarme con los trabajadores, pero en los juzgados de lo Social", añade el gerente.

"Estaba para cerrar"


La nueva propiedad sostiene que, cuando se hizo cargo de la empresa, esta estaba "para cerrar", con elevados gastos en patrimonio que la hacían "inviable" y con una importante deuda. "En estos meses se han tomado más decisiones que en los diez años anteriores", defiende Ruymán Hernández, para quien "la empresa tendrá una solución global en el breve plazo".

Los responsables actuales de Los Compadres acudieron a la banca para obtener financiación, pero "el desgaste del patrimonio era tan abrumador" que no hubo éxito. Por ello, han recurrido a los fondos de inversión. Una vez superados los problemas de liquidez y saldada la deuda con la plantilla, Los Compadres prevé poner en marcha una "campaña de relanzamiento" y adquirir nueva maquinaria, avanza el gerente de la empresa agroalimentaria tinerfeña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook