03 de marzo de 2020
03.03.2020
Empleo

Ford plantea en Almussafes un ERE de 400 personas

La empresa dice que se ha producido una "necesaria" bajada de producción en la factoría

03.03.2020 | 16:53
Planta de Ford en Almussafes.

La dirección de Ford Almussafes ha planteado a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 400 trabajadores ante una "necesaria" bajada de producción en la factoría valenciana, que la empresa cifra en cien coches menos diarios. La primera reunión del periodo de consultas se celebrará el martes 10 a las 10.00 horas.

Así lo han explicado los sindicatos UGT, CGT, STM y CC OO en comunicados internos a la plantilla, tras una reunión mantenida con la dirección de la empresa celebrada este mismo martes para tratar el punto de 'Situación de Ford Almussafes'. Fuentes de la empresa han confirmado que se ha abierto la negociación para un ERE extintivo que podría afectar a 400 personas.

Los sindicatos explican en esas notas que la empresa les ha trasladado que la bajada de producción "no es coyuntural" y se mantendrá en el tiempo, por lo que estima que se va a producir un "excedente de personal", que cifra en unas 400 personas, de una plantilla que se acerca a los 7.400 trabajadores.

El portavoz de UGT en Ford Almussafes y presidente del Comité de Empresa, Carlos Faubel, ha lamentado que la "elevada cifra" que plantea la compañía "complica" la negociación. En este sentido, ha asegurado que, aunque este periodo de conversaciones "no será fácil", intentarán buscar soluciones.

Desde CC OO se califica el anuncio como de "jarro de agua fría a la plantilla" y señalan que la convocatoria de la empresa para este martes bajo ese punto del orden del día "no presagiaba nada bueno y así ha sido".

Por su parte, desde el secretariado del STM en Ford Valencia advierten "alto y claro" de que "bajo ningún concepto" aceptarán "medida traumática alguna" y se han mostrado convencidos de que todos los sindicatos se mantendrán en las mismas posiciones.

Los sindicatos explican que, en la reunión, desde Recursos Humanos se les ha recordado los "vaivenes" de la producción del año pasado, que 2020 llega tras "muchos días de ERTE", y se les ha trasladado que, a pesar del "éxito" del lanzamiento del Kuga y de las "buenas perspectivas" de ventas para este modelo, los otros no van bien, por lo que es "necesaria" una nueva bajada en la producción que se ha cifrado en cien coches menos diarios, con lo que se reduce de 1.740 a 1.640.

Con esta comunicación formal se inicia, a partir de la próxima semana, el periodo de consultas del ERE para la extinción de puestos de trabajo con la comisión negociadora que estará compuesta por delegados de los cuatro sindicatos según su representatividad y por el mismo número de miembros de la empresa.

El próximo 10 de marzo la dirección "ha de manifestarse" sobre cómo pretende hacer esa reducción de plantilla, según STM-Intersindical, que rechaza entrar en "supuestos o especulaciones" y opta por esperar a la negociación para escuchar la propuesta y pronunciarse, si bien avisa que no admitirán "medida traumática alguna".

Inversión de 42 millones

Ford anunció a mediados de enero una inversión de 42 millones de euros en la planta de Almussafes (Valencia) en el marco de la "estrategia de electrificación" de la compañía, que incluye una instalación de ensamblaje de baterías de última generación, que comenzará a producir en septiembre de este año, y los nuevos modelos híbridos del S-MAX y el Galaxy.

El anuncio lo realizó el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, tras visitar la factoría valenciana y después de mantener una reunión con el 'president' de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. El directivo de la compañía del óvalo explicó que, gracias a esta inversión, la planta valenciana será el centro de producción de automóviles de Ford que más modelos híbridos fabrique en toda Europa y será "clave" en la estrategia de electrificación de la compañía.

En concreto, detalló que de los 42 millones, 8 estaban destinados a infraestructuras para fabricar las nuevas variantes de carga automática de S-MAX y Galaxy electrificadas, alimentadas por un motor de gasolina de ciclo Atkinson de 2.5 litros, un motor eléctrico y un generador con batería de iones de litio; otros 10 millones para los modelos híbridos del Kuga; y 24 millones para la planta de montaje de baterías, que tendrá dos líneas, una para modelo híbrido del Kuga y otra para el híbrido enchufable.

En cuanto a la fabricación de motores híbridos, Rowley señalaba que Ford todavía no ha tomado ninguna decisión para Almussafes, después de que a finales del pasado octubre se anunciara que la factoría valenciana dejará de fabricar los Ecoboost de 2.0 y 2.3 litros en 2024 y que se producirán en Norteamérica a partir de 2022.

En ese momento mostraba su compromiso a "seguir buscando alternativas para el futuro de esta planta" aunque apuntaba la dificultad de tener la "certeza absoluta" sobre si se podría mantener toda la plantilla actual si bien confiaba en que iban "en la línea adecuada al invertir en tecnologías para el futuro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook