29 de enero de 2020
29.01.2020

Medio millón de canarios pierden poder de compra pese a subir el salario mínimo

Los sueldos de un 45% de los empleados isleños permanecen congelados. El alza de las nóminas de 132.000 ocupados no alcanza para cubrir el aumento del coste de vida

29.01.2020 | 00:20
Un trabajador de la hostelería.

Los sueldos de un 60% de los trabajadores canarios, es decir, de seis de cada diez, se empobrecieron el año pasado. Pese a que la subida del sueldo mínimo a 900 euros mensuales benefició sobre el papel a 110.000 asalariados de la región (alrededor de un 12% de los ocupados), son así mayoría los isleños cuyas nóminas permanecieron congeladas o experimentaron incrementos inferiores al del coste de vida. Dicho de otro modo: 533.383 trabajadores del Archipiélago terminaron 2019 con menos poder adquisitivo que a comienzos de año. Así se desprende de los datos suministrados ayer a este diario por el portal de empleo InfoJobs, que en un informe sobre el comportamiento de los salarios en 2019 anticipa que el proceso de empobrecimiento de los trabajadores canarios continuó inalterable también el año pasado.

Según el análisis de los expertos de InfoJobs, un 55% de los ocupados españoles disfrutaron de subidas de sueldo a lo largo de 2019. En el caso de la Comunidad Autónoma, el porcentaje es exactamente el mismo, de modo que también un 55% de los trabajadores del Archipiélago, algo más de la mitad, finalizaron el año con la nómina más alta que al comienzo del ejercicio. El informe del portal web toma como referencia la Encuesta de población activa del tercer trimestre de 2019 (la correspondiente al cierre del año se publicó justamente ayer). Así pues, de los 891.200 ocupados que se contabilizaban entonces en las Islas, hasta 490.160 consiguieron que se les mejorara el sueldo. O lo que es lo mismo: 401.040, un 45%, no lo consiguieron, con lo que sus nóminas se empobrecieron. No en vano, el Índice de Precios de Consumo (IPC), que es el indicador que mide la evolución de los precios y, por tanto, del coste de vida, subió el año pasado en la región un 0,4%, y ya se había incrementado un 1,4% en 2018. Al aumentar el coste de vida y no sus emolumentos, esos más de 400.000 ocupados perdieron poder adquisitivo, poder de compra o capacidad de compra. En definitiva, se empobrecieron. Y no fueron los únicos.

También entre los 490.160 trabajadores canarios que sí lograron subidas salariales hay quienes dejaron 2019 ganando menos que cuando el año comenzó. ¿Cómo es esto posible? Pues porque sus sueldos efectivamente se incrementaron, pero lo hicieron menos que el coste de vida, esto es, crecieron menos que el IPC. Canarias es, de hecho, la Comunidad Autónoma con el porcentaje más alto de aumentos salariales por debajo del alza de los precios, es decir, con el mayor porcentaje de trabajadores a los que se contentó con subidas de sueldo meramente testimoniales, cuando no irrisorias. Hasta un 27% de esos 490.160 canarios que vieron incrementarse su nómina el año pasado, esto es, algo más de 132.000, tuvieron que conformarse con mínimas mejoras de sueldo, hasta el punto de que el aumento no les llega ni para cubrir el mayor coste de vida. En el conjunto del país, el porcentaje de ocupados con subidas por debajo del IPC es del 21, seis puntos menos que en el Archipiélago, que queda así como la región con la tasa más alta de aumentos de salario que no evitan el empobrecimiento relativo de los empleados. "Canarias y Murcia son las comunidades donde existe un mayor porcentaje de población activa que perdió poder adquisitivo", ahonda el informe.

En última instancia, por lo tanto, hasta 533.383 trabajadores salieron de 2019 cobrando menos que cuando el año arrancó, o más bien con menor capacidad de compra. La mayoría, esos 401.040, porque sus nóminas permanecieron congeladas (y eso en el mejor de los casos); y el resto, exactamente 132.343, porque la subida de sueldo no alcanza para cubrir el alza del IPC. De los 357.817 que sí disfrutaron de mejoras salariales efectivas (superiores al incremento del coste de vida), la gran mayoría, 259.785, consiguieron ganancias de entre un 1 y un 3%. Otros 78.426, de entre un 4 y un 10%, y solamente 19.606 lograron aumentos de más del 10%. Este último grupo se reduce al personal directivo y altos cargos, sobre todo de grandes empresas.

En consonancia con estas cifras, no sorprende que a 348.000 de los más de 490.000 canarios que consiguieron en 2019 subidas de sueldo la mejora les resulte insatisfactoria. Hasta un 71% creen que el incremento es insuficiente para la labor que desempeñan o la responsabilidad de su puesto, uno de los porcentajes de descontento más altos del país tras los de Murcia (82%) y Cantabria (78%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook