29 de enero de 2020
29.01.2020

Un final de año histórico lleva a Canarias a liderar la creación de empleo en España

Canarias genera 533 puestos de trabajo al día en el último trimestre para reducir la tasa de paro al 18,78%. El Archipiélago también encabeza la caída del desempleo

29.01.2020 | 00:20
Un final de año histórico lleva a Canarias a liderar la creación de empleo en España
Un final de año histórico lleva a Canarias a liderar la creación de empleo en España

Los últimos tres meses de 2019 ya están en la historia del mercado laboral de las Islas. En ese tiempo se generaron 533 puestos de trabajo diarios -49.100 del 1 de octubre al 31 de diciembre-, el mayor crecimiento de ocupados en términos porcentuales (5,51%) de toda España (0,47%). Ese ímpetu permitió reducir en 22.100 el número de desempleados, una bajada del 9,24% que también colocó a Canarias como líder, y llevar la tasa de paro a un 18,78% desconocido desde el final de 2008.

El tirón reflejado por la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre de 2019 sirvió para revertir la situación de un ejercicio en el que la creación de empleo parecía amainar. De patito feo, el Archipiélago pasó a encaramarse al podio de los mejores en este capítulo. Solo Madrid (4,58%) superó el 2,95% de incremento de la ocupación ­-26.900 puestos de trabajo- con que logró cerrar Canarias 2019.

El resultado es que el número actual de personas que están trabajando en las Islas alcanza las 940.300. "La cifra más alta de toda la historia", expuso un exultante Ángel Víctor Torres. A juicio del presidente autonómico, parte de culpa puede tenerla la subida del salario mínimo interprofesional, por favorecer una "redistribución de la riqueza" que propicia más consumo. Su análisis coincidió con el del secretario general de CCOO, Unai Sordo: "Se demuestra que una creación de empleo en España es compatible y consecuencia de una mejora de los salarios".

Los número fueron liberadores para Torres a tenor de sus palabras. El jefe del Ejecutivo autonómico se retrotrajo a finales de septiembre, cuando a la pérdida de pujanza de la economía se sumó una quiebra del tamaño de la de Thomas Cook con la consecuente amenaza de pérdida de puestos de trabajo en el turismo. "Decían que iba a ser catastrófico, pero la unidad de acción generó justo lo contrario", destacó el presidente sobre el modo en que se condujeron las administraciones para afrontar el riesgo.

No obstante, su felicidad admite todos los matices que se derivan de tener en las Islas 217.400 personas en busca de una oportunidad laboral, 10.800 menos (-4,73%) que hace doce meses. El número total de desempleados en el conjunto del país es de 3.191.900 tras anotarse una mejoría también inferior a la canaria, del 3,40% (112.400 parados menos), a lo largo de 2019. Además, aunque en toda España también se generó empleo a lo largo del año, los 402.300 puestos creados suponen la cifra más baja desde el inicio de la recuperación económica.

Hay más peros en una estadística que se mostró decididamente amable con el Archipiélago. De los 49.100 empleos gestados, 22.100 responden a contrataciones por parte de empresas privadas. El avance en este capítulo es del 3,47%, mucho menor en términos porcentuales al 13,28% registrado en el ámbito de las administraciones. El empleo público, 18.300 puestos entre octubre y diciembre, perderá vigor como elemento para la mejora del mercado laboral canario en futuras citas de la EPA.

La duda es si se mantendrá como pilar el autoempleo, también muy importante de cara a que se concrete el deseo de Torres de extender el signo positivo al presente año. Creció un 7,96% en el último cuarto del pasado ejercicio, 9.200 nuevos autónomos cuando en los tres primeros trimestres solo se habían logrado sumar 3.200.

Según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), el año resultó "desastroso" para el colectivo en el conjunto del país. Su presidente, Lorenzo Amor, instó al Gobierno a decantarse por la "ortodoxia en el ámbito económico" descartando un aumento de "costes laborales" y de la "presión fiscal". A su juicio, lo contrario puede suponer "un daño importantísimo para el empleo".

Para UGT, los datos nacionales corroboran el alto nivel de precariedad, tanto en el empleo, por la alta temporalidad, como en el desempleo. Como si oyera a los rectores del sindicato del que fue secretario general en las Islas hasta el verano pasado, el viceconsejero de Empleo canario, Gustavo Santana, abogó por "seguir trabajando en materia de calidad del empleo".

Solo la industria destruyó empleo en las Islas, 5.000 en el trimestre y 700 en todo el año. Tampoco una buena noticia teniendo en cuenta que la mano de obra que demanda este sector es más especializada y, por tanto, la remuneración, más elevada.

Agricultura, 2.100 puestos de trabajo entre enero y octubre, y 8.100 en todo el año, y construcción, 1.500 y 1.900, respectivamente, aportaron a la mejoría. No obstante, en una economía profundamente terciarizada como la canaria, son los servicios los que dictan sentencia. En todo el año, generaron 17.500 empleo y si cerraron en positivo, fue porque solo en el último trimestre alumbraron 50.500.

En esta ocasión, a pesar de la temporada alta turística y la campaña navideña en el comercio, en su versión extendida desde el Black friday, no fueron los dos principales nichos de empleo de las Islas los que más contribuyeron a la felicidad de las noticias. De hecho, destruyeron 1.200 empleos en todo el año 2019 y pudo haber sido peor de no haber terciado ese último trimestre en el que crearon 1.500. El recorte del paro pudo ser mayor de no haber retornado el volumen de población activa a la senda del crecimiento en Canarias. Venía en negativo hasta septiembre, pero la incorporación de 27.000 personas en la última parte del año -un 2,39% que también situó al Archipiélago a la cabeza del Estado- dio la vuelta a la situación y dejó el crecimiento absoluto en 16.100 en el conjunto de 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook