20 de enero de 2020
20.01.2020

Canarias pelea por aumentar las 707 rutas que la unen con tres continentes

El miércoles arranca la Feria Internacional de Turismo de Madrid, en la que las Islas pujarán por reducir la pérdida de conectividad de cara a la temporada de verano

19.01.2020 | 22:38
Canarias pelea por aumentar las 707 rutas que la unen con tres continentes

El miércoles arranca la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), en la que Canarias continuará su particular cruzada para recuperar la conectividad perdida en los últimos tiempos. En el caso de los vuelos con la Península el retroceso tiene mucho que ver con el reciente cierre de las tres bases que Ryanair mantenía en los aeropuertos de Gran Canaria, Tenerife Sur y Lanzarote.

La situación está muy alejada del dramatismo. Desde las Islas existen enlaces directos con 18 aeropuertos peninsulares y 125 de otros países. Como quiera que un mismo trayecto se cubre desde varias islas, la cifra global -nacionales e internacionales- se eleva hasta los 398 sin contar los interinsulares. Además, varias aerolíneas compiten en un mismo recorrido, lo que eleva el número total de rutas hasta las 707.

Hace una semana, la previsión que manejaba Promotur era un descenso del 9,7% de las plazas aéreas para el conjunto de la temporada de invierno 2019-2020 con respecto a la anterior. Yendo más a lo concreto, la caída en enero es del 13,2%. El objetivo que precisamente persigue el Archipiélago en Fitur es mejorar esas cifras.

La pérdida de asientos no es homogénea y afecta en mayor medida a las conexiones internacionales, 11,7% (726.304 plazas) para todo el invierno y 15,3% (191.703) solo en enero. En los vuelos con la Península, la retracción frena en el 3,1% (59.987) en toda la temporada y en el 6,8% (27.064) este mes.

Tenerife-Sur es el aeropuerto más afectado por el cierre de las bases de Ryanair en lo que respecta a las conexiones con la Península. Desaparecen los vuelos que partían de este aeródromo a Barcelona, Santander, Santiago de Compostela, Valencia y Vitoria. A ellos se suman las rutas que la aerolínea de bajo coste mantenía entre, por un lado, Gran Canaria a Santander y Valencia, y, por otro, la que unía esta última ciudad con Lanzarote.

Los más optimistas opinan que este proceso entra dentro de la lógica que impide al Archipiélago o cualquier destino coleccionar récords de turistas ad aeternum. Sin embargo, el movimiento de retorno a un plano más real siembra la inquietud al desconocerse la profundidad del pozo. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) cifró la pasada semana en un 7% la caída de los resultados para el sector alojativo canario.

En este contexto se produce el anual desembarco de las Islas en Fitur. El primer paso allí será comprobar la temperatura que muestra "la demanda nacional de cara al verano", señala el presidente de la patronal turística de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel), Jorge Marichal.

Habrá que fajarse en primer lugar para recuperar la conectividad perdida con los destinos peninsulares. Es algo que puede ocurrir de manera natural si la demanda presiona en dicho sentido, pero que no sucede actualmente con la celeridad que se desea. Las aerolíneas observan todos los condicionante al detalle antes de mover ficha. Sirva como ejemplo que las Islas aún no se han recuperado totalmente de la quiebra de la compañía Monarch, acaecida en octubre de 2017.

No todo el trabajo se centrará en el mercado nacional. Como el propio Marichal señala, "casi el 60% de los expositores" de Fitur "son internacionales". Su homólogo en la provincia de Las Palmas, José María Mañaricua (FEHT), centra entonces el discurso en evitar el tercer verano consecutivo de pérdida de británicos. "El brexit y una eventual devaluación de la libra serán las claves", afirma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook