15 de enero de 2020
15.01.2020

Canarias salva los muebles y solo pierde 400.000 turistas en 2019

Las Islas encadenan tres años por encima de los 15 millones de visitantes, pero el número se reduce en los dos últimos ejercicios

14.01.2020 | 22:55
Dos turistas en una playa del sur de Tenerife.

El sector turístico canario logró dar carpetazo al complicado 2019 sin daños irreparables. A lo largo del año pasado visitaron las Islas unas 400.000 personas menos que en 2018, una caída considerable pero no alarmante. No en vano, el Archipiélago se mantiene por encima de los 15 millones de turistas por tercer año consecutivo a pesar de que la cifra se ha aminorado en los dos últimos ejercicios. Y a pesar también de la amenaza del brexit, de la desaceleración económica de Alemania y de la quiebra de Thomas Cook. Hay así argumentos tanto para el optimismo como para el pesimismo, pero de momento la consejera Yaiza Castilla prefiere ver el vaso medio lleno.

Fue la responsable autonómica de las áreas de Turismo, Industria y Comercio quien ayer adelantó los primeros datos sobre el cierre del año turístico. Según los cálculos del Gobierno regional, alrededor de 15,1 millones de personas disfrutaron de vacaciones en Canarias durante 2019. Castilla hizo hincapié en que se trata de un cálculo provisional que, como tal, podría variar dentro de unas semanas, cuando la consejería dé a conocer el dato definitivo. No obstante, se da por descontado que las Islas han superado una vez más la cifra simbólica de los 15 millones de turistas, que se rebasó por primera vez en 2017 (de hecho apenas faltaron 24.490 visitantes para llegar a los 16 millones) y que volvió a superarse en 2018. Sin embargo, hay que puntualizar que de 2017 a 2018 se perdieron 415.719 turistas, prácticamente la misma cantidad que se habría perdido entre 2018 y 2019 de confirmarse los cálculos del Ejecutivo regional. Es más, esos 15,1 millones de personas que eligieron el Archipiélago para pasar sus vacaciones son unas 900.000 menos que cuando se batió el particular récord hace tan solo dos años. Aunque aún no se dispone de datos oficiales de cierre del ejercicio, la caída del número de turistas se ha acentuado más si cabe en las islas de la provincia de Las Palmas.

En cualquier caso, Castilla se esforzó para poner en valor la resistencia de la primera industria de las Islas, que con todo ha sido capaz de superar el trance de 2019 con el tercer mayor número de turistas de la historia. La cercanía del adiós del Reino Unido a la Unión Europea, con el consecuente control del gasto de las familias británicas; el frenazo de la locomotora alemana, que incluso coquetea con la recesión; y la quiebra a finales de septiembre del turoperador Thomas Cook, que hasta 2018 traía cada año a Canarias a más de dos millones de visitantes, se conjugaron hasta encender todas las alarmas en el sector, de ahí que esa disminución de 400.000 turistas se dé hasta cierto punto por buena "después de todo lo que hemos pasado". Con todo, en la consejería que lidera Castilla ya están dando pasos para invertir la tendencia y ganar visitantes en 2020.

En esta línea, el Gobierno ha adelantado algo más de 3,3 millones a Promotur, la empresa pública que se encarga de la gestión de la marca Islas Canarias, para lanzar o relanzar (en algunos casos se trata de la segunda fase de iniciativas que ya se habían puesto en práctica) hasta ocho campañas promocionales a lo largo y ancho de Europa y también en Estados Unidos. La idea es llegar al mayor número posible de potenciales turistas ahora cuando se cierra una tercera parte de las reservas de viajes para vacaciones. Enero es así un mes clave, de ahí que la consejería haya decidido adelantar esos 3,3 millones de euros y acelerar en lo posible la estrategia de promoción del Archipiélago. Tanto Castilla como la gerente de Promotur Turismo de Canarias, María Méndez, pusieron énfasis en que es la primera vez que el Ejecutivo autonómico anticipa fondos a la empresa pública, lo que facilitará el trabajo a los técnicos de la entidad. En esos alrededor de 3,3 millones se incluyen tantos fondos propios del Gobierno regional como parte de los 15 millones que el Estado dio a las Islas para ayudar al sector turístico a paliar las consecuencias de la caída de Thomas Cook.

Al margen de las campañas de promoción en los habituales países emisores de turistas hacia el Archipiélago, fundamentalmente Alemania y el Reino Unido, el Gobierno regional intenta que el nombre de Canarias suene cada vez con más fuerza en lugares con un mercado potencial aún por explotar. Así, de las ocho campañas que el Ejecutivo lanzará o relanzará estos días a través de Promotur, dos se llevarán a cabo en Estados Unidos y Hungría, dos de esos países en los que los técnicos del Gobierno y la empresa pública consideran que las Islas pueden arañar visitantes en los próximos años. En el caso del país norteamericano, la promoción se hará específicamente en las ciudades de Boston y Nueva York.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook