12 de enero de 2020
12.01.2020

Los isleños que se van a trabajar fuera cobran un 14% más que en Canarias

Los profesionales que dejan le Archipiélago por un mejor empleo en la Península ganan 213 euros más al mes y superan la barrera de los 20.000 euros anuales

11.01.2020 | 23:28
Varias personas se dirigen con sus maletas a la terminal de salidas del aeropuerto Reina Sofía.

Muchas personas se encuentran en algún momento de su vida en la disyuntiva de aceptar o no esa jugosa oferta laboral que, sin embargo, implicaría hacer las maletas para marcharse a otra región. En el caso de los canarios, irse a vivir a otra comunidad autónoma supone un trance aún mayor, aunque solo sea por los 2.000 kilómetros que separan el Archipiélago de la Península. Pero ¿merece la pena? Aunque cada caso es un mundo, lo cierto es que sí merece la pena, al menos en términos estrictamente laborales. Los isleños que deciden dar el paso y firmar un contrato en otro punto del país (no solo en la Península, también en Baleares, Ceuta o Melilla) cobran sueldos sensiblemente superiores a los que percibían en Canarias. De hecho ganan de media un 14% más, hasta superar ampliamente la barrera de los 20.000 euros anuales, una quimera para la gran mayoría de los empleados del Archipiélago.

La Agencia Tributaria acaba de actualizar su base de datos sobre la movilidad del mercado de trabajo, que ya no solo contabiliza el número de personas que se van de unas regiones a otras, y viceversa, sino que también calcula cuánto suben o bajan sus sueldos. La estadística del organismo recaudador toma como referencia las nóminas de 2017 y 2018, para poder ver así las retribuciones de los trabajadores antes y después de cambiar de empresa. En las Islas fueron 5.637 los asalariados (en todos los casos se trata de empleados por cuenta ajena) que hicieron el petate y dejaron el Archipiélago a cambio de un mejor puesto de trabajo en la Península o las Baleares. En Canarias cobraban un salario medio anual de, exactamente, 18.192 euros anuales, esto es, 1.516 euros al mes. En sus nuevos puestos perciben 20.746 euros al año, o lo que es lo mismo: 1.729 euros mensuales. Por lo tanto, ingresan cada mes 213 euros más de lo que ingresaban en Canarias; 2.554 euros más al cabo del año.

Esa considerable ganancia extra de los isleños que cambian su empleo por otro en la Península también se produce en sentido contrario. Es decir, los profesionales que vienen al Archipiélago desde otros puntos del país también ven cómo sus nóminas suben sensiblemente. Es más, las retribuciones de los 7.043 trabajadores que en el bienio 2017-2018 dejaron su puesto en otros lugares de España para desempeñarse en Canarias aumentaron incluso más que las de quienes hicieron el trayecto en el otro sentido. Esos siete millares de empleados pasaron de cobrar 1.440 euros mensuales a ganar 1.674 en su nueva empresa en las Islas. De 17.283 euros anuales a 20.086, esto es, 2.803 euros más al año. Se da así la circunstancia de que los profesionales que el tejido productivo canario importa de otras autonomías perciben sueldos muy superiores a los de los asalariados locales. ¿Por qué? Porque en general se trata de trabajadores cualificados para tareas de las que apenas hay oferta de mano de obra en la región. Las empresas sencillamente no encuentran los perfiles que necesitan entre los demandantes de empleo del Archipiélago, de ahí que hagan ofertas a profesionales de otras comunidades en las que están infrapagados o comenzando su carrera laboral, de modo que les resulta más fácil convencerlos para venir a trabajar a Canarias.

El informe de la Agencia Tributaria corrobora que es la Comunidad de Madrid, y con mucha diferencia (25.457 euros), la que mejor paga a los asalariados que recibe procedentes de otros puntos de la geografía nacional. Siguen a la región capitalina Cataluña, con 23.444 euros; Galicia, con salarios de 22.976 euros para los nuevos fichajes; y Asturias, con sueldos de 22.826 euros anuales.

Suben los sueldos, pero aún a la cola


La Agencia Tributaria calcula que el salario medio anual en Canarias es de 19.071 euros, según los datos correspondientes a 2018. Una cifra que supone una subida interanual de 1.177 euros, un 6,6% más. El Archipiélago es así una de las cuatro comunidades autónomas en que más creció el sueldo medio de los asalariados (excluidos los trabajadores por cuenta propia o autónomos) entre 2017 y 2018. Sin embargo, y pese a esa considerable subida, es igualmente cierto que las retribuciones de los trabajadores de la región siguen en el furgón de cola del país. Esos menos de 19.100 euros solo están por encima de lo que ganan los murcianos (18.940 euros anuales), andaluces (17.876) y extremeños (16.690). Estas cuatro comunidades son las únicas, junto con Castilla-La Mancha (19.672 euros), en que los empleados por cuenta ajena ganan menos de 20.000 euros al cabo del año. En Madrid cobran una media de casi 28.500 euros; en Cataluña, cerca de 24.600; y en Baleares, prácticamente 21.000 euros, según los datos del organismo público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook