10 de enero de 2020
10.01.2020

Los precios de la gasolina se disparan en la antesala de una nueva crisis petrolera

Los combustibles se encarecen en los primeros días de 2020 al máximo de los últimos siete años | Preocupación en los mercados por la escalada de tensión en el golfo Pérsico

09.01.2020 | 20:12
Una estación de servicio ubicada en La Laguna.

Los precios de la gasolina se han disparado en Canarias a las puertas de una nueva crisis petrolera por el conflicto entre Estados Unidos e Irán. Hay que remontarse a 2013 para encontrar un inicio de año con los combustibles más caros que en estos primeros días de 2020. El coste de los carburantes está en las Islas, por tanto, en máximos de siete años, y no hay ninguna excepción. Llenar el depósito del coche o la moto es más caro que en cualquiera de los seis años anteriores (2014-2019) tanto si se hace con gasolina de 95 o 98 octanos como si se hace con diésel o gasóleo. Pero lo peor aún podría estar por venir. Si el conflicto entre Washington y Teherán no se soluciona, la gasolina seguirá encareciéndose, y no solo porque la república islámica es uno de los diez principales países productores de petróleo, sino, sobre todo, por la situación de inseguridad en el estrecho de Ormuz, que separa el golfo de Omán del golfo Pérsico y por donde circula alrededor de una quinta parte de la producción petrolera mundial.

En los nueve primeros días del año, es decir, hasta ayer, los canarios pagaron por cada litro de gasolina una media de 1,052 euros, en el caso de la gasolina de 95 octanos, o 1,174 euros, en el caso de la de 98 octanos. En cuanto al diésel o gasóleo, el litro cuesta una media de prácticamente un euro (0,999 euros), diez céntimos más, hasta 1,104 euros, si se llena el tanque con gasóleo de última generación. En todos los casos se trata de precios superiores a los máximos del año pasado y sin precedentes en la estadística oficial desde noviembre de 2018. Es más, es la cuesta de enero con los combustibles más caros del último septenio. El litro de carburante cuesta en las estaciones de servicio de la región una media de 1,08 euros (tomando como referencia los precios de la gasolina y el diésel), mientras que en enero de 2019 costaba 1,04 euros y ni siquiera llegaba al euro en el mismo mes de 2015, 2016, 2017 y 2018. En las primeras semanas de 2014, siempre según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, el precio medio también fue de 1,08 euros, como en la actualidad. 2013 fue así el último año que arrancó con los combustibles más caros que en 2020, aunque no mucho más: una media de 1,12 euros por litro.

Tomando como ejemplo el caso de un turismo con un depósito de 65 litros de capacidad y motor de gasolina, llenar el tanque con combustible de 98 octanos costaría hoy en el Archipiélago unos 2,4 euros más que en los primeros días del año pasado. Si el propietario del coche reposta, por ejemplo, tres veces al mes, al cabo de 2020 habrá gastado en carburante casi 90 euros más que en 2019. En el caso del gasóleo, gasoil o diésel, llenar un depósito de igual capacidad (65 litros) saldría dos euros y ocho céntimos más caro que hace un año. En definitiva, Canarias no está libre de sufrir la escalada de tensión en Oriente Medio, ni mucho menos.

Lo cierto es que los precios de los carburantes venían subiendo progresivamente desde el pasado noviembre. Fue entonces cuando las autoridades iraníes decidieron encarecer la gasolina, lo que dio lugar a una oleada de protestas en las calles que se saldó con decenas de muertos y centenares de detenidos. La crisis en Irán, décimo productor mundial de petróleo, se sumó así a las que sufren su vecino Iraq, quinto productor mundial de crudo; Kuwait, noveno; o Catar, undécimo. La evolución de los precios de los combustibles en el Archipiélago responde perfectamente a esa escalada de la tensión (y la violencia) en el Medio Oriente.

De hecho, en el repunte de este inicio de año subyace el conflicto que se ha desatado entre Washington y Teherán después de que Donald Trump ordenara matar a Qasem Soleimani, general de división iraní y comandante de la Fuerza Quds, una unidad de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en guerra no convencional y operaciones de inteligencia militar. Soleimani cayó el pasado día 3 en un ataque del Ejército estadounidense en el aeropuerto de Bagdad. Irán juró venganza y esta misma semana disparó varios misiles contra bases norteamericanas en suelo iraquí. Los mercados reaccionaron el pasado viernes con fuertes subidas del precio del petróleo y de los llamados valores refugio para los inversores, como el oro, el franco suizo o el yen japonés. El miedo se atemperó en los últimos días, sobre todo porque parece que Estados Unidos no responderá militarmente a Teherán, sino con sanciones económicas, pero está por ver si el tráfico de petroleros por el estrecho de Ormuz se ve afectado. A través de Ormuz, uno de los pasillos marítimos más congestionados del mundo, pasa el petróleo de los países del Medio Oriente rumbo Europa, América del Norte y otras zonas de Asia. Si el estrecho se vuelve inseguro, las grandes compañías se verán obligadas a modificar sus rutas, lo que en última instancia puede reducir el suministro y, por tanto, encarecer los combustibles aún más. Según The Wall Street Journal, la brasileña Petrobras y la saudí Bhari ya han suspendido rutas.

De nuevo en Canarias, hay que recordar que los precios de la gasolina son más altos en la provincia de Las Palmas que en la de Santa Cruz de Tenerife. El litro de gasolina 98, por ejemplo, cuesta en la provincia tinerfeña una media de 1,164 euros, mientras que llega a 1,186 en las islas orientales. Y el litro de gasóleo extra vale en Tenerife 1,104 euros y en Gran Canaria 1,106.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook