03 de enero de 2020
03.01.2020

Canarias lidera el alza de las ventas de coches ecológicos

Aunque las compras suben un 64%, apenas cinco de cada cien turismos matriculados en 2019 son eléctricos o híbridos

02.01.2020 | 22:19
Estacionamiento de vehículos eléctricos en el Instituto Tecnológico de Energías Renovables.

El año en que Canarias dio un paso para facilitar la adquisición de vehículos eléctricos o híbridos finalizó con un apreciable avance de las matriculaciones en este segmento del mercado automovilístico que, sin embargo, no ha servido para elevar de forma importante su peso sobre el total del parque móvil de la región. El Archipiélago encabezó en 2019 el incremento de las ventas de turismos sostenibles, superiores en un 64% a las que se registraron el ejercicio anterior, y pese a ello fueron solo 3.075 los vehículos de este tipo que se matricularon, un 5,2% de todos los que se compraron a lo largo del año.

Tampoco sirve la subida experimentada por los coches ecológicos para compensar el descenso que han sufrido las ventas de automóviles, con independencia de su tipología. Las matriculaciones de turismos cayeron en Canarias con más fuerza incluso que en el conjunto de España -un 7,8% frente a un 4,8%-, en lo que supone el primer retroceso del sector desde el año 2012, tanto en el ámbito autonómico como en el nacional, según los datos difundidos ayer por las patronales de concesionarios (Faconauto), fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Las compras de coches eléctricos e híbridos, que antes estaban gravadas con un 3% de IGIC, se encuentran exentas desde el pasado mayo del impuesto indirecto. La misma medida se aplica a la adquisición de vehículos de gas, pero en este caso solo a los destinados a profesionales y el transporte público. El sector cree que se trata de "un buen incentivo" que puede haber incidido en el impulso que ha recibido este año la movilidad sostenible, si bien advierte de que la cifra de vehículos híbridos (2.423) y eléctricos (652) -a los que hay que sumar los 424 movidos por gas- aún es "insignificante". "Todavía no tiene el peso que debería", advierte el presidente de la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica), Rafael Pombriego, quien apunta a la falta de infraestructuras -puntos de recarga comunitarios, sobre todo- como la principal explicación de que el avance del mercado ecológico esté por debajo de las expectativas. El dirigente empresarial se muestra convencido de que este segmento "mejorará mucho en los próximos años".

A pesar de esas limitaciones, los progresos alcanzados en 2019 en las ventas de coches eléctricos e híbridos en Canarias fueron muy superiores a las que se registraron en el conjunto del sector en España, donde las matriculaciones de eléctricos se incrementaron un 50% y las de híbridos lo hicieron un 31%. En cambio, en el Archipiélago se produjo un aumento del 58% en las adquisiciones de híbridos y de casi el doble -el 91%- en los eléctricos. Eso sí, en términos absolutos las cantidades continúan siendo exiguas, en especial en los movidos cien por cien por energía eléctrica. De hecho, y a diferencia de lo que muestran las cifras nacionales, las ventas de híbridos sobrepasan con claridad las de eléctricos.

La confluencia de diversos factores se encuentra detrás del bajón de las matriculaciones totales que tuvo lugar en 2019, que se cifraron en 58.256, frente a las 63.470 del año anterior. Uno de ellos es que en 2018 -que se toma como referencia para la comparación- se produjeron ventas inusualmente altas debido a la necesidad de las marcas de dar salida a buena parte de la producción antes de que entrase en vigor el nuevo protocolo internacional sobre emisiones. Para conseguirlo, el sector puso en marcha atractivas promociones a las que los consumidores respondieron.

La "continua amenaza"

Pero hay más. El presidente de Fredica alude a la "continua amenaza" que pesa sobre el coche diésel, cuyas ventas se han desplomado en España (un 26% menos) y también en Canarias (una caída del 40%). También influye el retraso del consumidor a la hora de decidirse por un modelo eléctrico. La incertidumbre económica y política -con una desaceleración ya patente, posibles subidas de impuestos en España y los efectos de la crisis alemana y el cercano brexit- no contribuye tampoco a dar alas al sector. Y, con todo, el descenso registrado en 2019 no debe conducir al "alarmismo", indica Pombriego. "Ha sido un año malo, pero la situación no es grave. Habrá que esperar a que pasen unos meses de 2020 para comprobar si la caída remite o hay un cambio de tendencia", sostiene. En los primeros momentos del ejercicio, la previsión del sector apunta a una bajada del 2% dentro de doce meses.

Barcelona estrena restricciones


Barcelona vivió ayer su primer día laborable después de la entrada en vigor, el 1 de enero, de la zona de bajas emisiones (ZBE) Rondas de Barcelona, que prohíbe la circulación en su interior a los coches considerados contaminantes -sin etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT)-, lo que afectará a unos 50.000 vehículos, un 20% de todo el parque móvil de la capital catalana, informó Europa Press. La restricción de los vehículos más contaminantes se hará de lunes a viernes, días laborables, entre las 7 y las 20 horas, y la ZBE establece un área de 95 kilómetros cuadrados que incluye los municipios, totalmente o parcialmente, de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Sant Adrià Besòs. La red de transporte público prevé absorber cerca de 170.000 desplazamientos diarios más por la entrada en vigor de la ZBE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook