04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Recaudación histórica del IGIC pese a la rebaja del tipo general

La Hacienda canaria ingresa hasta octubre siete millones más que en 2018

04.12.2019 | 00:49
Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias.

La recaudación por el IGIC sigue batiendo récords a pesar de que el tipo general del impuesto se redujo del 7 al 6,5% el pasado 1 de enero. La medida que el anterior Gobierno regional accedió a poner en práctica forzado por el PP (que condicionaba su apoyo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma a la rebaja del IGIC) no ha impedido que el Impuesto General Indirecto Canario haya dejado más dinero que nunca en las arcas públicas de las Islas en lo que va de año. La Hacienda del Archipiélago recaudó entre enero y octubre 1.336,6 millones de euros por la principal fuente de ingresos del llamado Bloque de Financiación Canario, que incluye también el Impuesto de Matriculación y el AIEM (el polémico Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías). La Agencia Tributaria Canaria ingresó así unos siete millones más que entre el 1 de enero y el 31 de octubre del año pasado, cuando el IGIC le reportó unos 1.329,4 millones.

El nuevo récord en la recaudación por el IVA canario llama especialmente la atención por dos motivos: por un lado, porque se produce pese a esa rebaja de medio punto en el tipo general del impuesto (la mayoría de las entregas de bienes y prestaciones de servicios se gravan con el tipo general); y por otro, y fundamentalmente, porque ha sido totalmente inesperado. Al menos si se tiene en cuenta que la Intervención General de la Comunidad Autónoma había calculado que los ingresos por el IGIC se habían reducido hasta septiembre (solo un mes antes) en unos 200 millones en relación con el mismo período de 2018, esto es, más de un 15%. Sin embargo, tanto el Instituto Canario de Estadística (Istac) como la propia Agencia Tributaria Canaria corroboran el nuevo techo histórico del IGIC.

Exactamente 1.336.632.019,31 euros es la suma que el impuesto indirecto dejó en las arcas regionales hasta el 31 de octubre. Una vez descontados, por tanto, los más de 200 millones de las devoluciones. Para hacerse una idea del volumen de esta recaudación basta con apuntar que ya supera, cuando aún faltan dos meses por contabilizar, lo ingresado en todo 2014. Es más, supera también lo recaudado en cualquiera de los ejercicios anteriores a 2014. En definitiva, otro récord (el enésimo) desde que el Gobierno entonces presidido por Paulino Rivero decidiera a mediados de 2012 subir el tipo general del 5 al 7% para poder capear la crisis económica. Lo que en principio iba a ser una subida meramente coyuntural acabó durando justamente hasta el pasado 1 de enero, cuando entró en vigor la rebaja del 7 al 6,5%.

Aunque el impuesto continúa siendo sensiblemente más gravoso que cuando en 2012 se elevó el tipo general, que aún es 1,5 puntos superior al de entonces, el actual Ejecutivo autonómico tiene decidido subirlo de nuevo al 7%. De hecho, el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, ha calificado en varias ocasiones de "irresponsable" la rebaja de medio punto que el Gobierno en minoría de Coalición Canaria tuvo que aceptar para poder sacar adelante los presupuestos. A juicio del responsable de la Hacienda isleña, no se tuvo en cuenta el frenazo económico, lo que restaría unos 190 millones a las previsiones de recaudación para 2019. Es esta la causa por la que el Ejecutivo quiere recuperar el 7% a partir del próximo año, si bien la recaudación sigue sin resentirse. Hasta ahora, lo que parecía en consonancia con la rebaja del impuesto, los ingresos por el IGIC venían reduciéndose, lo que daba pábulo a los argumentos de Hacienda; sin embargo, los datos al cierre de octubre evidencian un vuelco. Es precisamente esta fluctuación la que lleva al Gobierno a ser cauteloso al valorar las cifras.

Fuentes del Gabinete que preside Ángel Víctor Torres explicaron que la comparación que toman como referencia en el Gobierno no es tanto con lo recaudado el año pasado como con la previsión de lo que se habría ingresado de no haberse rebajado el tipo general del impuesto. Hay que recordar que el Ejecutivo encargó en su día un informe para ver en qué medida la bajada de medio punto en el IGIC trastocaría los ingresos públicos, máxime en un contexto de incremento de los gastos. Fundamentalmente de los gastos en personal por la reducción de la jornada de docentes y sanitarios, aprobada por el Gobierno de CC y tan criticada, por extemporánea, por el actual. En el Gobierno autonómico creen que hay que ser cauteloso al valorar los datos hasta que se produzca el cierre del ejercicio y se conozca la recaudación definitiva por el IGIC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook