20 de noviembre de 2019
20.11.2019

Gobierno y alcaldes ultiman el reparto de los fondos de empleo

El SCE recibe 716.000 euros adicionales por el aumento de las ayudas para elevar el salario mínimo en los centros especiales de empleo

19.11.2019 | 23:41
El viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, y la consejera Carolina Darias, ayer en la reunión en Madrid.

El Gobierno de Canarias no tiene ninguna preocupación por los efectos que la incertidumbre política en el Estado y las dudas sobre la conformación a corto o medio plazo de un Gobierno puedan tener sobre el futuro de los fondos estatales que recibe la Comunidad Autónoma en materia de políticas activas de empleo, uno de los ejes de actuación del Ejecutivo regional. Esos fondos, y en particular los 42 millones del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC) que reciben las Islas anualmente para compensar su especiales dificultades estructurales y su alto nivel de desempleo, no están en riesgo y no van a estar condicionados en ningún caso a la coyuntura política.

Este fue el mensaje que ayer lanzó la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Carolina Darias, tras asistir por primera vez desde que ocupa ese cargo a la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales que coordina las políticas en esta materia entre el Estado y las comunidades autónomas y que ayer trazó las líneas básicas de algunos de los programas y proyectos para el año próximo. Darias dio por hecho que la dotación del PIEC para el 2020 está fuera de toda duda independientemente de las circunstancias que rodean en estos momentos la constitución de un nuevo Ejecutivo central, y apeló a la normativa que lo recoge como obligación de las políticas estatales para con Canarias a través de las reformas de hace un año del REF y del Estatuto de Autonomía.

"Canarias no tiene ninguna preocupación de que el PIEC esté en riesgo por la situación política", aseguró ayer la consejera. Según explicó "los planes integrales de empleo no están en ninguna situación de incertidumbre, son una realidad y están recogidos a nivel normativo en las reformas del REF y del Estatuto del año pasado", por lo que considera que hay "absoluta certeza y seguridad sobre el PIEC como una herramienta básica e importante, dotado con 42 millones, que para Canarias significa muchísimo, especialmente para actuar en políticas activas que nos permita mejorar la empleabilidad".

Darias avanzó que tras la firma del convenio del PIEC para este año y la transferencia de los 42 millones el pasado septiembre, la consejería y los ayuntamientos implicados en la elaboración y ejecución de los programas y proyectos a que se destinan están a punto de concluir los concursos para el reparto y asignación de los fondos. "Estamos ultimando el PIEC del 2019 con algunos proyectos novedosos", afirmó ayer la consejera antes de mencionar algunos de los programas con los que los responsables de la gestión de esos recursos tratan de reducir el paro en las Islas sobre todo en los colectivos con mayores dificultades de acceder al mercado de trabajo.

La formalización del PIEC se produjo este año, en septiembre, casi un mes antes que en las anualidades anteriores, lo que en teoría ha dado un mayor margen al Servicio Canario de Empleo y a las administraciones isleñas -los ayuntamientos, fundamentalmente- para preparar las convocatorias, que deben lanzarse durante este ejercicio aunque se puedan ejecutar hasta el último día de 2020.

Los fondos del PIEC se suman a los 155 millones de euros que ha recibido Canarias este año para poner en práctica políticas activas de empleo, nueve millones más que el año pasado y que ayer se amplió en 716.724 euros por el incremento del 50 al 55 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de las subvenciones destinadas al mantenimiento de puestos de trabajo de personas con discapacidad severa contratadas en centros especiales de empleo, según acordó ayer la Conferencia Sectorial.

Darias destacó ayer dos de los programas más importantes que se desarrollarán bajo el paraguas del PIEC y cuyo reparto está a punto de culminar con las corporaciones locales. En primer lugar se refirió al plan de empleo social Reincopora-T, con el que se pretende favorecer la integración laboral de la población de mayor edad, así como el proyecto de formación en certificados de profesionalidad con alternancia en el empleo, que dará prioridad a las especialidades vinculadas a la economía azul -las energías renovables, pesca, acuicultura, turismo costero y marítimo, el transporte marítimo o las formas de energía oceánica-.

Este programa está dotado con 30 millones, 20 de ellos con cargo al propio PIEC y 10 aportados por el Gobierno regional.

También se refirió al plan de choque contra el abandono escolar temprano, que proporcionará formación en competencias claves a los alumnos que han abandonado sus estudios. De esta manera, podrán acceder a certificados de profesionalidad. Además, los jóvenes que hayan dejado las aulas tendrán la oportunidad de formarse en habilidades básicas y avanzadas en materia digital y de idiomas. "Ninguna preocupación, sino al contrario, máxima expectativa para que el PIEC empiece a desplegar todos sus efectos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook